Páginas vistas en total

martes, 28 de abril de 2015

conocen al autor "bola Riberos" que escribe desde siempre, se refiere hoy al tema Terrorismo y ofrece variaciones inteligentes sobre los incidentes de un caso tan espeluznante como la novela "Rosa de Lejos", se acuerdan y parodia "Rozsa de Lejos" qué casualidad!

Antes de dejar Bolivia, para solicitar asilo político en España, el coronel Germán Rómulo Cardona formuló controvertidas declaraciones sobre los entretelones del bullado caso del Hotel Las Américas donde, según el gobierno, tres súbditos extranjeros, integrantes de un grupo terrorista que pretendía asesinar al presidente y causar la separación de Bolivia, fueron sumariamente ejecutados y otros dos de ellos presos hasta hace unos días, cuando recuperaron su libertad después de más de cinco años de presidio.

En esa razia, una treintena de connacionales fueron también apresados y varios de ellos guardan todavía reclusión. Muchos otros se exiliaron, esperando pacientemente que la justicia defina su situación.

En lo más explosivo de sus declaraciones Cardona cuenta cómo: “el ministro de la Presidencia; la exdelegada Presidencial y actual presidenta de Diputados; y el hermano del vicepresidente, habrían supuestamente estado en la Octava División de Ejército al finalizar la tarde del 7 de marzo de 2009 de donde sacaron unas armas que luego aparecerían en el stand de Cotas el día en que Eduardo Rózsa Flores, Árpád Magyarosi y Micheal Dwyer murieron en el hotel Las Américas”.

Lo curioso del caso es que las revelaciones del militar fueron inmediatamente corroboradas por el abogado Osvaldo Rojas,quien aseguró que las armas presentadas como prueba del hecho registrado en 2009, correspondíanen realidad al grupo de Blas Valencia en su asalto a la empresa distribuidora de valores Prosegur, y que las mismas estaban bajo custodia en la Octava División con asiento en Santa Cruz.

Tales declaraciones motivaron la inmediata reacción del gobierno calificando al ex instructor de la Escuela de Cóndores, (la élite del Ejército de Bolivia),y un oficial doctorado en derecho, cum laude de la Universidad de Valencia-España, como un loco que, en su afán esquizoide, habría tomado esa decisión movido únicamente por el afán de figuración mediática.

Este juicio, desde sus inicios, se ha convertido en una telenovela similar o mejor que la seriede TV argentina “Rosa de lejos”, que distrajo a los bolivianos durante todos los días que duró el último golpe militar que hubo en nuestro país y, como se estila en esta clase de culebrones, a medida que se prolongaba y comenzaba a cundir cierto aburrimiento en el público, se procedía a eliminar a algunos extras y actores de reparto, así como hacer aparecer a unos nuevos. 

De ahí que desde la salida del fiscal Sosa, del ex senador Pinto, del inefable Viejo Villa Vargas, de la desaparición de Andrade y muchos otros artistas que tuvieron papeles estelares en el libreto,ya estaríamos ante el inminente desenlace final de la obra,salvo que la reciente fuga espectacular de ElödTóasó y Mario Tadic, actores principales de esta novela, sirva de base para la preparación de un nuevo guión, que haga temblar las bases de la producción, con un nuevo capítulo que podría llamarse “Terrorismo V” o simplemente Rósza de lejos.

lunes, 27 de abril de 2015

Mellva Hurtado, María Denice Molle, WisemanMolovae, Felipa Huanca, Ruzena Maribel Santamaría (embajadora en Quito), Juanita Ancieta de "las bartolinas" Larissa Fuentes son los nombres que aparecen en las crónicas de El Dia de personas quetuvieron el manejo del dinero del Tesoro de la Nación a través de la Ministra Achacollo que no se mueve.

EL DIA.- El manejo del Fondo Indígena es la crónica de un caso de corrupción anunciado. Varios indicios, omisiones y determinaciones fueron configurando las condiciones ideales para el manejo discrecional de recursos.

Desde que estalló el caso se han enumerado anomalías como el presunto depósito en cuentas personales de los fondos de proyectos aprobados. Además hasta ahora se han establecido responsabilidades por la aprobación de los proyectos inconclusos. El directorio del Fondioc está integrado por representantes de ocho instituciones y presidido por la ministra de Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo. Y mientras la investigación continúa, siguen surgiendo denuncias de nuevas irregularidades.

Nueva denuncia contra Hurtado. Ante las irregularidades mencionadas, sale una nueva denuncia de Adolfo Chávez, titular de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), contraria al régimen masista, contra su adversaria Melva Hurtado.

Se trata del Módulo Ganadero Comunidad Totaizal en Beni, por el mal manejo de Bs 246.969, destinado para contratos de corte de madera, habilitación de oficinas y compra de insumos que nunca fueron entregados.

Chávez, con documento en mano, mostró la denuncia hecha por los comunarios, quienes hacen notar que Hurtado representa la Comisión de Control Social del proyecto.

"Doña Melva conformó una logia con dirigentes locales y regionales, los que forman parte de la red de corrupción", comentó. Indicó que el primer desembolso de Totaizal fue de Bs 237.340, que con descargos de facturas y contratos llegan a Bs 41.000. Asimismo dijo que la parte legal no está firmada por el representante Guillermo Suárez.

El 31 de octubre de 2012, María Denice Mole, responsable de la Comisión de Administración, retiró Bs 3.000. El segundo retiro lo hace Suárez, representante legal junto con Mole, la suma de Bs 114.646. El 24 de enero del 2013, un personaje identificado como Wiseman Molovae retira Bs 43.144, quedando en caja Bs 16.665. A todo esto, Chávez denunció ante cuatro ministerios sobre la presencia de una red de corrupción y lo sindica al Gobierno como protector y cómplice. No se pudo contactar a Hurtado para conocer su versión, aunque en anteriores oportunidades negó las acusaciones en su contra y más bien acusó a su adversario Chávez de haberse beneficiado de varios proyectos. Sin embargo, Chávez está dispuesto de hacer un careo con su rival en presencia del presidente Evo Morales, ya que los 51 proyectos aprobados en su gestión fueron ejecutados por Melva Hurtado.

Proyectos fantasmas. El abogado Eduardo León dijo que se han detectado un conjunto de proyectos fantasmas con discrecionalidad en su manejo.

"Existe una partida llamada Fondos de Fortalecimientos, pero que son entregados de manera arbitraria a los dirigentes para las movilizaciones sociales en beneficio del partido de Gobierno y de otras personas particulares", afirmó. Indicó que su cliente Rafael Quispe puso en conocimiento del presidente Evo Morales en el 2011 sobre estas irregularidades e incluso el informe de la Contraloría se lo elevó en noviembre a la Fiscalía, pero nunca se hizo nada.

Dijo que recién se activa el proceso con una nueva denuncia, porque incluso identifican recursos en cuentas particulares, como se hizo en varios desembolsos, cuando debió estar en cuentas Sigmas del Banco Unión. "Esos depósitos era una forma de lavar dinero del Fondo Indígena", comentó.

Resaltó nuevamente el nombre de Melva Hurtado, quien habría recibido Bs 22 millones en cuentas particulares. También denunció que en el caso de la provincia Loayza de La Paz, Felipa Huanca, excandidata a la Gobernación, y Ruzena Maribel Santamaría, exembajadora de Bolivia en Ecuador, fueron beneficiarias directas de Bs 2,5 millones.

Se compró lealtades. Según el senador de Unidad Demócrata (UD), Óscar Ortiz, el Fondo Indígena fue usado por el oficialismo “para la compra de lealtades”.

Subrayó que gran cantidad de los desembolsos realizados a cuentas personales se dieron días antes del gasolinazo. Denunció que se transfirió de manera irregular más de Bs 300 millones a cuentas particulares en la gestión 2013. Cuestionó al presidente Evo Morales por no suspender a los integrantes del directorio del Fondioc, quienes desde sus cargos “podrían ocultar pruebas o destruir información”.

El legislador dijo que no solamente se debe sancionar los mandos medios, sino también a los responsables de las altas esferas del actual Gobierno, como la ministra Achacollo, ya que uno de los delitos es la omisión.

Ministra lanzó dardos contra sus adversarios. En la interpelación en la Asamblea Legislativa Plurinacional, la ministra Nemecia Achacollo arremetió contra los indígenas opositores. Denunció que Chávez y su esposa manejaron Bs 2 millones en tres proyectos destinados a los pueblos de tierras bajas. Además acusó a Rafael Quispe de disponer Bs 800.000 en un proyecto relacionado con industrias extractivas. Exigió a la autoridad que pruebe con documentos firmados haber recibido "un solo centavo" de la entidad cuestionada. Mientras que el titular de la Cidob Orgánica dijo que su esposa tiene los descargos correspondientes. Achacollo lamentó que el dinero del Fondioc fuera entregado a una administración autónoma a cargo de las organizaciones sociales, ya que -según ella- eso le impidió hacer un control cercano a la ejecución de los proyectos que financió esa institución, admitiendo de esta manera, la falta de fiscalización de esos recursos.

Ancieta exige que le demuestren. Por su parte, Juanita Ancieta, titular de las Mujeres Campesinas "Bartolina Sisa", exigió al diputado Rafael Quispe que le demuestre si malversó recursos del Fondioc, caso contrario tomará acciones penales. Aclaró que hay una interventora (Larissa Fuentes) del proyecto y "si hay responsables en el mal manejo que les caiga todo el peso de la ley, sea quien sea", advirtió. En días pasados, manifestó en una nota de Erbol que depositaron recursos del Fondo Indígena en cuentas personales bajo una norma de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

miércoles, 15 de abril de 2015

"pan y sardinas" no lo dice Roger Pinto senador boliviano retenido casi dos años en la Embajada de Brasil en La Paz, ahora exiliado en Brasilia, sin duda ha sufrido, sufre hambre y como todo ser humano obligado a vivir fuera de la Patria tiene problemas también existenciales. Ver nuestro Previus.

Previus: exiliado en Buenos Aires, aceptado por el ACNUR (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados" me tocó vivir, varios meses de los escasos medios que el organismo destinaba a los refugiados en situación de espera, como era mi caso. Es decir, mientras ACNUR tramitaba ante el Reino de Suecia mi solicitud de refugio político. El trámite en realidad fué veloz, tan sólo a los 9 dias de presentado el pedido, fuí convocado por la Embajada de Suecia en Buenos Aires "su solicitud ha sido aceptada. su esposa, hijos y usted gozan a partir de ahora del asilo en Suecia", todos los c.c. que esperaban tal resultado se quedamos sorprendidos de la celeridad del ACNUR. esto ocurrió entre abril y mayo del 1982, aunque sólo en agosto, pude salir de Buenos Aires y reunirme con mis seres queridos en el mismo avión de Lufhansa que nos transportó primero a Frankfurt y luego a Växjo en el Sur de Suecia.
aquellos meses en Argentina fueron muy duros. me fue imposible obtener trabajo, por carencia de una "residencia aceptable" las entrevistas resultaron en fracaso, porque por aquellos dias del 1981, ningún empleador deseaba correr el riesgo de tener empleado a "un refugiado". ACNUR disponía de 9 dólares por dia, para cada refugiado. Los funcionarios nos entregaban el dinero por medio de una oficina de Caritas en Miraflores, en moneda argentina, al cambio oficial, si al menos nos hubiesen permitido cambiar en la bolsa negra, habría sido realmente diferente. esos 9 dólares en pesos argentinos daban para un desayuno y la mitad de una habitación de un hotelucho. De modo que tomar desayuno o almorzar, una comida por día, nada más. Y claro, te comprendo Roger, el hambre se dejaba sentir. A veces, muchas veces, panes y cocacola, por todo alimento. García Meza sin explicación alguna, me había condenado al suplicio, por pensar diferente, por resistirme, periodísticamente a bajar la cabeza sin protestar por el caudillaje.
El exsenador pandino Roger Pinto, refugiado en Brasilia desde 2013, confesó al periódico “La Fohla Sao Paulo”, que, por periodos, vive algunas limitaciones económicas al extremo de que debe buscar los pasajes aéreos más baratos para poder visitar a su esposa e hijas en el Estado del Acre, se alimentó durante muchos días  de pan y sardinas, y a veces prefiere no salir de su vivienda, porque no tiene dinero para la gasolina.
En conversación con las periodistas Flavia Foreque y Gabriela Guerreiro, Pinto comentó que vive en el departamento del senador Sergio Petecao del Partido Social Demócrata (PSD) y que dicho lugar está constantemente lleno de personas que entran y salen, porque al legislador le gusta convocar a sus amigos y electores.   “Cuando entré a Brasil, no podía decidir adónde ir. Pero si me preguntaran adónde, si fuese de vacaciones, iría a Rìo, por trabajo a Sao Paulo, pero como soy político, quiero hacer política y decidí vivir en Brasilia”, comenta Pinto, quien huyó de Bolivia en un operativo terrestre decidido por los funcionarios de la embajada brasileña en La Paz, que lo tuvieron viviendo en sus oficinas durante 453 días.
“Vivo con una espada sobre mi cabeza. No sè si mañana voy a tener a un policía federal en mi puerta diciendo: Usted tiene que abandonar el país. Eso me crea una inseguridad que no me deja definir mi futuro”, comentó. Pinto asegura haber leído 150 libros mientras estuvo recluido en el edificio de la avenida Arce, donde funciona la embajada de Brasil en La Paz. Por ello, ahora, prefiere hacer ejercicios al aire libre en el parque central de Brasilia. “Al comienzo conseguía leer, pero después mi mente se fue atrofiando, ya no consigo concentrarme”, afirma, comparando su situación actual con la precedente en Bolivia.
Pinto es evangélico y cuenta con el respaldo de la comunidad religiosa en el vecino país. Asiste a la iglesia “Sana Nuestra Tierra”, donde el pastor y ex parlamentario Robson Cordovahlo, le ha aportado su solidaridad.
“Hay días en que no salgo, porque no tengo dinero para gasolina. Tengo muchos días en que comía pan y sardinas, pero estoy feliz aquì”, recuerda.
Consultado sobre su situación legal, Pinto dice: “Parece que Brasil tiene la intención de no molestar a Evo Morales aunque para eso tenga que violar los derechos de otras personas”.
Cuando Pinto llegó a Brasil, generó serios trastornos dentro del Estado brasileño. El gobierno sancionó a los funcionarios que lo ayudaron a salir de La Paz y ordenó la destitución del canciller de entonces, Antonio Patriota. “¿Quién soy yo para que por mi causa se destituya al canciller de Brasil?”, reaccionó apenado.  
Consultado sobre si se arrepiente o no de haberse involucrado en la política, Pinto responde: “Lo haría de nuevo.. fue mi opción de vida ¿Qué puedo reclamar?  Dios me dio buena salud, tengo una famiia de primera, aunque estoy triste por haber hecho sufrir a mi familia. En torno a las sanciones que recayeron sobre quienes lo cooperaron, entre ellos el diplomático Eduardo Saboia. El exsenador opositor comentó “En cualquier parte del mundo, salvar una vida es un acto humanitario reconocido por toda la sociedad. Aquí él fue vilipendiado”

martes, 14 de abril de 2015

del último número de la publicación Siglo 21, de Humberto Vacaflor. oportuno y duro.

Siglo 21, lo presenta así:

Dos paraestatales se van al desempleo Chávez y Gómez


Wálter Chávez y Andrés Gómez, periodistas identificados con el gobierno, pasaron a engrosar las filas de los desocupados la semana pasada.
El vicepresidente desahució al primero de ellos diciendo que ya nada había que decir sobre él, mientras que ignoró rotundamente al segundo, para sugerir una supuesta prescindencia.
Chávez se fue con un portazo, presentándose en un programa que él mismo había armado en la red paraestatal ATB a cargo de una militante del MAS.
Allí dijo que el partido estaba aquejado de una grave crisis sistémica, y que necesitaba una terapia especial: una revolución en la revolución.
Aludió con sutileza al vicepresidente, cuando dijo que la culpa de la crisis era de “los que escriben libros”.

• Gómez se fue de Erbol sin mucho ruido aunque con amargura: no le renovaron la confianza, ni el contrato.
Quienes han aprendido a descifrar lo que pasa en las entrañas del MAS dicen que ambos periodistas cometieron el error de haber discrepado con el vice en la designación de algunos candidatos en elecciones “subnacionales”, en las de 2010 y en las de ahora.
Despedirlos fue decisión del vicepresidente como reacción ante la dolorosa derrota.
• Mientras tanto, el gobierno ajusta las tuercas de la presión que ejerce sobre los medios independientes.
Ha enviado instrucciones para que ningún medio apoye la idea de una devaluación de la moneda. Sabe el gobierno que en ello se le va la vida.
• Cuando hayan vuelto del exterior, el presidente y el vice se proponen ajustar cuentas con los responsables de la derrota, y por decisión unánime comenzarán por castigar a los medios.

No aceptan que, teniendo tantos medios bajo control estricto, las cosas hayan salido tan, pero tan mal.
Quizá no sea una revolución en la revolución, pero va a ser un remezón en el abrevadero de los paraestatales.

viernes, 10 de abril de 2015

dos eventos paralelos...uno oficial, formal y otro de corte chuto, o sea de contrabando...modalidad inventada para decir aquí, lo que no pueden decir adentro...Evo se lució porque se llevó desde Bolivia su propia claque, el coro entrenado y pagado para hacerse aplaudir...un show.

El presidente boliviano, Evo Morales, acusó hoy a Estados Unidos de intentar derrocar a Gobiernos latinoamericanos, como Venezuela, con medidas económicas al no poder hacerlo con medios militares “como en el pasado”. “Unidos, derrotaremos a los que nos han dominado. Unidos, nos liberaremos de esa dominación”, arengó el político boliviano.Morales acusa a Obama de intentar derrocar económicamente aGobiernos.

Morales dijo ante varios centenares de indígenas que asisten a la Cumbre de los Pueblos, que se celebra en Panamá como alternativa a la Cumbre de las Américas, que “ahora que no pueden dominarnos con dictaduras militares nos ahogan económicamente…, quieren dominarnos con decretos como hace el presidente Obama”.

“Antes, ¿qué hacía? Golpes de Estado, dictaduras militares so pretexto de cómo terminar el comunismo, el marxismo, el leninismo, los rojos. Con los pueblos nos hemos liberado de ese mensaje de humillación. Ahí viene el llamado terrorismo inventado, el narcotráfico”, continuó.

“Ahora el imperio americano usa los derechos humanos. Hablando de Cuba por ejemplo. El bloqueo económico es una forma de como no respetar los derechos humanos no sólo de una persona, los derechos colectivos de toda una nación”, añadió el presidente boliviano.

Entre los aplausos y gritos de los asistentes a la cumbre alternativa que se celebra en la Universidad de Panamá, Morales dijo que entregará mañana al presidente Obama una resolución acordada por los delegados.

Morales dijo que en la Cumbre de las Américas, a la que a partir de hoy asisten los gobernantes de todo el continente, incluido por primera vez en la historia Cuba, “se llevará un debate profundo sobre la situación económica social cultural de los pueblos de América”. (está publicado especialmente en los medios favorables al ALBA)

lunes, 6 de abril de 2015

excelente texto de Iván Arias, autotitulado "ciudadano de la República Plurinacional de Bolivia" resume lo sucedido el 29 y la manera cómo votó el pueblo contra la imposición del MAS, a pesar de las amenazas y no obstante "los ruegos de Evo".dioses de barro, sin base social, sin fieles seguidores porque los ciudadanos frustrados por la mentira,cansados de la soberbia masistas decidieron expresar descontento "en el silencio de las urnas".

La aplicación de la Ley de Participación Popular (1994) destronó a los actores sectoriales y empoderó a los ciudadanos territoriales. Ese fue uno de los grandes cambios sociales y políticos que abrió la LPP. Sin embargo, los gremios y corporaciones se agazaparon esperando su turno para volver a tomar el Estado por el asalto. El dominio de los actores territoriales y la construcción de una institucionalidad democrática duró poco debido a las propias incongruencias de los partidos por entonces dominantes que, lejos de impulsar un proyecto común, se dedicaron a ponerse trabas y serrucharse el piso entre ellos. Si bien Goni empoderó a los actores territoriales, Banzer y los que le sucedieron se encargaron de revivir y re-protagonizar a los actores corporativos que terminarían, sin medir métodos ni consecuencias, retomando el poder el 2006. Es así que la victoria que se dio el 2005 fue la victoria del corporativismo; tendencia de un grupo a defender a toda costa sus intereses, sin tener en cuenta la injusticia que puedan causar a terceros; fue característico de las sociedades fascistas y nacionalsocialistas. Esta victoria se expresó en las denominadas organizaciones sociales (OS) agrupadas en la CONALCAM que entraron a repartirse el Estado con la firme idea de no dejarse nunca más destronar. Ayudados por una excepcional coyuntura económica en la historia nacional, su soberbia los llevó a perderse en el síndrome del hubris reforzando su creencia que estaban en el camino correcto.

Todopoderosos y destruyendo toda institucionalidad, creyeron que podrían decidir no solo sobre las arcas del Estado, al cual asaltaron sin medida ni clemencia, sino también sobre la vida y alma de las y los ciudadanos. Pasándose por encima los criterios de normatividad, eficiencia, control social y sostenibilidad, desde el Gobierno, se ejecutaron programas, empresas estatales y fideicomisos dirigidos a o por los mismos actores corporativos. Junto a ésas acciones, la tolerancia estatal al narcotráfico y el contrabando abrieron las puertas a la corrupción y al enriquecimiento rápido e ilícito. Y aparecieron los nuevos ricos, no necesariamente como producto del esfuerzo de trabajar la tierra o la industria. Poderosos, económica y políticamente, se creyeron dioses.

Los poderes locales, gobernaciones y municipios, en su mayoría y allá donde el MAS tenia alta votación, fueron presa de los sectores corporativos. Sindicatos, gremios y ayllus se dieron a la tarea de asaltar los gobiernos locales para decidir sobre fondos, cargos y proyectos. El mejor ejemplo de esta situación fue y es el municipio de El Alto, donde el señor Patana, era preso del poder corporativo chantajista expresado en las dirigencias de juntas, gremios y centrales. El Presidente, ante las encuestas que mostraban una debacle en El Alto, convocó el día jueves antes de las elecciones a una reunión a todos los dirigentes de los poderosos gremios y les pidió que aseguraran el voto en El Alto. Los dirigentes de la corporación salieron vivando al Presidente, al partido de Gobierno y jurando que El Alto una vez más seria azul y que la derrota de la oposición estaba reasegurada. Quién osaría enfrentarse a semejantes dioses del olimpo andino? 

Sin embargo los resultados del 29 de marzo de 2015, como bien lo apunta Ricardo Paz, demostraron que los dirigentes corporativistas eran dioses de barro, dioses sin base social, dioses sin fieles porque los ciudadanos de carne y hueso, frustrados por la mentira del cambio, cansados de su soberbia, de sus amenazas y de su manipulación decidieron, en el silencio de la urna, expresar su descontento y rechazo a esos dirigentes arrogantes y corruptos que los usan y manipulan bajo la mentira del cambio. El voto ciudadano de las elecciones municipales y departamentales, en todo el país, porque las derrotas al corporativismo no solo fueron en el Alto, sino en 7 ciudades más, es el pedido de que el gobierno tiene y debe cambiar de forma de gobernar y hacer política. El ciudadano ha derrotado al corporativismo mentiroso, soberbio, rencoroso, confrontacionista y corrupto.


Son los derrotados por la ciudadanía los que ahora buscan culpables: “la dirigencia regional del partido de Evo Morales salió ante los medios de comunicación a exigir la renuncia de los dirigentes sindicales que supuestamente impusieron candidatos. Mientras los aludidos pidieron que no se metan en sus organizaciones e incluso advirtieron que el Jefe del Estado también tuvo la culpa en el fracaso electoral” (Erbol). Son los castigados por la ciudadanía los que salen a amenazar: “El secretario ejecutivo de la Federación de Gremiales de El Alto, Braulio Rocha, manifestó que él se convertirá en “la pesadilla de Soledad Chapetón” si continúa con un supuesto plan de intervenir las instituciones alteñas” (ANF). Son estos viejos dirigentes los que amenazan, como Gustavo Torrico, con acorralar y destruir la gobernabilidad allí donde perdieron: “Somos el disc-jockey de la fiesta, ponemos música y Patzi baila, la cortamos y Patzi se sienta, es que es así.” (Pagina Siete).

El desafío de los líderes emergentes como José María Leyes, Soledad Chapetón, Gatty Ribeiro, Adrián Oliva, Felix Patzi y otros que recibieron el voto anticorporativismo, es enorme y deberán tener una lectura adecuada al momento de sentar las bases de su gestión. Los ciudadanos y ciudadanas han hablado y esperaran que los electos los escuchen. El apoyo ciudadano recibido no es carta blanca para hacer lo que el corporativismo hizo: el poder del voto ciudadano está pidiendo un cambio en la forma de ser líder, de hacer política y de hacer gestión. El MAS no está herido de muerte, el MAS sigue siendo el mayor partido del país, pero si el MAS no sabe leer correctamente lo sucedido desde la ciudadanía, estemos seguros que ampliará la rendija de su destrucción.

* Ciudadano de la Republica Plurinacional de Bolivia

domingo, 5 de abril de 2015

Comienza a pagarse la factura de un manejo demasiado largo y demasiado discrecional del poder en todos sus niveles. La penetración del oportunismo y la corrupción se hacen notar, y el elector que aún cree fuertemente en el carisma presidencial, no está dispuesto a extender otros cheques en blanco.

El tiempo del triunfo y la derrota es el tiempo de las cifras, del cálculo de porcentajes, el del discurso bien acomodado a las circunstancias. Es el tiempo de pedir cuentas y echar cuentas, el de preguntarse qué se hizo mal o el de celebrar lo que ‘obviamente se hizo bien’. Las elecciones del domingo pasado han marcado sabores amargos y dulzor de paladar en dosis parecidas.

Es la primera vez desde 2005 que el Gobierno sabe en lo íntimo que su invencibilidad está en entredicho, o mejor, que el presidente Morales, cuyo halo de éxito no puede cuestionarse en su capacidad personal, no es capaz de endosar ese halo a sus candidatos. Ya lo había experimentado en el Beni en la anterior elección para la Gobernación departamental, pero nunca había tenido que afrontar un revés en el corazón andino de su poder, de su discurso y de su propio proyecto histórico.
Que el MAS haya ganado en el conjunto del país no es sólo algo fuera de discusión, sino la consecuencia inevitable de una oposición que funciona mucho mejor en los poderes locales que en partidos nacionales cuya dimensión está aún lejos de cristalizar en un nuevo sistema de partidos que sustituya al que había en 2003. Quizás, por ello, valga la pena repensar la lógica intrínseca de esa ecuación, ante la evidencia de una nueva construcción y balance del poder entre el viejo centralismo de estilo leninista y la nueva realidad más horizontal y de redes que representan las elecciones municipales y de gobernaciones, con sus respectivas asambleas incluidas.
Pero volvamos al meollo. El MAS debe entender que atraviesa una fuerte turbulencia. El hecho de que sea uno de los tres jugadores en el gran tablero nacional y que su ventaja sobre el segundo sea aún muy grande, pone aún más en evidencia su extrema dependencia del liderazgo personal del Presidente.
¿Por qué perdió de manera tan categórica en La Paz? Porque empezó por dar por garantizado que esta plaza era masista, sobre la hipótesis de su doble carácter de tener una población mayoritariamente aymara y en teoría mayoritariamente afín al proceso político. Una cosa y la otra –se suponía– iban de la mano. Pero ocurre que en las elecciones locales la ideología pasa a un segundo plano, lo que vale es el resultado de la gestión, mucho más fácilmente medible para el votante, pues de lo que se trata es de transporte, limpieza, seguridad, sistema sanitario, impuestos, infraestructura y comunicaciones, pero no las que el Estado central anuncia a mil kilómetros de donde viven los ciudadanos, sino en su acera, en su parque, en su barrio, en su casa. Y estuvo claro que la gestión alteña no funcionó y estuvo claro que la gestión de la Gobernación fue insuficiente.
Pero si la gestión fue deficiente, peor aún le fue al oficialismo con la credibilidad y la legitimidad. De manera cada vez más perceptible y más sostenida el MAS perdió la propiedad de la revolución del comportamiento. El reclamo ético de las primeras gestiones apuntalado por un alto grado de desprestigio del viejo sistema y una alta cota de esperanza en los nuevos gobernantes, se fue perdiendo progresivamente hasta que episodios como el ya célebre video del exalcalde alteño y, sobre todo, la evidencia de las irregularidades cometidas en diversos ámbitos de la administración del dinero recibido por el Fondo Indígena, se identificaron de manera clara con dos candidaturas en el corazón del poder gubernamental.
Los movimientos sociales que apuntalaron a los dos principales candidatos paceños perdieron de vista la existencia de una ecuación, en la que el ciudadano que vota es un factor imprescindible. Creyeron que podían garantizarle al Presidente un triunfo que la democracia les arrebató, porque el electorado no estuvo dispuesto a aceptar como buena cualquier decisión corporativa de unas ‘bases’ que no eran sino la expresión de sectores minúsculos enquistados en las entrañas del poder gremial, vecinal y sindical de ese gigantesco conglomerado que es una de las palancas principales de alimentación del poder del partido mayoritario.
Comienza a pagarse la factura de un manejo demasiado largo y demasiado discrecional del poder en todos sus niveles. La penetración del oportunismo y la corrupción se hacen notar, y el elector que aún cree fuertemente en el carisma presidencial, no está dispuesto a extender otros cheques en blanco.
En el otro lado del espectro está la frescura de un nuevo liderazgo. El cambio generacional (El Alto y Tarija son los mejores ejemplos), sumado a un estilo fresco y un discurso despojado de sectarismo, capaz de generar ilusión y plantear la campaña desde la propuesta, pone en aprietos a una estructura que paga el precio de su propia gravedad. El MAS se ha hecho demasiado pesado, tiene demasiadas voces disonantes y hay demasiado que se calla o se dice en voz baja, en medio de tensiones que sólo administra el Presidente.
Lo que en La Paz fue la expresión más dura de un resultado que hace tres meses estaba fuera de toda consideración, se ha hecho extensivo a la abrumadora mayoría de las capitales de departamento y, potencialmente, a cinco de las nueve gobernaciones. Si de esta experiencia el Gobierno no asume la necesidad de abrir compuertas, de oxigenarse y, sobre todo, de construir por primera vez y de veras una lógica de vasos comunicantes con la oposición, corre el riesgo de un deterioro mayor.
Será bueno para el Presidente, para su partido, pero sobre todo para el país, que la respuesta a este resultado no sea el atrincheramiento y la agresividad, sino, por el contrario, la mano tendida para asumir, como no puede ser de otra manera, que en la democracia hay espacio para todos y que no hay futuro en ella sin el espacio legítimo y saludable de la convivencia entre mayorías y minorías. Sobre todo ahora que el MAS experimenta la realidad de ser minoría en varios lugares de nuestra geografía.

viernes, 3 de abril de 2015

reclama Erika coordinación entre oficialismo y oposición en el nuevo periodo poselectoral luego de mostrarnos lo realmente sucedido el 29 pasado. Erika acierta cuando nuevos y viejos actores renuevan su confianza en el elector

Con su voto, la ciudadanía le ha dicho sí al pluralismo político en democracia. Apostó por el equilibrio para, desde el territorio y las ciudades que albergan al 70% de la población, hacer contrapeso a la concentración del poder. Este no es un dato menor al constatar las fortalezas y déficits democráticos del MAS. Es una respuesta a las pulsiones hegemónicas que sus líderes no disimularon y a las que el Órgano Electoral parecía facilitar. Con este mensaje como telón de fondo, lo ocurrido en las urnas da mucha tela para cortar.

La gestión sí importa: en términos subnacionales la gestión deriva en premios y castigos. Curiosamente, pese al asedio del Gobierno central, los opositores fueron favorecidos por la reelección y la continuidad. Es el caso de Rubén Costas en Santa Cruz, de Luis Revilla en La Paz, fortalecidos electoralmente; de Rodrigo Paz en Tarija y del polémico Percy Fernández, el alcalde cruceño, siendo Luis Flores, gobernador de Pando, la excepción en el oficialismo. Algo deberemos aprender de las capacidades de gestión y buenas prácticas institucionales premiadas por el voto.
Tripleta paceña: la victoria del trío Revilla-Chapetón-Patzi tiene un poderoso significado. El voto cuestionó la autoridad política y moral de organizaciones sociales corporativas que presionan y ‘cogobiernan sin responsabilidad pública’ en el municipio de El Alto, en el Fondo Indígena y en otras instancias del gobierno; se puso al frente de amenazas y deslegitimó la propuesta ‘andinocéntrico’ y ‘ruralista’ que simbolizaba Felipa Huanca.
¿Acaso no fue una propuesta anacrónica proponer el cambio de nombre de la plaza Murillo a título de descolonizar y ‘despatriarcalizar’? Eso ocurría mientras Patzi y la ‘Sole’, aimaras urbanos, sintetizan perfiles empoderados, interculturales y de una ciudadanía moderna a los que miles de familias de origen indígena y rural antes excluidas aspiran para sus hijos.
Tiene razón el MAS cuando, a modo de consuelo, argumenta que es la única fuerza con presencia política en todo el territorio. Se trata de un rasgo saludable al que las oposiciones mixturadas deberían apuntar. Hay una nueva generación política de liderazgos regionales con potencial para contribuir a ello, esperando que puedan hacerlo vacunados del síndrome de reyes o caciques sectarios, despóticos y pretensiosos.
En suma, el escenario poselectoral abre un nuevo capítulo en la construcción del Estado con autonomías. Con gobiernos subnacionales menos tutelados por el centralismo político, la coordinación y la convivencia con el adversario político, serán mandato imperativo.