Páginas vistas en total

sábado, 29 de marzo de 2014

lucha a muerte. los "jefes del Gabinete Jurídico" un organismo anónimo, anticonstitucional creado por Evo para "meterle nomás" desde el mismo Palacio contra la Ley, obedeciendo al mando del Jefe Supremo. verguenza de país, con un organismo así dotado de medios, recursos de todo tipo, poder y resguardo policial de grupos de élite.

Enfrentados. Así están ahora los exabogados del Ministerio de Gobierno y la Presidencia con el régimen de Evo Morales, luego que el exfiscal del caso Rózsa, Marcelo Soza, revelara la existencia de un "Gabinete Jurídico" que funcionaba en la Presidencia y que coordinaba con la Fiscalía y el Poder Judicial, los juicios contra opositores políticos.

Hay una "lista jerárquica" de este Gabinete encabezado por el vicepresidente Alvaro García, los ministros de Gobierno, Carlos Romero, de la Presidencia, Ramón Quintana, de Transparencia, Nardi Suxo, además del fiscal general, Ramiro Guerrero, el de Defensa Rubén Saavedra y en su momento las exautoridades Sacha Llorenti, Wilfredo Chávez y el exdiputado, hoy procurador general del Estado, Héctor Arce, según denunció la senadora Carmen Eva Gonzales, quien promovió el juicio por extorsión contra el exfiscal del Caso Rózsa, Marcelo Soza, antes de su fuga al Brasil.
"No solo el tema de terrorismo, sino todos los procesos que tengan que ver como temas políticos y de relevancia social, fueron controlados directamente desde el gabinete jurídico, como ejemplo el caso Chaparina y extorsión por el cual mi persona está injustamente detenida", dijo el exasesor del Ministerio de Gobierno, Boris Villegas y quien figura como denunciante en el supuesto caso de Terrorismo en el 2009.
Villegas declaró el miércoles, en las puertas de la Sala Penal Primera de Santa Cruz, donde por sexta vez se suspendió su audiencia, en la que debería resolverse una acción de libertad en el juicio que enfrenta junto a sus colegas Fernando Rivera y Denis Rodas, exabogados del Gobierno, en el caso de la presunta red de extorsión que denunció Jacob Ostreicher. Todos han pedido autorización para revelar supuestos secretos de Estado.
Romero admite su existencia. En Santa Cruz, el pasado miércoles, Carlos Romero admitió la existencia del Gabinete Jurídico pero negó que ahí se manipule al Poder Judicial.  "Para empezar, nosotros no tenemos ninguna relación directa con autoridades jurisdiccionales", dijo y señaló que Villegas y los otros dos abogados" no tienen por qué pedirme permiso ni levantar ningún secreto de Estado. Yo les pido que declaren todo lo que tienen que declarar en apego a la verdad”, sostuvo.

Quiere revelar todo.
 "Esperé pacientemente desde el momento de mi detención, hasta el mes de julio de 2013, para que se pronuncien los ministros y viceministros del Gobierno. Si no han tenido el valor civil me considero relevado de cualquier tipo de responsabilidad", respondió Villegas quien dijo sin embargo que el ministro Romero, "no tenía la talla para estar" en el gabinete jurídico.
La senadora Gonzales dijo que de una vez destapen toda la podredumbre de manipulación, extorsión y corrupción que es un secreto a voces.
"El gabinete jurídico manipulaba el Poder Judicial, controlaba el Órgano Judicial y el Ministerio Público. Planificaba todo contra opositores políticos".
Boris Villegas
Exasesor del Ministerio de Gobierno
"Los exabogados involucrados en el caso de extorsión pueden declarar lo que vean conveniente. Nosotros no tenemos injerencia sobre la justicia".
Carlos Romero
Ministro de Gobierno
"Que en el Gobierno no sean cínicos para negar que manipulan a la justicia.  Los hechos cantan, así tumbaron a Leopoldo, Cossío, Suárez y varios alcaldes"
Carmen E. Gonzales
Senadora Opositora
Análisis
Los dos casos se encuentran paralizados en la justicia
El Caso Rózsa.  Está paralizado desde hace dos semanas luego de la salida del exfiscal Marcelo Soza al Brasil y la recusa que plantearan contra el Tribunal Primero de Sentencia de La Paz, a cargo de Sixto Fernández que lleva adelante el juicio oral en Santa Cruz, luego de descubrir que una de las juezas ciudadanas tenía a su hija trabajando en el Ministerio de Transparencia.
Se aguarda una audiencia que debe ser convocada por el Tribunal Segundo para ver si las dos juezas ciudadanas son apartadas del caso y se convoca a otras dos nuevas o se admite el incidente de anulación del caso luego que Soza declarara que todo fue manipulado.

Caso extorsión de Soza. Se han paralizado las citaciones y toma de declaraciones desde el lunes, luego de recibir el testimonio de los exabogados del Gobierno, Boris Villegas, Fernando Rivera y el exfiscal Edwards Mollinedo.

jueves, 27 de marzo de 2014

genial. Puka Reyesvilla, cuando dice "la mafia estatal parece blandir una bandera SOS (Sanabria-Ormachea-Soza) repito S.O.S. ante su eminente naufragio. los capitanes de "inteligencia", lucha "contra la corrupción" y el "terrorismo" están cantando de lo lindo...

Hace como cinco años, un canal de cable pasó la miniserie “Il Capo dei Capi” (El Jefe de Jefes), que cuenta vida y tropelías del mafioso Salvatore Riina. En un diálogo entre los personajes que encarnan la lucha contra el crimen organizado, uno de ellos señala que una cosa –corriente, comprensible- es combatirlo cuando ocurre fuera y otra –miserable, desgraciada- es hacerlo cuando éste se encuentra, se genera y se maneja en el Estado.
 El Estado y los mafiosos encaramados en él sostienen una relación simbiótica en la que aquel otorga las “facilidades” –“ajuste” de los órganos de la justicia y el orden, principalmente- y éstos operan a sus anchas en todas los “espacios” susceptibles de dar buenos réditos, tanto políticos 
 como monetarios: contratos “por invitación”, sobreprecios, narcotráfico, extorsión, contrabando, terrorismo de Estado, siembra de pruebas, avasallamientos… la lista de espacios para la matufia es interminable.
Cuando la mafia se instala en el poder político, lo ejercen mediante redes de extorsión, clanes que controlan los “negocios”, grupos de acoso al “enemigo”… todo esto arropado en seductores discursos de ética, revolución, lucha contra la corrupción, liberación –con la adición de localismos al uso como “descolonización”, “proceso de cambio”, etc.-.
Estado y mafia se vuelven como uña y mugre, tan enorme el primero como sucia la segunda, constituyendo una asociación consustancial en la que, confundidos, impiden la acción de aquellos que intenten tocar sus intereses. 
Más de una vez terminan silenciados mediante juicios o advertencias de represalias.Pero, como no hay crimen perfecto, la madeja se va deshaciendo por sí sola, merced a “descuidos” y la hilacha se hace pública
Hoy, aquel Titanic de la mafia estatal que zarpó desde el puerto de la coca y se hizo dueña del mar parece blandir una bandera S.O.S (Sanabria-Ormachea-Soza) ante su inminente naufragio. Nada menos que los capitanes de la inteligencia, la lucha contra la corrupción y el combate al “terrorismo” están, tras haberse puesto en evidencia sus fechorías, “cantando” de lo lindo fuera del país.
La pregunta, que poco de retórica tiene, es si la mano de la justicia llegará a los coroneles y generales e incluso al jefe de jefes. (Editor. Puka no olvidar la ignominiosa destitución del General de La Fuente como cónsul en Santiago. le ha causado tremenda herida)

martes, 25 de marzo de 2014

el boomerang, viene en auxilio de Karen Arauz, es la representación del manejo del Caso Terrorismo cuyo operador principal el fiscal Soza, asestó golpe mortal al MASISMO. aunque el Presi y su Vice, se hagan los sordos y ciegos. lo cierto es que Soza la ficha de ajedrez, la estrella de los estrategas evistas, está desbaratando talvez sin proponérselo toda la armadura de un Régimen listo para caerse de un soplo.

MÁS CONFESOS, MENOS CONFUSOS

La ecuación era al revés hasta hace un tiempo. La mayoría de los bolivianos que nos auto-otorgamos el derecho de pensar y decir lo que se nos viene en gana, estábamos  -aún- un tanto confundidos.  Nuestra confusión está mermando en directa proporción al canto de los confesos cuyo número e importancia se acrecienta día a día.

Es obvio que parecía que la idoneidad del Fiscal Soza estaba más allá de todo cuestionamiento. Si era el encargado de presentar las pruebas de sus sesudas investigaciones para el caso más importante de la actual administración de gobierno y recibía toda la ayuda de la parafernalia oficialista para cumplir a cabalidad sus labores, no había pues manera que se pensara del todo mal en él.

Ya han sido superabundantemente resaltadas sus tajantes y concienzudas respuestas a la opinión pública mediante los medios de comunicación. Todo el mundo se cruzaba a la vereda del frente si lo veía venir, como un Eliot Ness del Chicago de los 30´s. Impartía autoridad , solvencia y temor. Su presencia era tan importante, que pocas personas hubieron que lo miraran a los ojos detrás de sus magníficas y de marca gafas solares que de por sí, ya eran intimidantes.

Quién podría poner en duda la severidad de sus actos. Hasta los escépticos del efectista caso "terrorismo- separatismo" tenía por momentos una sensación de hormigueo en el estómago de que sus convicciones podrían estar erradas y que algo había.  Ello sumado a la batería de abogadazos que pisaban fuerte en el Ministerio de Gobierno y en cuanta repartición de la Justicia existe y eran parte sustancial de la escenificación de graves acusaciones. Todas estas movidas no hacían más que ponerle una ingrediente extra a la percepción, que estaban pasando nomás cosas importantes.

Los famosos libros Ciudadano X  y Masacre en el Hotel Las Américas de Emilio Martínez, tendrán que ser reeditados con urgencia bien recargados otra vez.  Igualmente ¿Qué pasó? y Maten a Rozsa! de Carlos Valverde. Estos libros son en este momento muy buscados porque muchos sólo los ojearon y necesitan ser  leídos porque son verdaderas revelaciones.  Incluso, se buscan los videos de algunos programas que denunciaron en su momento, el sainete que se estaba desarrollando y que estamos experimentando en este momento. Todo lo dudoso se ha vuelto cierto.

Soza resultó ser nomás una vergonzosa ficha del ajedrez que con gran habilidad se urdió para afianzar al gobierno de Evo Morales. La Senadora Carmen Eva Gonzales, receptora de los audios donde Soza se desboca, le clavó la primera banderilla. Esos audios, no los consiguió la aguerrida Senadora con su equipo de infiltrados. Fue uno de ellos mismos que le mandó esos audios lo que una vez más le da, al otro Melgarejo, la razón que no se puede confiar ni en la propia camisa.

El resultado es que el fiscal estrella de los estrategas del poder, está como un vil refugiado en el Brasil. Las voces oficialistas que pretenden seguir con la pantomima del caso, acusan ahora a la oposición de ser los que protegieron y ayudaron a Soza a huir a fin de derrumbar el caso Rozsa. Son tan previsibles en sus reacciones! La vuelta que le tratan de encontrar a la huída de Soza, es tragicómica y certifica que a este país, nadie lo puede tildar de tedioso.

Dicen que la letra entra con sangre. Cuando crees contar con la lealtad y el hombro confidente de descalificados, amaneces por supuesto,  mojado. Era lógico esperar, que tuvieran guardados bajo la manga ciertos detallitos de los que pudieran echar mano en caso de necesitar un comodín para protegerse de este juego que con gran ahínco, ha dejado a la justicia boliviana con su más maleva reputación desde 1825.

El equipo de choque abogadil perfectamente engranado  que se desenmascararon con el caso Ostreicher, están en Palmasola y a juzgar por su relajada actitud, saben, al igual que Soza, que tienen seguros ases bajo la manga. Y son varios. El ex-fiscal Mollinedo, que también formó parte del consorcio unió su voz a los otros tres, para solicitar que el Ministro Romero, los libere de la "cláusula de confidencialidad" para seguir hablando del cómo, quién y cuándo de modo envolvente se han manejado varios procesos como Chaparina, Porvenir, la Calancha y otras joyas igual de fulgurantes que han sido ofrendadas ante el corrupto altar del masismo.

Y eso sí que es interesante. Qué bueno no estar en los zapatos de Romero y ramas anexas. A estas horas deben estar rogando que se los trague la tierra.  Porque éste puede ser el tiro de gracia a la ya desgraciada credibilidad del gobierno en términos del manejo de los resortes de la justicia para su absoluto beneficio. El boomerang, así tan simple como es en su construcción, es infalible en su diseño. No importa que tan mal tirador se sea, siempre golpea de vuelta.

Karen Arauz



miércoles, 19 de marzo de 2014

esclarece El Dia y responde a los ataques de García Linera a SC. ha vuelto a llamar al Oriente SEPARATISTA, vieja acusación que no cabe, ha ordenado la continuación del montaje por TERRORISMO, sin tomar en cuenta que en 5 años no pudieron probar tal cosa. indignación y bronca en Santa Cruz

El vicepresidente García Linera  hizo fundamentalmente dos cosas ayer al tratar de negar las vinculaciones de las más altas élites del Gobierno con la trama de extorsión y persecución que rodea a oscuros personajes como Marcelo Soza y Fabricio Ormachea: en primer lugar ha dado la orden para que el juicio por terrorismo continúe tal como está, en medio de un circo cuyas carpas y puntales se caen a pedazos; y en segundo lugar, ha vuelto a posicionar el tema del "separatismo", como una manera de provocar los mismos instintos de odio y temor sobre una parte de la oposición enclavada en Santa Cruz y que ha resultado un hueso duro de roer para el centralismo y sobre todo para este régimen que aspira a ejercer el dominio pleno del territorio nacional en las elecciones del 2014.

El segundo mandatario ha tenido que ir muy lejos, mejor dicho volver sobre un discurso que utilizó en el 2008 para justificar la guerra armada y el terrorismo de Estado sobre el oriente boliviano, más precisamente contra el movimiento autonomista que puso en peligro la continuidad del "proceso de cambio".

"Separatista" es una vieja acusación que le ha hecho el centralismo andino a cuanto cruceño se ha cruzado en su camino. Ha sido la manera de descalificar, de justificar numerosas incursiones armadas y desbaratar todo intento por profundizar la democracia y por hacer valer el derecho a existir de Santa Cruz, de hacerse escuchar y de exigir el respeto a la autodeterminación y a no ser tratado como una colonia del occidente.

En el 2008, el término "separatista" se volvió casi un gentilicio para los cruceños, benianos y pandinos. Fue la manera de desatar el odio entre los pobladores de las tierras altas, que llegaron a degollar perros en señal de amenaza y que luego trasladaron sus huestes hasta la capital del oriente, mientras medio país se relamía por ver colgados a quienes supuestamente intentaban dividir el país. La trillada y falsa cantaleta les sirvió para hacer parecer legal esa matanza del hotel Las Américas, que el propio presidente dijo haber ordenado y para justificar la actuación de mercenarios como Soza, Ormachea y muchos otros que parecen haber cumplido con la misión de doblegar a toda una región por el hecho de haberla descabezado.

Cuando el Vicepresidente arenga que hay que castigar a los separatistas, en teoría se debe entender que se trata de los 39 acusados que aguardan una sentencia establecida desde el principio, pero hay que tener mucho cuidado con esa palabra, pues la población puede asumirla como una provocación al conjunto de la ciudadanía cruceña, que desde siempre ha recibido ese mote, cada vez que el centralismo vio en ella una amenaza hacia su hegemonía y sus atropellos.

Hacía mucho que el Gobierno no se refería al separatismo con esa fuerza, porque supuestamente estaba en otra fase, en la de engatusar a los cruceños para que de una vez por todas inclinen su voto, pues de este depende una victoria abultada en los comicios de octubre. El problema es que como siempre, algunos cruceños han sacado a relucir su pasta de rebeldes y lo que parecía un asunto cerrado, "pan comido" para los que tienen amplio dominio sobre el arte del terrorismo, se ha desbaratado por completo y como dijo el exfiscal Soza, si se cae el circo del terrorismo...
Ha sido un gesto de desesperación, cuando finalmente el 'caso terrorismo' es un asunto nacional, del que hablan todos los medios del país, todos los actores políticos y toda la opinión pública, incluyendo algunos sectores que hasta no hace mucho, todavía tenían dudas de que en Santa Cruz hubo intentos de separatismo. La vieja cantaleta ha vuelto a caerse y los que verdaderamente apostaron por dividir el país ahora recurren a la misma receta.

martes, 18 de marzo de 2014

fragmento de El Deber cuando abundan los testimonios desde andentro del aparato de Gobierno que dan fe que los operadores gubernamental no son más que extorsionadores abocados a enriquecerse y nada más

Nadie puede desconocer algunos logros del socialismo en materia  social, en salud y en educación. Cuba sigue viviendo de esas viejas conquistas reducidas hoy a una mera pancarta. Pero la regla general de estos regímenes ha sido la consolidación de dictaduras que se convirtieron en fines en sí mismos y los grandes ideólogos comunistas terminaron con las mismas apariencias, gustos y fortunas que la de los burgueses que tanto combatieron. Los autócratas comunistas y los miembros de su séquito se volvieron tan ambiciosos al dinero como cualquier mortal y lo peor del caso es que a nombre de esa satrapía destruyeron el modo de vida de la gente, familia y patrimonio.

No hay un solo ejemplo en la historia de un régimen colectivista que haya arrojado un saldo a favor convincente que justifique los métodos usados, salvo las fortunas de quienes prometieron justicia social, igualdad, vivir bien y tantas otras ilusiones que sí se han hecho realidad en países que se han enfocado en la libertad y en los pilares de la democracia.

Desde que estalló el caso de la banda de abogados extorsionadores que trabajaban para varios ministerios bolivianos, se ha comprobado que el "proceso de cambio" se ha convertido en un vil negocio para ciertos mandamases que se estarían haciendo millonarios. Desde que se cayó la parafernalia indigenista, la verborragia ecologista y las poses "comunitaristas", los operadores gubernamentales han perdido el norte, los ideales y el discurso y parecen estar abocados al vil metal.

Los que se creyeron el cuento del "terrorismo-separatismo", podrían haberlo justificado con el pretexto de la unidad nacional, la integridad de nuestro territorio y la estabilidad, pero ahora que abundan los testimonios de quienes han hecho las maquinaciones desde adentro del aparato gubernamental se pueda dar fe que todo forma parte un proyecto guiado por los más bajos instintos.

sábado, 15 de marzo de 2014

Mayor lectura por favor!

Soza involucra al Gobierno en 50 líneas

Es que usted Sandra leyó realmente la carta?

Cuando Sandra Gutiérrez asumió en sustitución de su predecesora en el Ministerio de Justicia nos asistió la esperanza que había llegado como cabeza del despacho una persona inteligente, dedicada y especialmente de amplio criterio y sana razón. las semanas que han pasado desde su posesión nos llevan al convencimiento de lo contrario. citar el ejemplo de la Ley 2640 de Resarcimiento a la Víctimas de la Violencia Política, no ha movido un dedo y la situación de miles de personas injustamente tratadas no ha cambiado para nada.

hoy nos referimos a otro asunto "Si Marcelo Soza involucra al Gobierno, vamos a proceder" y estamos temiendo que Sandra Gutiérrez no ha leído, las dos páginas, 90 líneas, 1350 palabras del documento labrado ante notario de Fe Pública llamado "Al Pueblo de Bolivia".

sin ánimo de hacer apología del delincuente que huyó a Brasil y encontró los brazos del Derecho Internacional abiertos para darle una mano, y ofrecerle un sitio seguro, lo que de lejos el tenebroso fiscal no se merece, vamos a marcar para la Ministra de Justicia, al menos 10 párrafos donde involucra al Gobierno de Evo Morales. termina su carta expresando el anhelo de "volver algún dia cuando se reinstale la Justicia, el Estado de Derecho y el Debido Proceso. dicho por MS suena a escarnio, pero es una contendiosa acusación al régimen que le parió como fiscal y le dio atribuciones ilimitadas "acciones decididas en el nivel político y que reconoce "pusieron en riesgo mi vida, entonces cómo confiar en el Fiscal General, cuando me imputa incumplimiento de deberes".

el soborno y la extorsión, reconoce que han existido para comprar testigos falsos, ejecutados por Carlos Núñez del Prado no fueron de mi responsabilidad. lo ve doña Sandra, qué involucramiento más directo y contundente? y usted, espera que el malandrín de MS diga más, para emprender acciones? de qué acciones estamos hablando? de mandar a callar al testigo? "ese operativo, del asesinato en el Hotel Las Américas fue ejecutado por el Gobierno" o sea. los crímenes del 16 de abril fueron obra de Evo Morales y su Gobierno. más claro, imposible. "todos los excesos no son de mi responsabilidad.

acusado de extorsión, "mi nombre fue utilizado para enriquecerse, tal el caso de Luis Norberto Clavijo, MINISTROS Y ASESORES DEL GOBIERNO. leer bien. "ministros y asesores extorsionaron en mi nombre para enriquecerse. más claro, agua.

cuán grande la decepción de MS, me usaron vilmente y luego me abandonaron, fui grabado por funcionarios del Ministerio del Interior para luego desprestigiarme, aquí está mintiendo MS porque él mismo, con algún compinche grabó esos dos videos, para chantajear al Gobierno, sólo que le salió mal la cosa y tuvo que renunciar...un enano contra el gigante ciego, cómo atreverse con EM y AGL, si son los jefes de la iniquidad, los dueños de la plata, los que se hacen servir incondicionalmente por policías, funcionarios del Estado y por militares.

no vamos a seguir, aunque hay otros párrafos sabrosos de involucramiento, acusación al Gobierno de todo el simulacro del llamado "juicio del siglo", que ha hecho gemir a cientos de familias bolivianas, las incitó al odio, las persiguió y encarceló y el motor fue Marcelo Soza "hoy abandonado de la mano de Dios y de sus esbirros". le basta con ello Sandra Gutiérrez, otra ministra de la Injusticia y la sinrazón masista?

Mauricio Aira


viernes, 14 de marzo de 2014

OPINION de Cochabamba nos brinda una buena presentación de la huída de Soza el "todopoderoso fiscal de Evo" a Brasil lo que complica la situación al Gobierno y cuestiona

No cabe duda que la fuga del exfiscal Marcelo Soza a cargo del caso terrorismo, desata una situación complicada interna para el Gobierno y otra en el plano internacional, respecto a las relaciones con el vecino país Brasil.

El controvertido exfiscal había renunciado a su cargo hace un año luego de que aparecieron grabaciones en las que supuestamente denunciaba corrupción en la justicia boliviana y fotos de él con abogados a los que el Gobierno acusa de extorsión. Cabe recordar que uno de los casos más delicados estuvo en manos de Soza. El mismo se refiere a un supuesto complot contra el Gobierno del presidente Evo Morales que se dio en 2009 en Santa Cruz, cuando un comando policial desbarató una célula terrorista que pretendía asesinar al Presidente e iniciar una guerra separatista. El operativo derivó en la muerte de tres de los terroristas y fueron arrestados otros dos que guardan prisión.

Las investigaciones a cargo de Soza derivaron también en la detención de un grupo de ciudadanos bolivianos supuestamente comprometidos con el complot y el separatismo. Algunos de los imputados denunciaron extorsión y la Fiscalía General lo procesó por incumplimiento de deberes. El exfiscal desapareció de la escena pública y la fiscalía esperaba su declaración este miércoles cuando se conoció la noticia de que había fugado al vecino Brasil, con una solicitud de refugio.

Estos antecedentes no dejan sino lugar a una serie de interrogantes relacionados con el papel que ha jugado la Fiscalía General de la República que no realizó el seguimiento necesario sobre el proceso que le seguía al exfiscal. Paradojas de la vida, la huida del exfiscal se parece mucho a la del senador opositor Roger Pinto quien también se fue al Brasil donde está refugiado, es decir, ante el desconocimiento de las autoridades nacionales. Más paradojas, el exfiscal contrató los servicios del mismo abogado brasileño de Pinto. 

Sin embargo, más allá de lo que ya puede ingresar hasta en la anécdota, la fuga del exfiscal Soza, podría concluir el caso del terrorismo con el archivo de obrados o por el contrario, reactivar el mismo en otras instancias donde las investigaciones se realicen con transparencia y a cargo de gente confiable. Deja al mismo tiempo, abierta una serie de interrogantes para las autoridades.

En las relaciones con el Brasil, se abren posibilidades de nuevas grietas, por los antecedentes del exsenador Pinto que goza de refugio. Seguramente que a más de la confirmación del embajada del Brasil en La Paz, las autoridades de este país guardarán silencio, y pasarán el pedido del exfiscal a la Comisión Nacional de Refugiados (Conare) que deberá emitir una resolución favorable o no al pedido de refugio.

El exfiscal casi paralelamente de optar por su huida al vecino país, habría dejado una carta en la que revela que en el caso terrorismo en el que el mismo imputó a cerca de 39 personas, corrió sobornos, compra de testigos y presiones para incluir sin pruebas a líderes cruceños afirmando que se trataba de un montaje gubernamental. Si esto sería cierto, habría que aplicar el aforismo de que a falta de prueba, confesión de parte, es decir, que el exfiscal cometió todos esos delitos en el ejercicio de sus funciones. ¿Por qué lo hizo? Obligado o porque el asumió acciones delictivas y transgredió las normas? Estas y otras preguntas, merecen respuestas.

sábado, 8 de marzo de 2014

Documental "un minuto de silencio" que trae cola. por primera vez en 10 años que Goni aparece "el fondo Monetario" me presionó y otras revelaciones. la ausencia de Evo en los días de la revuelta, estaba con Gadafi recibiendo "dineros de premio" por su alzamiento.

Mónica Salvatierra - msalvatierra@eldeber.com.bo
Si Gonzalo Sánchez de Lozada calló durante una década, ha roto el silencio en el documental Un minuto de silencio, que se exhibe en Santa Cruz y que hace un repaso de los acontecimientos de 2003, que acabaron con su salida del Gobierno. En Massachusetts y en Washington, a Goni se lo ve en diferentes momentos: vestido con un abrigo, una chalina y una sudadera en una primera aparición, con ropa informal en su estudio en la segunda y con un traje formal en un tercer escenario. En todos, con algunos kilos menos que cuando dejó el Gobierno y con la huella de los años en el rostro.


El Gobierno y el FMI
Tanto Sánchez de Lozada como Alfonso Revollo, su exministro de Capitalización, revelan que el Gobierno soportó presiones de la embajada de Estados Unidos y del Fondo Monetario Internacional.
Goni recuerda que, cuando Evo obtuvo la segunda mayor votación en las elecciones de 2002, se produjo una corrida de dólares de los bancos y la gente dejó de tributar, poniendo en aprietos a su Gobierno. Por eso, le pidió un crédito de $us 150 millones a Estados Unidos, a través de su presidente George Bush. En ese momento, en las calles se rechazaba la posibilidad de exportar gas a California a través de Chile. No obstante, Alfonso Revollo admite que voceros del FMI presionaron al Gobierno de Bolivia para que concrete la exportación de hidrocarburos a cambio del dinero que se había solicitado a EEUU. Goni complementa que el FMI presionaba siempre al Ejecutivo.
Expiando culpas
Goni, de quien su expresidente afirma que no tuvo una buena lectura de la realidad, expía culpas: “Debí escuchar, darme cuenta de que había cambios. Ir pueblo por pueblo para escuchar”, afirma el expresidente y concluye que, aunque tuvo la oportunidad de gobernar desde Santa Cruz, donde tenía respaldo, optó por irse para evitar una guerra civil. “Vi que habíamos perdido y renuncié”, señala. 
Diferente es la mirada de su exministro de Gobierno, Carlos Sánchez Berzaín, que se declara culpable de no haberse quedado. “El error más grande fue dejar el poder. El mayor delito fue abandonar la democracia. Había que resistir, porque la democracia se defiende”. Los exministros de Goni: Carlos Sánchez Berzaín y Javier Tórrez Goitia coinciden en que hubo una acción deliberada para sacarlos del poder y argumentan que nunca se anunció oficialmente la exportación de gas por Chile y que a pesar de eso, las protestas rechazaron esa posibilidad y se llamaron la guerra del gas.
Por su lado, los exvicepresidentes Carlos Mesa y Víctor Hugo Cárdenas expresan su mirada crítica. El primero relata cómo fue la ruptura de su relación con el Gobierno, el día que hubo 27 muertos en los enfrentamientos, cuando le dijo a Goni que haga una consulta para exportar gas y llame a una Constituyente y tuvo como respuesta una negativa. Cárdenas, por su lado, no se explica por qué Goni buscó un segundo mandato que empañó los éxitos del primero.
 La voz de los que protestaron
En el documental también se escucha la voz de Felipe Quispe, que revela que aconsejó que los campesinos usen las armas, antes de que se produzcan los enfrentamientos y habló de las estrategias de protesta: primero pulga y después hormiga. A su vez, Roberto de la Cruz admite que la estrategia tenía como fin la expulsión de Goni.
El vicepresidente Álvaro García Linera refiere que los gobiernos neoliberales eran discriminadores y que el pueblo se dio cuenta que podía pasar de gobernado a gobernante.
En el filme se pone énfasis en el poder de los cocaleros, cuyo máximo representante es precisamente Evo Morales.
Tipnis
El documental muestra la lucha de los indígenas del oriente para frenar la construcción de la carretera que atravesaría el Tipnis. Junto con imágenes de la represión, se ven testimonios de mujeres, hombres y niños que cuentan cómo los golpearon la del 25 de septiembre de 2011.
Se exhibe en Cinecenter y en el cine Bella Vista. Comienza y acaba con un minuto de silencio, el que pidió Evo Morales, cuando fue posesionado como presidente de Bolivia, en honor a los muertos de 500 años de lucha de los indigenas por llegar al poder
ANÁLISIS
Los presidentes del minuto de silencio
Tuffí Aré - Periodista 
El documental de Ferdinando Vicentini da una mirada respetable a los últimos 12 años de la historia del país. Su mayor aporte es rescatar del silencio el testimonio del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y los de sus exministros Alfonso Revollo y Jorge Berindoague, así como del exembajador de EEUU Manuel Rocha.
 Goni expone las dificultades de su Gobierno por la injerencia del FMI, revela sus gestiones truncadas ante George Bush para conseguir $us 150 millones, para resolver la crisis de su segundo mandato, y admite como su mayor error el no haber entendido a la gente. Es reveladora la descripción que hace el exembajador Rocha del poder que tuvo la embajada de EEUU con 900 empleados en Bolivia. Son fuertes los testimonios de los indígenas del Tipnis durante la represión de su marcha. 
El documental es crítico con los dos políticos más influyentes de los últimos 25 años, aunque algo más generoso con el exjefe del MNR. Se esfuerza en ser plural y deja un mensaje contundente de cómo Goni y Evo son tan distintos ideológicamente pero probablemente parecidos en el ejercicio del poder, que se administra con violencia cuando lo detenta gente con cultura autocrática.
Como dice Carlos Mesa: para conocer a una persona hay que verla haciendo política.
Está ausente un actor relevante de los últimos 15 años: Santa Cruz y el rol de sus liderazgos durante la crisis de octubre y en el momento más álgido de la polarización: el 2008 y 2009. Una invitación a recordarnos parte de la historia y a provocarnos reflexiones en un año electoral  

viernes, 7 de marzo de 2014

igual se podría denominar "Efecto Venezuela" o "efecto dominó" en que una tras otra en forma inexhorable van cayendo las fichas, al primer suave impulso de la primera de la fila. El Deber...qué pasará en Bolivia?

No pudieron los seis días de asueto decretados por el presidente Nicolás Maduro. Venezuela sigue enfurecida por la crisis económica y política no resuelta desde comienzos del mes de febrero. La comunidad internacional espera una acción contundente que evite la violencia, que ya causó 19 muertos y una sociedad dolida por la confrontación y la falta de gobernabilidad.

De hecho, ya se ha desatado una crisis diplomática de proporciones al decidir, Maduro, el rompimiento de relaciones diplomáticas con Panamá, país que había solicitado el tratamiento del caso venezolano en el seno de la OEA. Tal es la debilidad creciente del mandatario venezolano que ya los países de la región le están dando la espalda, salvo por sus aliados tradicionales encabezados por el presidente boliviano Evo Morales y el cubano Raúl Castro. Diversas personalidades, entre ellas varios exmandatarios de la región y organizaciones de derechos humanos reclaman una investigación independiente sobre la brutal represión de que fueron objeto las movilizaciones estudiantiles.

Inflación, inseguridad, escasez son los problemas de fondo de la crisis venezolana. Pero lo más grave es la ceguera con la que el Gobierno está tratando el descontento social y las protestas. Si bien hay sectores radicales que buscan forzar el cambio de autoridades, lo cierto es que las autoridades han decidido ir por la vía de la represión estatal y el encierro político. Pero los efectos no solo se quedan en el plano diplomático. El periodista ecuatoriano Emilio Palacio lo advirtió durante una entrevista con este medio. Rafael Correa perdió las elecciones municipales del domingo 23 de febrero, entre otros factores, por el denominado ‘efecto Venezuela’. Es decir, el sufragio que muestra que la gente no quiere la polarización que lleve a la violencia, la represión y el autoritarismo como en el caso venezolano.

Palacio asegura que es un voto de advertencia en el sentido de poner límites a un mandatario que apunta a eternizarse en el poder por todos los medios imaginables y que no tiene reparos en atropellar a cualquier expresión de disidencia. Las derrotas en Quito, Guayaquil, Cuenca y otras ciudades ecuatorianas muestran este ‘efecto Venezuela’. 

Las protestas en Venezuela y el voto opositor en Ecuador muestran que, en América Latina, tenemos una democracia activa que no está dispuesta a soportar las tendencias autoritarias y que reclama soluciones concretas a los problemas de fondo que aún enfrentan nuestros países

jueves, 6 de marzo de 2014

protestas por el viaje a Caracas de Evo. otros ven como una "reiteración de la cumbre de dictadores" y esa insistencia en retratarse con Maduro. está Evo identificado plenamente con la represión de Madulo a estudiantes y mujeres. van 20 muertos sólo en las últimas protestas

"Terminó el carnaval de agua y pintura y ahora comienza el carnaval político. Vemos al presidente Evo Morales visitando Venezuela para conmemorar el primer año de la muerte de Hugo Chávez y sin embargo no le interesan los muertos que ha habido en el Beni". De esta manera se refirió el diputado Luis Felipe Dorado (CN) a la visita del primer mandatario a Caracas, mientras su gobierno sigue sin declarar zona de desastre al citado departamento amazónico.

Dorado mostró su preocupación por "el gasto excesivo e innecesario que se está haciendo en viajes internacionales" y subrayó que en la bancada opositora seguirán luchando por la declaratoria de desastre. "En caso de que el presidente no la emita estaría incurriendo en discriminación contra los benianos y en un delito de lesa humanidad si la contaminación se propaga", señaló.
El parlamentario acotó que el hecho de que en Beni no se pueda consumir pescado ni carne vacuna significa que hay contaminación.
La diputada María Teresa Roca (CN), coincidió en que "con los problemas que tenemos en el país el Presidente no debió viajar".

miércoles, 5 de marzo de 2014

Waldo Torres Armas está lúcido y oportuno al desgranar las causas del Derrumbe del S.Siglo XXI, dice que son las mismas del Derrumbe del S.Siglo XX, el atropello a las libertades, el miedo ciudadano y procedimiento despótico intentando perpetuarse en el Poder. Muy bien Waldo, no podíamos esperar menos de tu producción.

Venezuela ya no puede más, un “colombiano” está terminando de destruir a un gran país. Es el socialismo del siglo XXI que muere lentamente. Es la ineptitud de sus propulsores que ya no tienen cómo esconder el desastre político, social y económico en el que su modelo de gobierno ha sumido a esta nación y la única forma de detener las protestas es llegar a niveles de represión cubanos para mantenerse en el poder

No se espera que esta situación encuentre una salida democrática, por la sencilla razón de que Venezuela ya no es una democracia. Al igual que en Bolivia, el chavismo logró reformas que le permite el control del Poder Judicial, del Parlamento, de la Contraloría, de las FFAA, del Ministerio Publico, del Tribunal Electoral, entre otros; así, el hiperpresidencialismo se hace invulnerable. El malabarismo es posible gracias a la combinación de hipnosis colectiva, la distribución gratuita de rentas y una prensa acorralada. Pero el régimen cada vez más fanático, se encierra en su propio laberinto: la industria petrolera estatal está prácticamente arruinada, redujo su producción a menos de la mitad desde que el chavismo llegó al poder y su inflación es la más alta de América Latina. En el terreno económico y el de seguridad todo es un descalabro; allí todo escasea,  todo huele a “podrido”

¿Por qué fracasó el socialismo del siglo XXI? Pues por la misma razón por la que fracasó el socialismo del siglo XX: cuando en nombre de la igualdad un régimen atropella las libertades civiles y económicas de los individuos, la sociedad inevitablemente se atemoriza y se estanca. Lo paradójico es que algunos gobiernos supuestamente democráticos de la región en lugar de criticar los comportamientos autoritarios en Venezuela, no lo hacen porque están identificados con los mismos procedimientos intentando perpetuarse de manera indefinida apelando a gobiernos despóticos. Y, la OEA los tolera, así pierde legitimidad y traiciona la razón de su existencia. La comedia denominada CELAC que declara buscar la defensa de la democracia, de los derechos humanos, de la libertad de expresión y de la integración económica, admite como miembro a Cuba y le entrega su presidencia a Castro, no tiene problemas en reconocerlo como un interlocutor “democrático” válido solo para indisponer a los gringos. Es la hipocresía política a granel. Pero el ilusionismo ideológico tiene límites. Venezuela ya ha colapsado, Nicolás Maduro sobra, hasta obstaculiza, la explosión social de violencia entre los fabricadores del mito y los agobiados por el mito ya no puede ser detenida. Todos saben cómo comenzó el conflicto, pero nadie cómo terminará.

lunes, 3 de marzo de 2014

sin deslizar un sólo adjetivo hiriente, Humberto en su peculiar estilo dice cosas terribles. hoy sobre "la diplomacia de los pueblos" que está dando pésimos resultados, con señales negativas cada día, mientras sigue con la cumbre de los 77, que dice serán 133, creerle?

Bolivia tiene ahora relaciones deterioradas con Estados Unidos, Brasil, Argentina y, se podría decir, también Perú, por la suspendida reunión presidencial, que debía realizarse la semana pasada.

El encargado de negocios norteamericano, Harry Mammott, acaba de partir a su país “por razones personales”, con lo que los lazos de Bolivia con ese país se han debilitado todavía más.


Un informe sobre la desenfrenada corrupción que existe en Bolivia, divulgado en Washington la semana pasada, alertó sobre este nuevo giro en el deterioro de las relaciones bilaterales.


Brasil ha retirado a su embajador y a cuatro de sus más altos diplomáticos, lo que revela una situación delicada de las relaciones que no es disimulada por la inexplicable permanencia en Brasilia del embajador Jerjes Justiniano.


Esta crisis tampoco es mitigada por el silencio boliviano ante los desastres que causan las represas brasileñas en el río Madera. Las voces de alarma por esas obras se escucharon desde hace dos décadas, pero por alguna razón los gobiernos bolivianos, y sobre todo el actual, han decidido tratar a la región amazónica con inexplicable desdén.


Una factura de la petrolera Pan American Energy (PAE) vino a malograr las relaciones con Argentina. La factura es de 1.496 millones de dólares, que la empresa exhibe ante el gobierno de la señora Kirchner como un trofeo que se propone invertir en la exploración petrolera en Neuquén.


El acuerdo entre YPF y Repsol, firmado en los últimos días, abre la posibilidad de que la petrolera española opte por buscar gas en Argentina para vender a los argentinos, en lugar de buscarlo en Bolivia.


La poca pericia de los conductores de la política exterior boliviana se mostró en toda su crudeza en el caso peruano.


La reunión de los presidentes estaba en calidad de posibilidad pero no se había mencionado una fecha, salvo en el gobierno boliviano que hablaba del 27 de febrero. La cancillería peruana no estaba esterada de esa expresión de deseos del gobierno boliviano.


Para todos los efectos, el anuncio peruano de que el presidente Ollanta Humala no podía venir el 27 de febrero se contabilizó como un desplante, sobre todo cuando la ministra de Comunicaciones habló de un aplazamiento sin fecha “por razones festivas”.


La “diplomacia de los pueblos” está mostrándose poco eficiente para los intereses bolivianos.
Vacaflor.obolog.com