Páginas vistas en total

lunes, 30 de junio de 2014

por una vez no concordamos con El Deber, las causas para el comercio informal pasan también por la educación, por la falta de una visión realista entre la población, no aceptan empleos normales, especialmente en los servicios y se van a la informalidad sin horario, sin disciplina, sin regla alguna...este aspecto importante además de los marcados por el Diario Mayor.

Recrudece un problema de vieja data: el comercio informal. Las vías aledañas, áreas verdes y espacios de circulación de casi todos los mercados y centros de abastecimiento de la ciudad están siendo invadidos por hordas de comerciantes que venden su mercadería al margen de la legalidad.

Su masiva presencia y creciente poder gremial amenazan incluso con adquirir visos de institucionalidad, sin que exista un plan integral para lidiar con ellos.
La falta de empleos estables y bien remunerados, la migración campo-ciudad, los bajos niveles de educación en ciertos segmentos poblacionales, las dificultades para registrar un negocio y el contrabando son algunas de las causas que empujan a la gente a ganarse la vida como vendedores informales. Tales características hacen que la problemática deba ser resuelta desde múltiples estamentos de la sociedad. 

Ya no bastan los operativos municipales de desalojo –con decomiso de mercadería incluido– para poner orden, para controlar, para evitar la proliferación de esta informalidad que trastorna la ciudad de muchas maneras.
Se puede empezar, por ejemplo, concienciando al consumidor de los riesgos y daños que provoca su decisión de favorecer con su compra al comercio informal en desmedro de los negocios legalmente establecidos. Atraído por bajos precios, el consumidor prefiere comprar al vendedor ambulante, pero ignora que el producto que adquiere puede resultar de mala calidad y que no tendrá derecho a reclamo alguno. Hay que promover la idea (y que se convierta en realidad) de que las compras legales otorgan protección y ganancias mutuas a vendedores y consumidores.

En el frente institucional, mucho se puede hacer para que los comerciantes informales decidan regularizar su situación jurídica. La simplificación de trámites de registros comerciales, tributarios y de licencias de funcionamiento sería un buen comienzo. Ni qué decir de políticas gubernamentales que fomenten la creación de empleos de calidad, capaces de atraer a gente que –en su necesidad– se inclina por el autoempleo precario de la venta callejera. El comercio informal, por su falta de sujeción a toda norma establecida, suele estar asociado a actividades delictivas como el robo, el contrabando, la evasión fiscal y la alteración del orden público. De ahí que este creciente mal, capaz de hacer colapsar numerosas zonas de la ciudad, debe ser encarado integralmente desde las instancias correspondientes, con acciones preventivas, disuasivas y correctivas

Consejo Editorial: Pedro F. Rivero Jordán, Juan Carlos Rivero Jordán, Tuffí Aré Vázquez, Lupe Cajías, Agustín Saavedra Weise y Percy Áñez Rivero

miércoles, 25 de junio de 2014

Juan Iganacio Ibarnegaray escribe que Cristina Fernández ha confirmado que Argentina se encuentra en recesión. El Mundo ofrece la crónica completa con cifras oficiales de la economía Argentina.

Tras pasar varios meses negando el evidente frenazo de la actividad económica que muchos argentinos diagnostican porque lo padecen día a día, el gobierno de la presidenta peronista Cristina Fernández, viuda de Kirchner, ha confirmado oficialmente que Argentina se encuentra en recesión.
El PIB se contrajo un 0,8% durante el primer trimestre con respecto al mismo periodo del año anterior. El último trimestre de 2013 también había arrojado números negativos, un 0,5%. En consecuencia, las dos crisis trimestrales consecutivas arrojan técnicamente al país a la recesión.

Los datos provienen del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), que desde 2007 está intervenido por la Casa Rosada y maquilla las cifras económicas y sociales a conveniencia del gobierno, aunque últimamente desaceleró ese 'dibujo' por la exigencia del FMI de no falsear las cifras.
La retracción económica se debe fundamentalmente a la reducción de las importaciones de bienes y servicios reales de un 3,8%; la caída de un 6,4% en las exportaciones de bienes y servicios reales; y la baja del consumo privado un 1,2 %, según el INDEC.
Ese gris escenario está enmarcado, además, por la devaluación del peso un 23% en enero pasado, la inflación rampante, que los economistas estiman en un 35% promedio anual, y la caída del poder adquisitivo de los salarios, que se ajustaron por debajo del IPC.

Descenso en todos los sectores

La caída del nivel de actividad coincide con un período en el que se deterioraron todas las variables económicas, con bajas pronunciadas en la construcción y en la industria, especialmente en el sector automotor.
Como las ventas de automóviles y motocicletas han caído en torno al 40%, por ejemplo, la presidenta Fernández lanzó el lunes un plan de créditos oficiales para alcanzar el kilómetro 0. Son préstamos a tasas de interés de 17% a 19%, subsidiados por el erario público.
El retroceso también está vinculado con la disminución en el ritmo de inversión, que apenas es del 16,7% del PIB. Si bien mostró un avance de 6,9% en equipos durables de producción, se exhibió una caída de 3,2 por ciento en construcción.
El Gobierno aseguró este martes que "se verá potenciado el consumo" y "la inversión", al tiempo que habrá "tendencia al crecimiento", a pesar de que el índice de actividad de la economía cayó un 0,2% en el primer trimestre del año.
"Se dan las condiciones, con los estímulos correspondientes, desde electrodomésticos en materia de bienes durables o de vehículos, con incentivos desde el punto de vista crediticio y precios, para la propensión a una tendencia al crecimiento de la actividad económica", dijo el jefe de gabinete Jorge Capitanich.
Pero los consultores económicos particulares vaticinan que el rumbo de la economía de Argentina depende de que el gobierno alcance un acuerdo con los acreedores denominados fondos 'buitre', que ganaron un juicio multimillonario en los Estados Unidos y han dejado al país al borde de una nueva cesación de pagos.

sábado, 21 de junio de 2014

de solo repasar su texto sobre "pucheros y puche", me asaltan unas ganas terribles de buscar en la llajta, la sazón, la variedad, los deleites sin fin que nos procuran las platitos auténticos, que por desgracia van siendo cada vez mas escasos frente a tanta "comida basura" que se expande por doquier. Ramón Rocha.

Vez que como un buen puchero, vuelvo a preguntarme qué sería de este platillo abundante sin la generosa ración de ají amarillo que lo corona. ¡No tendría gusto! Pero es, al parecer, una conclusión poco reflexiva, pues el puchero tiene un largo linaje en el Viejo Mundo porque desciende del puche, la olla peninsular, la olla podrida, tan citada por los escritores y poetas del Siglo de Oro, que no vendría a significar “descompuesta” sino “poderida”, “poderosa”, según aclara Beatriz Rossells en su inolvidable y docto examen de tres recetarios charquinos, por decirlo así, de los siglos XVIII y XIX.
Este servidor venturoso porque tiene un yerno extremeño y cocinero de los mejores del Reino, tuvo la dicha de saborear una olla preparada por manos peninsulares, y no extrañó el ají, y apreció con enorme placer los sabores rotundos del tocino y el garbanzo, entre otros ingredientes. Covarrubias, el del siglo XVII, diría sin duda: Ollas, las de antes, pues contenían carnero, vaca, gallinas, capones, longaniza, pie de puerco, ajos y cebollas. Sancho Panza dice “que mientras más podridas son, mejor huelen”; Don Quijote la tenía en gran mérito pues “aquel platonazo”, como lo llamaba”, era el favorito de reyes, canónigos, rectores de colegios y campesinos recién desposados. El “Arte de cocina, pastelería y bizcochería”, de Francisco Martínez Montiño, cocinero mayor del rey, aconseja cocinarla con gallina, vaca, carnero, un pedazo de tocino magro, palomas, perdices, zorzales, solomillo de puerco, longaniza, salchichas, liebre y morcillas; cecina, lenguas de vaca y de puerco, orejas y salchichones; verduras, berzas, nabos, perejil y yerbabuena.
La opulencia de la olla real no tuvo parangón en la olla del pobre; quizá por eso Alonso Quijano comía a diario una “olla con más vaca que carnero”, tan diferentes de la olla opulenta de las bodas de Camacho, cuyo cocinero decía una frase inolvidable: Este día no es de aquellos sobre quien tiene jurisdicción el hambre. Más pobre aún era la olla del Licenciado Cabra, maestro del Buscón, mi libro de cabecera escrito, cómo no, por Quevedo, “el poeta del hambre”: caldo en escudilla de madera donde flotaba un garbanzo huérfano, un nabo aventurero y tan poco carnero que dejaba descomulgadas las tripas.
Nuestras culturas aportaron un ingrediente fundamental en el actual cocido: la papa (que por cojudos los españoles llaman patata); además del tomate, el ají (guindilla, otro nombre cojudo), el pimentón y el chocolate. La papa llegó a la Península en 1540 y le pusieron patata cruzando papa con batata; los franceses controlaron el hambre de los pobres con papas durante la Revolución Francesa; los ingleses extendieron su uso entre los pobres de Irlanda y a poco se extendió como el maná en Europa del norte y del este.
El puchero nuestro tiene ají amarillo sobre arroz con garbanzos; kawi cocido o frito; costillar de cordero y chorizo fritos; repollo y papas blancas; y una suculenta llajua de locoto, quilquiña, suico y cebolla blanca picada en cubitos.
El autor es cronista de la ciudad.

viernes, 20 de junio de 2014

bastante benigna, generosa en sus percepciones sobre Evo, Lupe formula sin embargo preguntas quisquillosas.quién financia a Rigoberta "el adorno masista", la movilización de miles de masistas a SC, el equipo propagandístico del Gobierno lo cubrió todo privilegiado. poca importancia a Mugabe y Maduro (Lupe favor leer a Peñaranda)

La oposición se aplazó al comentar asuntos menores en vez de llamar la atención de la llegada de mandatarios que simbolizan la violación de los Derechos Humanos
Se acaban poco a poco los ecos de la Cumbre Extraordinaria del G77 + China realizada la pasada semana en Santa Cruz de la Sierra, con amplios saldos favorables y una alta calificación para su presidente Evo Morales Ayma. Ahora queda evaluar otros asuntos que preocuparon a la ciudadanía, como el detalle de los gastos.
El mandatario uruguayo José Mujica llamó la atención de la trampa en la que caen los países en desarrollo y los nuevos ricos en imitar el despilfarro del capitalismo salvaje que daña al planeta y también a las sociedades. ¿Hubo despilfarro en la cita internacional o hubo necesaria inversión?
Nadie invita sin limpiar al menos su sala y comedor y, como dicen los anarquistas, una cosa es ser pobre y otra es ser miserable. Partir el pan y compartir el vino es comulgar entre todos. Sin embargo, una de los asuntos pendientes es la rendición de cuentas de lo gastado, cuya cifra asciende según algunos cálculos a unos 75 millones de dólares.
Muchos mandatarios se refirieron a la necesaria transparencia en la administración pública y la consigna debe reflejarse en hechos. El ministro Luis Arce prometió pedir cuentas y ese despacho es el más adelantado en el acceso a la información pública. Por ello esperamos conocer detalles como ser la adjudicación de obras mayores (inversiones concurrentes en infraestructura que quedará) y en contratos para mobiliario, computadoras, servicios. Por ejemplo, por qué se trajeron traductores inexpertos en vez de experimentados bolivianos, calificados internacionalmente.
El asunto de los pasajes debe estar expuesto caso por caso. ¿Quién le paga pasajes, viáticos, estadía a Rigoberta Menchú cada que viene, casi como adorno? ¿Quién financió la movilización y alimentación de miles de masistas que asistieron al estadio Tahuichi? El equipo de campaña del partido gobernante gozó del privilegio de estar en todos los actos masivos y también en la plenaria reservada a los diplomáticos.
Por otro lado, la oposición se aplazó al comentar asuntos menores y en desconocer la importancia para Bolivia como sede del megaencuentro, en vez de llamar la atención de la llegada de mandatarios que simbolizan la violación de los Derechos Humanos. Pasó desapercibido el tristemente célebre Robert Mugawe y el propio Nicolás Maduro, ambos represores de sus pueblos a nombre de una “lucha antiimperialista” o de “complots de la derecha”. Querer invitar al ruso Vladimir Putin es acabar con el espíritu que alentó a los NO alineados y al G 77 en los años 60.
La autora es periodista

jueves, 19 de junio de 2014

Raúl Peñaranda quisiera exponer lo positivo de "la cumbre" pero Raúl no pudo llegar lejos. siente la frustración por el homenaje brindado a dos dictadores los más sanguinarios y corruptos del mundo. Raúl describe sus "méritos" que fueron "reconocidos por Evo y su élite masista".

Intenté escribir esta semana una columna “positiva” sobre la cumbre de presidentes del G-77. Quería decir por ejemplo que el Gobierno organizó la reunión internacional más grande realizada en Bolivia, que les ha mostrado a los asistentes que Santa Cruz es una ciudad vibrante, que el país goza de bonanza económica (como no lo van a saber, si se los trajo pagándoles hasta los viáticos y les regalaron joyas de oro a los presidentes que llegaron) y que la estabilidad política no está en duda. Quería señalar también que el Gobierno invirtió casi 150 millones de bolivianos en obras en favor de Santa Cruz.
Deseaba seguir intentando encontrar otros aspectos positivos, pero hasta ahí llegué. El extenso documento aprobado por el centenar de delegados no establece ni una sola acción (como era previsible) que indique que Bolivia liderará “lo que podemos denominar una ‘agenda de Gobierno mundial post Milenio’” como tan entusiastamente anunció el vicepresidente Álvaro García Linera. No. Todos los 242 puntos del documento empiezan con frases tipo: “tomamos nota”, “saludamos”, “no descartamos que” y “recordamos que” entre otras cosas por el estilo. Así que el paraíso internacional no ha empezado todavía. Tal vez en la próxima cumbre…
Pero no puedo dejar de gritarle al mundo en esta columna la frustración que siento por el hecho de que mi país (y mi Gobierno, al final) hayan homenajeado, durante la visita, a dos de los dictadores más sanguinarios y corruptos del mundo: Robert Mugabe, de Zimbabue, y Teodoro Obiang, de Guinea Ecuatorial. Las autoridades se dicen de izquierda, se dicen progresistas, se dicen renovados pero no dudan en abrazarse con lo peor de la política mundial. Mugabe, que tiene 90 años, gobierna su país desde 1980; al principio fue un héroe de la independencia de su país y de la lucha contra el poderío blanco. Pero pronto Mugabe mostró su verdadera cara: pidió ayuda a Corea del Norte para formar una Policía secreta, asesinó a 20.000 personas de la etnia Ndebele, rival a la suya, metió a miles de universitarios opositores a las cárceles y erradicó la libertad de expresión y de prensa.
Organismos de derechos humanos lo acusan de persecución política, tortura, fraude electoral, desapariciones forzadas, enriquecimiento ilícito y acoso a homosexuales (a quienes calificó como “peores que cerdos y perros”), sólo por nombrar unos cuantos delitos. Su régimen de terror se refleja claramente en los asesinatos de Dadirai Chipiro, esposa del líder opositor Patson Chipiro, y de Pamela Pasvani, esposa de un candidato contrario al régimen, Brian Monhova. Por separado, ambas fueron rodeadas por las milicias de Mugabe, quienes primero les cortaron pies y manos y luego les rociaron gasolina y las quemaron vivas. El hijo de seis años de Pamela (de 21 años y que estaba embarazada cuando fue asesinada) murió quemado junto a su madre.
Menos conocido pero igualmente execrable es Obiang, presidente de su país desde 1979, el dictador actual que está más tiempo en el poder. Aparte de la aniquilación de la oposición y la violación de los derechos humanos, Obiang es sobre todo conocido por su angurria de poder y dinero. El fraude es tan asqueroso que gana las elecciones con el 98 por ciento de los votos y, según denuncias de activistas de derechos humanos, en algunas mesas de votación recibe más del 100 por ciento de los sufragios. De cien miembros del Parlamento, 99 son de su partido y la Constitución le permite aprobar leyes por decreto.
No existe un solo diario en ese país y los pocos canales y radios le pertenecen a Obiang directamente, o a sus familiares y aliados. La radio estatal lo declaró “Dios” hace unos años y defendió el derecho que él tiene de “matar a cualquier persona, sin posibilidad de presentarse ante juicio ni de ir al infierno”.
Obiang decidió hace unos años depositar 500 millones de dólares de las reservas estatales de su país en una cuenta bancaria a nombre suyo “para evitar la corrupción de otros funcionarios”. Como recordó hace un tiempo Pablo Stefanoni, tanto le ha robado Obiang a su pueblo mediante contratos petroleros, que Teodoro Nguema, su hijo mayor, que es vicepresidente y que se cree heredará el cargo de su padre, gastó diez millones de dólares en un fin de semana en Sudáfrica, según la prensa de ese país, en comprar autos lujosos y cientos de botellas del mejor champagne francés. Teodoro hijo, llamado Teodorín en su país, es propietario de dos mansiones en Sudáfrica avaluadas en cinco millones de dólares, un condominio en California, que cuesta 31 millones de dólares, y en su palacio en Guinea tiene más de 30 autos de lujo (Bugattis, Lamborghinis y otros), a un precio total de 20 millones de dólares. Compró un edificio en París avaluado en 130 millones de dólares, que las autoridades de ese país luego confiscaron.
Desaparecidos Pinochet y Stroessner, Mugabe y Obiang son los símbolos mundiales del oprobio, del abuso y de la traición a las ideas originalmente defendidas. ¡Y el Gobierno, con la plata de todos los bolivianos, les regaló joyas de oro puro!
No sigo porque tengo náuseas.

domingo, 15 de junio de 2014

Susana Seleme explaya en "la cumbre millonaria" no sabemos cuánto gastó Evo en pasajes, estadía y viáticos de invitados y funcionarios. feriados,cierre de calles avenidas. 80 millones para mejorar la sede. la declaración "un saludo a la bandera" "reeleccionismo mágico" este eternizarse de los regímenes en base a la mentira y el fraude...duras expresiones, aunque verdaderas.

Acontrapelo de la opinión de analistas y portavoces del régimen que preside Evo Morales, la Cumbre del G-77 + China fue un pretexto para gastar una millonada de dinero en propaganda política para su campaña electoral dentro y fuera del país, como anfitrión y presidente-candidato. Fiel a su talente autoritario que no rinde cuentas, no sabemos cuánto gastó en pasajes, estadía y viáticos de invitados y funcionarios, siempre a costa del erario. Ya podría el régimen haber atendido tan generosamente al inundado departamento de Beni.

Merced a ese talante, decretó dos días feriados, con cierre de calles y avenidas en la ciudad de Santa Cruz, sede de la cumbre. Sí se sabe que aquí se gastó $us 80,4 millones para dejarla algo mejorada. Son mejoras de poca trascendencia frente a vitales necesidades de desarrollo humano para dotar de adecuada infraestructura a hospitales y centros de salud, agua potable, alcantarillado y arreglo de calles en la pobre periferia urbana, que se inunda cada vez que llueve. Las mejoras en la capacidad hotelera citadina y otros arreglos, seguramente paliaron el desempleo y la informalidad, aunque con trabajos temporales y precarios.

La declaración de la cumbre no es vinculante y, por lo tanto, será una más, como otras tantas. Hoy se debe recordar que el actual G-77 tiene su origen en el Movimiento de Países No Alineados (Belgrado, septiembre de 1961), entonces equidistantes del capitalismo del libre mercado y del socialismo comunista, pero “impulsados por la Unión Soviética en el contexto de la Guerra Fría”, como explica el expresidente Jaime Paz Zamora (El Día,10.06.14). 

Lejos de esos tiempos y con una realidad multipolar y heterogénea, ¿a qué frente económico-ideológico responden los gobiernos populistas de Nicolás Maduro, en Venezuela; Daniel Ortega, en Nicaragua; Evo Morales, en Bolivia, y Rafael Correa, en Ecuador, entre otros presentes en la cumbre? Al ‘releccionismo mágico latinoamericano’, afines al socialismo del siglo XXI, o ‘unitario’ que le llaman ahora, pero todos capitalistas, que violan constituciones e instituciones, como el Poder Judicial y los órganos electorales, y convocan elecciones para su reproducción en el poder indefinido o de larga duración.

Las elecciones les sirven para tener un imprescindible barniz democrático, aunque manipulan el voto con trampas en padrones y circunscripciones electorales, con ‘acarreos’ de gente de un lugar a otro, amén de excluir a más de 700 perseguidos y exiliados por razones políticas

viernes, 13 de junio de 2014

no pueden ocultar los del MAS, que la COCA debe ser introducida en "la cumbre" a como dé lugar, como dulce, refresco, golosina, torta. a este fin dedican sus esfuerzos y la megapropaganda que lo invade todo. Ban-ki-Moon sin embargo agradeció "la torta de coca", pero ni la probó. cómo poner en riesgo el tremendo prestigio de la ONU, en un pedazo de pastel con "coca" los que opinan lo contrario son Chupamedias Oficialista. M. Kempff

Ha estado muy bien que a Bolivia le haya correspondido ser sede del G-77 más China, justamente cuando la agrupación conmemora 50 años de existencia, momento en que se conformó por el empuje de líderes mundiales no alineados ni con el bloque soviético ni con Estados Unidos. Durante el gobierno de Jaime Paz Zamora, Bolivia presidió el G-77 pero en años de escasos recursos, de penurias, sin gas, cuando no se podía ni soñar con reunir a más de un centenar de países y una veintena de mandatarios en ninguna de las ciudades bolivianas. Sin posibilidades económicas, la presidencia del grupo estuvo en manos de nuestros diplomáticos acreditados en Naciones Unidas, sin boato, ni publicidad, ni campaña política, ni anuncio grandilocuente de modificar el orden económico mundial.
Ahora la situación es distinta y a la cita se le quiere sacar ventajas, lo que está muy bien si es que no se cometen errores o no se pretende incomodar a los ilustres visitantes. Existe algo que, de entrada, ya no nos gusta. Según los informes que obtenemos quienes no estamos apegados al poder, lo primero que verán las delegaciones que lleguen del G-77, en el mismo aeropuerto, será coca. Coca en estado natural, mermelada de coca, refrescos, pasteles, harina de coca, pero ni un gramo de cocaína, por supuesto. El gobierno plurinacional desea mostrar al mundo (al Tercer Mundo) que coca no es cocaína, que es gelatina, que es golosina.
Lo malo de todo esto es que Santa Cruz se está convirtiendo a los ojos del orbe en la región cocalera y narcotraficante por excelencia de Bolivia, desplazando al Chapare. Y en cierto modo hay razón, ya que ha sido política de la “colonización” masista de nuestro departamento, enviar multitudes de campesinos pobres, sin ningún recurso, para que invadan tierras saneadas y reservas ecológicas sembrando la hojita perversa. ¿Qué otra cosa pueden hacer los andinos que bajan de las alturas sin recursos ni la más mínima orientación? ¿Van a sembrar caña, arroz, yuca, algodón, soya? ¡Coca! Coca es lo que han llegado a sembrar, para procesarla en cocaína, ante la mirada tolerante de las autoridades que no mueven ni un dedo para evitar el avasallamiento verde primero y blanco después.
Además, está claro que impedido el Gobierno de dar un golpe espectacular con la cuestión del mar, el remedio será la coca. La coca y mostrar una nación totalmente aimarizada con wiphalas al viento. Homogénea dirá SE. ¡Qué ironía! Si al secretario general de la ONU se le ofrecerá, de comer en El Torno, una torta de coca, habrá que suponer que a los jefes de estado, ministros y embajadores, se les tratará de meter la hojita por donde puedan. Si no es posible hablar del mar, embestir en busca de un trofeo de caza, entonces hay que exigir la legalización de la coca. ¿Qué mejor escenario que el G-77? Aunque las naciones del G-77 están lejos de los países ricos, de los que deploran la droga, pero igual suman votos en la ONU.
Ya que se han admitido letreros andinos en la FEXPO que se retirarán en cuanto acabe el evento con feriado, no se hará mayor problema. Sin embargo, cómo nos hubiera gustado que Santa Cruz, en vez de la coca, hubiera sido conocida por el G-77 a través de la quinua por ejemplo, un alimento colla poderoso, sano, que puede nutrir a los pobres del mundo. Hubiera sido mucho mejor que etiquetarnos como cocaleros. Cómo no hubiéramos querido que se muestre ante algunas de las naciones famélicas que nos visitan, las bondades alimenticias de nuestros granos producidos en el oriente, de la soya, el sorgo, el girasol, el maíz. O promocionar el achachairú y nuestros frutos silvestres que sabemos ya los están industrializando en otras regiones del mundo que han trasplantado esos frutos a sus tierras.
Pero no. Otro es el interés de SE a cambio de que seamos sede del G-77. Sería absurdo ignorar el interés político existente en vísperas de unas elecciones donde SE ha decidido barrer olímpicamente en nuestro departamento y quedarse no sólo con el voto de las presidenciales sino, además, tomarse la gobernación. Es decir acabar con la incomodidad de tener a una ciudad que aunque ya penetrada por el masismo, todavía se resiste a entregarse incondicionalmente. SE gasta en motos, helicópteros, en mejora de aeropuertos, caminos para el acceso de los ilustres visitantes, y hasta regalitos caros, transporte y alojamiento. Si hay tanto dinero pues que siga el derroche aunque llegará el momento de rendir cuentas.
Algo quedará de beneficio para Santa Cruz, no cabe duda. Pero no parece que hubiera cruceños cerca de él. Cruceños que le señalaran que hay cosas que no debe hacer porque molestan, porque nunca las vamos a tolerar. No vemos cruceños que puedan decirle la verdad y evitar susceptibilidades y malos entendidos. Los coterráneos que se ven próximos a SE, no son, lamentablemente, sino una runfla de chupamedias.

poner de relieve la personalidad surcoreano Ban-Ki-Moon en su llegada a Bolivia, antes lo había hecho Koffi Annan de Ghana, es pacifista y profundamente humanista. su palabra es digna de respeto y no para ser usado en favor del MAS, menos de Evo.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (NNUU), el surcoreano Ban Ki-moon, llegó a última hora del jueves a Santa Cruz de la Sierra y corríó el telón de la Cumbre del G77 + China que se escenificará entre sábado y domingo en esta ciudad del oriente de Bolivia, donde confluirán 27 jefes de Gobierno y Estado, 4 premieres, 3 vicepresidentes y delegados de alto nivel de 106 países de 5 continentes.

Ban Ki-moon llegó a Bolivia en compañía del presidente anfitrión del encuentro, Evo Morales, en el avión de este último, procedente de la ciudad de Sao Paulo donde, ambos, asistieron a la inauguración del Mundial de Fútbol que abrió este mismo jueves en la ciudad de Rio de Janeiro, donde la escuadra local Brasil derrotó 3-1 a la de Croacia.
Electo por primera vez en 2006 como Secretario General de NNUU, y reelecto para un segundo mandato hasta 2016, Ban Ki-moon permanecerá 3 días en Bolivia, como hecho inédito en su gobierno del mayor organismo supranacional del planeta.
Ex ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur y doctor en Relaciones Internacionales formado en la estadounidense Universidad de Harvard, Ban Ki-moon llega a este país andino amazónico 11 años después que su predecesor, el ganés Kofi Annan.
Antes de abrir, el sábado por la noche el G77 + China, que congrega a 133 de los 198 países que conforman NNUU, Ban Ki-moon, se desplazará, en compañía de Morales, a las Misiones Jesuíticas, en el oriente boliviano, donde misioneros de esa orden de la iglesia Católica permanecieron durante dos siglos hasta 1776, cuando fueron expulsados de las colonias ultramarinas de España por mandato de una Bula Papal.
El legado jesuítico se plasma en iglesias de estilo barroco mestizo, erguidas en fina madera incorruptible pese al transcurso del tiempo y que el fondo para la conversación de la cultura de NNUU (UNESCO, por sus siglas en inglés) ha declarado patrimonio de la humanidad.
Los misioneros jesuitas, que se asentaron en una región tropical del cono sur que comprende Bolivia, Brasil y Paraguay y que extendieron su manto también a una porción territorial de Argentina, enseñaron, entre otras tareas humanistas practicadas en sus reducciones, artes musicales a los indígenas guaraníes, cuyos descendientes han conformado, hoy mismo, uno de los mejores ensambles de música barroca de que se tenga memoria, muy reputado en la esfera internacional.
El Secretario General de NNUU compartirá, en su visita, a las poblaciones de Concepción y El Torno, la gestión de rutina de Morales que, en su peculiar estilo de entregar o comenzar obras de infraestructura hasta en 5 puntos distantes entre sí en un mismo día, llegará a ambas poblaciones rurales para impulsar más construcciones.
Ban Ki-moon, que entregó en enero último la presidencia rotatoria del G77 + China a Morales, en Nueva York, viene de elogiar la gestión del mandatario indígena de Bolivia.
"Bolivia es uno de los países importantes en Latinoamérica, cuyo liderazgo es ahora muy importante para el G77", dijo el martes último el líder de NNUU, citado por un cable de la agencia española EFE.
De retorno de Concepción y El Torno, Ban Ki-moon asistirá, el sábado por la tarde, al Primer Encuentro de Organizaciones Sociales y Jefes de Estado del G77 en el estadio Tahuichi Aguilera, centro de Santa Cruz, según reza el programa oficial.
La noche del mismo sábado, Ban Ki-moon inaugurará el G77 + China, cuyos cancilleres llegan a Bolivia con la Declaración de Santa Cruz consensuada y que da forma a los Objetivos del Nuevo Milenio que serán tratados el 2015 en New York.
Se trata de la nueva estrategia del desarrollo mundial, Sur-Sur, basada en principios progresistas e impulsada por el histórico líder de la revolución cubana, Fidel Castro.
Es un papel "crucialmente importante" del G77 en el diálogo multilateral, pues "sin la participación activa y el compromiso" del bloque "sería difícil encontrar consenso en importantes cuestiones sobre el desarrollo", precisó Ban Ki-moon.

jueves, 12 de junio de 2014

aviones de lujo. helicópteros de lujo, autos de lujo, no podía faltar su complemento "las motos Harley" de las paradas de los EEUU e Inglaterra, ahora escoltarán a Evo, nada menos. armamento y municiones también de última serie se entregó a la Policía en SC

El presidente Evo Morales declaró ayer, mediante Decreto Supremo, feriado departamental en Santa Cruz los días 13 y 14 de junio para garantizar la realización de la cumbre del G-77+China.
“Se declara feriado con suspensión de actividades laborales y educativas los días viernes 13 y sábado 14 de junio, en todas las instituciones y centros laborales públicos y privados de Santa Cruz de la Sierra”, manifestó Morales desde la capital cruceña.
No descontar vacaciones ni hacer descuentos. El Jefe de Estado subrayó que de ninguna manera la suspensión de actividades deberá ser considerada como permiso o a cuenta de vacación. “Tampoco podrán realizar descuentos siendo obligación de las empresa pagar el ciento por ciento a los trabajadores”, señaló Morales.
El mandatario realizó el anuncio en un acto de entrega de equipos para la Policía Departamental. El objetivo del decreto es evitar el caos vehicular durante la realización de la Cumbre.

Los empresarios hablan de hacer esfuerzos. "El empresariado busca siempre trabajar y no parar, pero entendemos que es por un tema de seguridad y para el éxito de la Cumbre", señaló Gabriel Dabdoub, en representación de los empresarios privados. El economista  Lorgio Ardaya destaca que "Santa Cruz se erige como una ciudad con capacidad para grandes convenciones y encuentros internacionales y se debe hacer sacrificios para generar el éxito del evento".
Por su parte, el Ministerio del Trabajo garantizó que los próximos feriados de Corpus Christi y Año Nuevo Aymara, se respetan.(El Dia. SC)

miércoles, 11 de junio de 2014

en esta sección publicaremos todo el material sobre "la cumbre", este primer artículo de Waldo Torres titula justamente "la cumbre desgastada" que hoy originó en SC una protesta general por el camio de nombre a dos de los salones de FEXPO. Sirionó y Chiquitano por Illimani y Titicaca.

Bolivia tenía la oportunidad de posesionar uno o dos temas trascendentes en la cumbre G77, pero primó el deseo de politizarla proponiendo una pluralidad de temas ideológicos complejos como el cambio del modelo económico, o de los organismos internacionales. Lograr consenso al respecto, era demasiada pretensión, pues no es un bloque coherente, es absolutamente heterogéneo y como tal las cumbres nunca terminan de discutir sobre cómo discutir. La unidad no existe, los conflictos internos son muy difíciles de contener. 

El objetivo fundamental del grupo: la reestructuración del sistema económico internacional, concretar los mecanismos de cooperación Sur-Sur y el equilibrio en las relaciones Norte-Sur, siguen igual hace 50 años, desde 1964 cuando se fundó. Las dificultades financieras y la creciente diferenciación cultural, ideológico-políticas, religiosas y económicas entre los países provocó la aparición de intereses divergentes que enfrentan a unos con otros. Además, el exceso de acuerdos, la falta de seguimiento y monitoreo efectivo de los compromisos dificulta su operacionalización. Todos estos frenos son las causas del bajo nivel de cumplimiento de los acuerdos, por lo cual todo termina en declaraciones grandilocuentes y los proyectos en ellas contenidas quedan “en letra muerta”. 

En definitiva, no alcanzar los logros propuestos en ellas es uno de los mayores déficit que evidencian las Cumbres del G-77, y es aquí donde radican las dudas sobre su existencia y legitimidad. Como siempre aprobarán otra mega declaración para continuar con la vieja guerra conceptual con los países desarrollados y aún si fuera aprobada por la mayoría automática del G-77 en la ONU, estas resoluciones se convierten en utopías retóricas. El G-77, como organización intergubernamental, está sujeto al derecho público internacional, los 133 países elaborarán y aprobarán un plan de trabajo con la intención de que sea para todos, pero la gente ignora que ese programa de gobierno no tiene efecto vinculante ni es de aplicación inmediata, debe ser debatido y ratificado en la Asamblea General de las Naciones Unidas, y es allí donde queda trunco por la oposición del voto de los países desarrollados porque casi siempre se afectan sus intereses. Así, como estas cumbres no evolucionan ni nadie se formula el desafío de cómo potenciarlos y valorizarlos en una perspectiva de futuro, el sistema del G-77 está agotado mientras no se sacuda el estigma de su inefectividad; será una cumbre más para insulsas declaraciones carentes de sustancia, una reunión más para conversar. La visión optimista y entusiasta del Gobierno contrasta con la única realidad: que el evento es utilizado como una plataforma electoral financiado por la sociedad boliviana. 

viernes, 6 de junio de 2014

erudito, como casi toda su producción el texto de Winston Estremadoiro sobre "la borrachera del poder" o "el hubris de Evo Morales". se deja leer por su gran cercanía a la realidad de los afectados por tal síndrome, mandado a hacer para el duo que nos gobierna.

Supe de la palabra ‘hubris’ hacen más años de los que quisiera reconocer, cuando manoteaba la evolución del conocimiento a través de sus compartimientos en las ciencias. Revoloteó en una obra de F. A. Hayek, “The Counter-Revolution of Science: Studies on the Abuse of Reason” , en capítulo donde el sabio austro-húngaro identificaba la Ecole Polytecnique de París como fuente del hubris ‘cientista’. Eran tiempos del Iluminismo francés y se prefería la dimensión aplicada de las ciencias. Quizá el déspota golpista que fue Napoleón tuvo algo que ver, priorizando aplicaciones prácticas a disquisiciones filosóficas sobre el saber, mientras minaba el poder del absolutismo monárquico europeo con sus empeños militares.
Así fuese un concepto de poca difusión y, menos aún, comprensión de la mayoría de la gente, el síndrome hubris es útil para describir rasgos de mandamases “que en el mundo han sido”, como escribió Cervantes, y que en la atribulada historia de Bolivia han sido y son.
¿Qué es el hubris, o mejor, el síndrome hubris? No hallé el concepto en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española; tampoco en la Compact Edition of the Oxford English Dictionary  (dos volúmenes, con lupa y todo): tal vez porque mis versiones son un poco antigüitas. No quedó más que ‘googlear’. Encontré de todo, prueba tal vez de que los lectores de libros están en peligro de extinción, como los dinosaurios en vísperas del choque de un asteroide, a menos que dominen la tecnología de la información.
Los griegos asociaban el hubris con la arrogancia, que hacía que los humanos incurriesen en la ira de los dioses. Como Ícaro, que desafió al sol volando directamente hacia el astro; o el rey Jerjes de Persia, que hizo azotar el mar cuando una tormenta destruyó sus barcos en Artemisia. No es tan solo un defecto de reyes y semidioses, aunque el aplauso mediático ha hecho hubrísticos a muchos ídolos de la farándula, que exigen agua de la luna y otros antojos para sus actuaciones.
Sin figuración en los anales de la medicina, lord David Owen, médico y político, analizó el hubris como un síndrome asociado con el ejercicio del poder. En una reseña de su libro (2008), la prestigiosa revista  “Foreign Affairs”, puntualizó que “líderes que sufren de este síndrome hubris ‘político’ creen que son capaces de grandes obras, que de ellos se esperan grandes hechos, y creen saberlo todo y en todas las circunstancias, y operan más allá de los límites de la moral ordinaria” .
El hubrístico “padece de excesiva soberbia, arrogancia y autoconfianza”, “siente que la historia lo está mirando”, “que nadie comprende lo que está pasando”. Cegado por el orgullo, “la arrogante víctima de hubris actúa de manera tonta y contra el sentido común”. Su “pérdida de contacto con la realidad y una sobreestimación de las propias competencias, logros o capacidades” se notan en la “exagerada confianza en sí mismos, ya no escuchan a sus asesores ni a sus ciudadanos, se creen en posesión absoluta de la verdad, con capacidad para hacer y deshacer según su voluntad, no reconocen sus errores”. “Salen de sus hogares anónimos, de sus cátedras o del tajo en una fábrica, y en un principio se sienten incrédulos de su propia capacidad”. Una corte de aduladores asegura y convence de sus falsos méritos. La mayoría “espera sacar provecho”. Dicen que el hubris se da más fácil en “personas de corta capacidad intelectual”.
La historia latinoamericana contemporánea está plagada de personajes con el síndrome hubris. Entre los que recuerdo, están los déspotas caribeños (Somoza, Trujillo, Batista, Ríos Montt, Melgar Castro, Noriega) y sudamericanos (Pérez Jiménez; Perón, Stroessner; Viola, Galtieri y Videla; Velasco Alvarado, Pinochet y Banzer).
Me quedo con el filósofo Bertrand Russell y su definición de hubris –embriaguez de poder– quizá porque existe en el imaginario boliviano una descripción afín: borrachera de poder. Sin pretender una sesuda revisión de lo que alguna vez describí como anti-héroes en el devenir boliviano, ahí está Melgarejo, pareado de su sostén intelectual, Muñoz; Hilarión Daza y David Toro, militares pareados por dos retiradas en dos guerras perdidas. Si el antídoto para evitar el síndrome hubris es la humildad, no la percibo en Castro, Chávez, Ortega, Correa y Cristina Kirchner. Además, creo que la humildad es rasgo de la sabiduría, ¿cómo la pueden tener Raúl Castro y Nicolás Maduro?
Sostengo que Evo Morales es un ejemplo de hubris de poder, quizá por su corte de adulones en la que destaca otro hubrístico de 25.000 libros: su Vicepresidente. Baste preguntar ¿qué fue del personaje que ganó la simpatía internacional visitando el mundo con su humilde chompa a rayas?
Una vez asumió la presidencia, de repente aparecieron monedas de oro y estampillas con su efigie. Quizá con plata ajena, en la aldea donde nació erigieron un museo que quisiera hacerle sombra al Met de Nueva York –no el equipo de béisbol, por si acaso– en la primera potencia mundial donde es tradición que exmandatarios construyan bibliotecas con su nombre en sus lugares de origen. Quedó chico el Learjet presidencial y compraron, sin licitar, un avión de lujo. Un helicóptero hace innecesario parar el tránsito camino a la base aérea, que ahora tiene terminal presidencial más lujosa que el recinto VIP en el aeropuerto de El Alto. Está en tapete un nuevo palacio presidencial que ojalá no sea quemado, pero que tendrá helipuerto. ¿Qué tal el satélite Túpac Katari, en un país que no tiene suficiente salud y educación?
El autor es antropólogo.
win1943@gmail.com

miércoles, 4 de junio de 2014

boliviana en Bs.As. gana premio al mejor plato al ofrecer "sopa de maní" clásico boliviano en el concurso de Master Chef. la ganadora una boliviana que estudia enfermería.

Ingredientes

- ¼ kilo de mani crudo sin tostar
- aceite 
- 1 cebolla mediana picada o dos cebollines verdes picados con un poco de su verde
- 1 cucharadita de comino, otra de pimienta, pimentón rojo molido 
- 1 curraradita de ajo triturado
- 1 curraradita de perejil picado
- 5 zanahorias cortadas a lo largo 
- 6 hojas de repollo partidas en dos
- 3 papas peladas y cortadas en cuartos
- 1 media taza de chicharros verdes (arvejas)
- 1 cubito de caldo de gallina o de res
- sal a gusto

Preparación

Remojar el mani y pelar la cascara roja. Moler el mani en una procesadora de alimentos hasta hacer de el una leche cremosa y sin grumos ni restos duros. En una sartén echar el mani y agregarle aceite lo suficiente para sofreírlo dejar que espese y ir removiendo cuidadosamente de vez en cuando para evitar que se pegue, agregar eventualmente un poco de agua. Estará listo cuando esté grumosito y deje de oler a crudo, echar a esta mezcla ½ cucharadita de curcuma para que tome color. Dejar a un lado.
Aparte preparar una sopa con el bullo de carnes, las especies y verduras, se colocará la patata y el repollo casi al último para evitar que se pierda. Sazonar la sopa a gusto, echar a esta sopa la pasta de mani, deje cocinar a fuego lento agregar el resto de las verduras y servir .