Páginas vistas en total

martes, 6 de marzo de 2012

expresando marcada preocupación por el clima de inseguridad que se vive en Bolivia OPINION advierte de peligrosos aspectos que están en juego.

A pocos días del asesinato de dos periodistas de la ciudad de El Alto, en La Paz, un grupo de vecinos golpeó y quemó a un presunto delincuente de quien dicen fue encontrado de manera flagrante robando una casa. Se trata de un linchamiento, es decir, de una acción al margen de la ley en la cual grupos de vecinos toman la justicia por propia mano cometiendo a su vez un crimen que está penado en la legislación vigente.

Días antes y en una masiva marcha de protesta los pobladores de El Alto habían pedido públicamente la pena de muerte contra los denominados “cogoteros” que asesinan a personas que abordan taxis, aunque la protesta general fue contra el evidente aumento de la ola delictiva que aterroriza a los alteños y que se extiende a otras ciudades del país, principalmente del eje troncal.

Este contexto que está caracterizando una peligrosa situación en El Alto de La Paz, no puede ser analizado como una hecho circunstancial porque confluyen una serie de antecedentes y casi todos ellos tienen que ver con la falta de seguridad ciudadana en una ciudad donde los crímenes como atracos, robos, asesinatos y otros se han convertido en hechos que han rebasado la acción policial.

A todo esto se añade el anuncio en sentido de que el Gobierno presentará un plan para organizar un consejo de seguridad ciudadana con la participación de los vecinos, o sea que los mismos pobladores organizados mediante brigadas se ocupen de la vigilancia y seguridad de los barrios.

De todo esto se puede colegir que la inseguridad ciudadana en aquella ciudad, como en otras del país, está ingresando a un punto de extremo peligro donde la norma legal puede empezar a ser relegada en un ámbito donde los vecinos asuman acciones propias de la Policía. Es necesario en estas circunstancias analizar con mucho cuidado y serenidad sobre el pedido que los alteños expresaron en la marcha del pasado viernes sobre la necesidad de un referéndum para aplicar la pena de muerte contra los asesinatos, una figura que ha sido desplazada desde hace años del Código Penal y desde luego que no contempla la Constitución Política del Estado. La vigencia de la pena de muerte está reconocida sólo en algunos estados de Estados Unidos y en países donde existen regímenes autocráticos. En Bolivia no sólo que disposiciones legales la excluyen como pena máxima sino que el país ha firmado convenios internacionales que garantizan que esta medida no podría ser adoptada en la legislación nacional.

Otro aspecto que no puede ser aceptado sin un análisis profundo es la participación organizada de ciudadanos en la seguridad, pues esto engloba riesgos que en determinado momento pueden ingresar a un descontrol social. Otra cosa es la prevención ciudadana en tareas de seguridad. La Policía es la institución que tiene el mandato constitucional de otorgar seguridad, de encargarse de preservar el orden público de otorgar garantías a los ciudadanos sobre su integridad física y sus bienes.

Mientras la ola delictiva se profundiza como un fenómeno social que parece no tener soluciones concretas, aún queda pendiente el nuevo plan de seguridad ciudadana cuyas directrices centrales fueron planteadas en una denominada cumbre que se desarrolló hace algunas semanas en la ciudad de Santa Cruz. Una vez más la población espera su aplicación aunque en un ambiente tenso, de temor y de impaciencia ciudadana.

sábado, 3 de marzo de 2012

OPINION ofrece esta crónica acerca de la salud de SEEM en expresiones del médico Mauricio García Linera, hermano del Vice

Las molestias de salud del presidente Evo Morales han requerido que el Mandatario sea intervenido quirúrgicamente en dos ocasiones desde que asumió la Presidencia el año 2006. 

La primera intervención se le realizó el 3 de febrero del 2009 en La Paz. 

Médicos cubanos le realizaron una septoplastia u operación para enderezar el tabique nasal. 

La segunda intervención quirúrgica a la que se sometió el Presidente fue el 6 de noviembre del 2010 en la rodilla. 

Morales apasionado y aficionado al fútbol fue operado de la rodilla izquierda y también tuvo que ser sometido a un tratamiento de recuperación motivo por el cual se alejó de sus actividades como autoridad durante siete días. 

Esta última operación fue realizada en la clínica Los Olivos, donde muchas autoridades y amigos pudieron visitarlo. 

El médico Mauricio García Linera, que le realizó los controles rutinarios ayer, indicó que el Mandatario no siente molestias en la rodilla operada y que continúa jugando partidos de fútbol sin ningún problema. 

El galeno agregó además que los médicos cochabambinos y bolivianos están agradecidos con el Primer Mandatario por ser el primer presidente que confía su salud en profesionales bolivianos. 

Refirió que mandatarios como Gonzalo Sánchez de Lozada y Jaime Paz Zamora se realizaban controles de salud en hospitales del extranjero. 

jueves, 1 de marzo de 2012

Esteban Farfán desde El Chaco nos refiere "las movidas por la seguridad de SEEM", de cientos, quizá miles de soldados en apronte guerrero cual se tratase de un ejercicio de guerra. Valioso el aporte de Farfán a la Comunidad boliviana.

El día martes 28 de febrero desde las primeras horas de la mañana se ha cerrado el tránsito en la Ruta nacional Villamontes – Tarija en el tramo Villamontes –Palos Blancos porque al medio día el presidente del Estado Plurinacional Evo Morales iba a aterrizar en la pista de Petrobras (Palos Blancos) a inaugurar el tercer tren (para aumentar la producción de líquidos de 16.900 a 20.000 barriles p/día de la planta de gas) en Sábalo (Campo San Antonio), operado por la empresa transnacional Petrobras.
Para los que no conocen el Chaco, la pista de Petrobras se encuentra a 80 kilómetros de Villamontes, a una distancia importante, sin embargo, lo que ha llamado poderosamente la atención es la presencia de una enorme contingente de militares armados (de Villamontes y Yacuiba) hasta los dientes, en apronte y pertrechados como si estuvieran en guerra, hicieron la toma de todo el camino desde el puente Cap. Ustárez hasta Palos Blancos, imposibilitando que vehículo particular transite, haciendo revisiones exhaustiva a todo lo que se movía. Dentro del Campo San Antonio los militares han tomado el control de todas las bases de comunicación, encerraron a todos los trabajadores en sus habitaciones prohibiéndoles el tránsito fuera de ellas hasta que pasen los actos oficiales de inauguración. Revisaron minuciosamente todos los lugares por donde el Presidente transitaría.
Esta actitud abusiva de amedrentamiento de los militares ha causado muchísima molestia/inquietud en los comunarios de La Central, Timboysito, Isiri, Tres Pilares, porque usan todos los días este camino para realizar sus actividades. Los transportistas también hicieron conocer su disgusto los transportistas, porque desde las 06:00 de la mañana hasta las 18:00 horas estuvieron bloqueados, impedidos de hacer uso del camino porque éste estaba tomado por los militares que se encontraban armados. Un perjuicio innecesario de proporciones.
Había militares en todo el recorrido del camino, y francotiradores en lugares específicos camuflados apuntando a todo lo que se movía. El presidente no hizo uso de este camino porque llegó directamente a la pista de Petrobras en Palos Blanco y de ahí está a pocos kilómetros la Base del Bloque San Antonio, lugar donde se desarrollaron los actos. Hubiera sido muy provechoso que el Presidente haya recorrido por el angosto para que verifique in situ cómo se encuentra este camino nacional administrado por la ABC. Cada vez hay cortes por los derrumbes, y la ABC tarda ms de un día en habilitarlos, además se trata de una ruta de alto riesgo por la falta de mantenimiento.
La paradoja es que cada vez se succiona más los recursos naturales de las entrañas del Chaco, pero la situación económica, social, productiva de la región no cambia. Este camino ha sido abierto en año 1932 (Guerra del Chaco), a punta de picota y combo, y desde ese año el trazo no ha cambiado mucho. Lo curioso es que el presidente Evo festeja cada vez que se aumenta la exportación de gas natural húmedo (materia prima, más los líquidos) sin industrializar el mismo. Un comunario me dijo que no podía creer “cómo Evo Morales ha cambiado tanto, cuando antes postulaba la industrialización del gas antes de seguir vendiendo materia prima como siempre ha sucedido históricamente en el País. La situación no ha cambiado, aquí no hubo nacionalización, Petrobras sigue siendo la dueña y señora de nuestro gas y hace lo que le da la gana aquí como antes, con la complicidad del Gobierno, esto no puede ser, es una vergüenza, hemos sido engañados”
¿Que pretendía el presidente Morales con este tipo de actitud? ¿No sabe el Presidente que los comunarios circundante del Bloque son personas pacificas y que aquí no hay terroristas sueltos que buscan hacerle daño? ¿Qué necesidad hubo el de militarizar desde Villamontes hasta Palos Blancos si no usaría esa vía? ¿El Presidente padece de alguna paranoia que no le permite desplazarse si no hay la presencia física de militares pertrechados? ¿Se busca intimidar/amedrentar/asustar deliberadamente a la población?
Más pareció una actitud de intimidación, que de seguridad porque en estos lugares es improbable alguna acción contra su Excelencia. Este tipo de acciones temerarias producen reacciones de reproche de parte de la sociedad. He conversado con varios comunarios afines al Presidente y se han mostrado molestos/contrariados/indignados por esta actitud intimidante. Ha causado ofensa el uso excesivo de la fuerza sicológica. Muchos de ellos no podían creer cómo un Presidente que fue campesino actúe de manera prepotente y dominadora.
En otro artículo, escribiré sobre la penosa/lúgubre/tétrica situación en la que se encuentran los comunarios que viven alrededor del Campo San Antonio, los que pisan todos los días las entrañas que guardan las reservas del gas que sostienen económicamente al País. Son los que menos reciben como beneficio de las regalías, porque los mismos se quedan en Tarija (la capital) y en las capitales de los municipios del Gran Chaco, menos en los lugares de donde salen los recursos. No tiene agua, ni energía eléctrica, ni salud, ni agua potable, ni caminos, ni apoyo del Estado a sus iniciativas productivas. Están librados a su suerte. Las empresas petroleras transnacionales cometen todo tipo de abusos sin que nadie los defienda. El Estado también abusa de ellos, como en esta ocasión. Siempre los más débiles siempre se llevan la peor parte. (Yacuiba 29/02/12).

ESTEBAN FARFÁN ROMERO, es periodista, analista político y docente.