Páginas vistas en total

sábado, 30 de abril de 2016

la impostura de Evo de felicitar a padres, radialistas y carpinteros en marzo pasado. no cumple con la paternidad, los radialistas están con la espada contra la pared y los carpinteros con fábricas que cierran por la importación de masiva producción china. Lupe Cajías acertada en su verbo que no es capaz de atender sus deberes.

Me abstuve de comentar el caso ‘Morales-Zapata’ a la espera de conocer los datos empíricos que proporcione el propio entorno del presidente Evo Morales Ayma, más allá de los muchos reportajes publicados, la información confidencial que nos llega desde fuentes creíbles y, obviamente, sin tomar en cuenta las estridencias de la oposición.

Es con base en las declaraciones del propio mandatario, de su abogado y de sus ministros que ahora sí podemos asegurar que estamos frente a un ser humano que no solo desprecia a las mujeres –como en tantas ocasiones lo demostró–, sino que no es capaz de re/conocer a uno (s) de sus hijos. Entre las criaturas del Señor, hasta los pajaritos se preocupan de sus pichones y fabrican un nido para protegerlos. Entre los mamíferos, el león y el tigre defienden a dentelladas a sus cachorros. El hombre es el único que castiga a su compañera y abandona a sus criaturas. Dichosos los que, como en mi caso, gozamos de un padre protector, de hermanos preocupados por sus hijos, del esposo-padre infaltable, del hijo-padre infinitamente amoroso.
El presidente es un mal ejemplo de padre. Sus ministros parecen no darse cuenta de la dimensión de los hechos, de lo que significa para la población escuchar por boca de su propio defensor que no sabe si tuvo o no tuvo un hijo con una “cara conocida”. ¿No siguió su embarazo, los cuidados prenatales exigidos para recibir el bono Juana Azurduy, los malestares, los desánimos? ¿No atendió llamadas, quejas, llantos? Este no es un asunto privado y la defensa realizada por Reymi Ferreira es su más triste papelón. Ahora, con desparpajo, la señorita Marianela Paco financia propaganda política con niños que alaban a Evo; a falta del propio, bueno serán los ajenos. La directora de Canal 7, Gisela López, difunde decenas de escenas de aquel hombre rodeado de criaturas. La directora de Cambio, Carmen Miranda, edita folletos con portadas llenas de niños rodeando a Evo.

El 19 de marzo, un aviso pagado reproducía la felicitación de Morales a los padres, a los radialistas, a los carpinteros por su día. Una impostura; quien no cumple con los deberes de la paternidad mal puede alabarla. Los radialistas atraviesan actualmente un año de angustia ante el impulso de Paco y de la ATT para el cierre de medio millar de radios y el despido de unos 2.400 trabajadores.

¿Y los carpinteros? Cierran fábricas, ventas y talleres porque la invasión de productos chinos fabricados, quien sabe en qué condiciones, y el contrabando los dejan sin poder competir. Parece que en el Ministerio de Comunicación no leen noticias.

jueves, 7 de abril de 2016

Karen Arauz se ocupa de Bolivia como "un pais enrarecido" y cita La Metamorfosis del hombre convertido en insecto, "estamos sufriendo agresión constante, ante la negativa de Evo de no aceptar el 21F que marca su final, la sociedad vive un sentimiento de frustración como el personaje de Kafka...se gana con esta lectura, "mantener la esperanza, recuperar la seguridad jurídica y encontrar la restauración" como ideales de lucha postrera.

Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto". Así comienza La Metamorfosis de Kafka. Y lo peor es cuando descubre, que no era una pesadilla.
Es muy difícil enfrentar cada día lo que viene sucediendo, porque tampoco es un mal sueño. Despertamos cada mañana, enfrentándonos con una realidad no deseada y muy difícil de asimilar. Estamos sufriendo una agresión constante que preocupa y molesta. La negativa de Evo Morales -que ladinamente le endilga una vez más a los movimientos sociales-  de aceptar que el 21 de febrero, la mayoría de los ciudadanos decidieron en base a la democracia y el estado de derecho, negarle la posibilidad de una nueva reelección. La derrota sufrida por el Presidente y el MAS, los ha dislocado de tal manera que casi se respira la desesperación que ha hecho presa de ellos. Están buscando con frenesí, violar la Constitución ignorando las razones por las que perdió el SÍ, no solo haciendo de lado el mandato soberano, sino, y peor aún, pretendiendo arrastrar a todos en esa frenética marcha triunfal, vacía de contenido y plagada de desconfianza.
Las principales figuras del gobierno, están delirantes. No hay un solo día en que no sucedan situaciones de cariz casi patológico. Los que ya hemos vivido lo suficiente de la historia contemporánea de nuestro país, tenemos que reconocer, que no lo habíamos visto todo. A la derrota en el referendo del 21 de febrero pasado, se han sumado una serie de hechos que solo  han logrado exacerbar la virulencia con la que enfrentan la más mínima situación que no pueden ocultar y a la sociedad, la ha invadido un sentimiento de frustración por no haber previsto con cabalidad, que el poder por el poder, para ellos, lo es todo.
Las desaprensivas y constantes agresiones verbales de Evo Morales, confirma día a día que para él, ser admirado, significa ser temido. Y con este propósito, se ha rodeado de los sujetos idóneos pues no escatiman esfuerzos en doblar la cérvix las veces que sea necesario. García Linera no oculta su frustración de haber sido desenmascarado en una estúpida mentira y la vertiente de su inagotable rencor, es digna de largas sesiones de psicoanálisis. Y ambos se están equivocando. La proverbial falta de autocrítica y el no saber disculparse por nada y ante nadie, los ha alejado de la población en progresión geométrica a los oscuros manejos que hacen del poder.
Es poco inteligente, luego de la derrota del referendo, no cambiar  de estrategia de acercamiento a la gente. Las amenazas son consideradas en su mayoría, bravuconadas sin ningún tipo de contenido. Insisten en endilgarle el fardo de sus enormes errores a las redes sociales. Ojalá alguien les hiciera entender, que es menos radical tener una ciudadanía ante una computadora o un teléfono expresando su desengaño, que tomando la calle para hacerse oír.
La administración hace muy mal en poner de abogados defensores a un puñado de sindicalistas de toda laya. Es incomprensible que no quieran mirar los acontecimientos de la historia contemporánea del país y comprobar que las lealtades -sobre todo en política-, no son inalterables. Cuando la obediencia militante colisiona con los intereses particulares, los giros son realizados sin ningún tipo de miramiento. Sería muy interesante saber cómo les ha caído a los beneficiarios de las obras solidarias de la iglesia católica, lo dicho por Choquehuanca, -medio solicitud medio orden-, de discriminar el hambre y la necesidad acorde con su militancia. Y el otro axioma de este gobierno que insulta, es la negativa a ver que el tema del narcotráfico es la causa del aumento exponencial de la criminalidad, siendo la mayor amenaza al tejido social del país. No hay país productor de algo, que no consuma. Meter la cabeza en la arena, es un pecado de omisión de grave irresponsabilidad.
La exposición mediática de Quintana, cuya gesticulación y lenguaje corporal sumado a su ridícula victimización de indigencia, no deja mucho espacio a la especulación. La manifestación de una supuesta superioridad intelectual en relación a todos los demás, incluido el Presidente, es la mejor muestra de su reinante decadencia y es obvio que es él, quien encarna lo siniestro y lo pernicioso.
No hay duda que somos muchos los que quisiéramos dejar de lado el vocabulario cotidiano sobre irresponsabilidad paterna y violencia, niños con fácil acceso a drogas, violaciones cotidianas, alcoholismo, servidumbre moral y corrupción endémica. Desearíamos estar ocupados con conceptos que sí hacen a la ética para un mejor futuro de la juventud. Que el lenguaje que oigan estuviera referido a rectitud, honestidad, justicia, libertad, lealtad, coraje y solidaridad. Pero esta realidad de pesadilla,  no mide el daño que le está haciendo a la sociedad.
Se ha vuelto agotador ser tratados a diario como imbéciles, pero si encima nos personalizan, la cuerda se tensa demasiado. Debemos sin embargo, mantener la esperanza de que en el mediano plazo y en base a la unidad, recuperaremos la seguridad jurídica, que se logrará una justicia proba y pronta, y  que ese tejido social tan manoseado y maltratado esta última década, encontrará el camino de la restauración.

lunes, 4 de abril de 2016

Humberto acude "en ayuda de los Obispos" aporta hechos contundentes que avalan la denuncia eclesial sobre la cocaína que ha penetrato al Gobierno de Morales. Morales es el máximo dirigente de cocaleros, cuyo95% de su producción está destinada a la cocaína. la amenaza de Evo a los Obispos subsiste por encina de todo...hasta cuándo?

El presidente Evo Morales ha pedido a los obispos que le hagan llegar, de inmediato, los nombres de los funcionarios del gobierno involucrados en el narcotráfico, o que se atengan a las consecuencias. Esto último se puede interpretar como la amenaza de que podría hablar con el jefe de todos ellos, yendo al Vaticano, o no se sabe qué otras medidas, porque el señor está que se lo lleva el diablo.
El pedido es un ultimátum, como lo llamó él mismo en uno de sus acostumbrados discursos, de aquellos que pronuncia al ritmo de tres por día, en cualquier lugar del país.
¿Qué le podían contestar los obispos a tan iracundo personaje?
Quizá podrían comenzar por decirle que en el Palacio Quemado hay alguien que es presidente de los cocaleros ilegales del Chapare, aquellos que producen sólo para atender la demanda del narcotráfico.
O decirle que desde 2006 hasta ahora, Bolivia se ha convertido en el centro sudamericano de producción y distribución de cocaína, como lo saben todos los vecinos. Argentina y Paraguay tienen leyes que autorizan el derribo de aviones que llevan la droga boliviana a sus territorios y Brasil está usando drones para frenar el negocio.
Un fiscal salteño, de Orán, de nombre José Luis Bruno, propuso en diciembre la construcción de un muro que impida el ingreso a Argentina de la droga boliviana. Cuando alguien le criticó por la idea, con alusiones a la frontera de Estados Unidos con México, el fiscal aclaró: “No dije muro, dije murallón”.
Podrían decirle también que, cosa rara, cuando las Fuerzas Armadas de Brasil hacen ejercicios tácticos, todos los años, los hacen en la región del Pantanal, que es, casualmente, la frontera más caliente de ingreso de la droga boliviana. Y que la revista Veja repite, cada vez que puede, que Bolivia es “A república da cocaína”, y alude a narcotraficantes brasileños que tuvieron contacto, dice la revista, con el ministro de la Presidencia de Bolivia.
La lista es larga. Podrían recordar que La Nación de Buenos Aires informó que en la frontera se cambia droga por maíz, lo que ha obligado ahora a los maiceros bolivianos a reducir sus cultivos en 30%.
Los obispos tendrían que preguntar al presidente, cuánto tiempo tiene para leer una respuesta completa, para no excederse en la carta.

viernes, 1 de abril de 2016

Karen Arauz se muestra contundente. todo el escándalo en torno al hijo de Evo y Gaby que está llegando a la saturación, ha provocado una profunda desconfianza, falta de fe en el Primer Mandatario y su "gabinete de la verguenza" que pretende defenderlo ante la mentira. Evo no ha tenido el valor civil, de afrontar los hechos con la verdad y con valentía. ahora cosecha un alto grado "quizá de desprecio y rechazo" (lo decimos nosotros) ante los ciudadanos. qué triste y vergonzoso para Bolivia.

Al final, la opinión pública será quien le ponga el cascabel al gato. La saturación está llegando al punto  de no retorno. Los ciudadanos están aprendiendo a ejercer sus derechos cívicos. Y hay que decirlo.
Evo Morales perdió su última oportunidad de remisión porque su actitud no pudo ser más equivocada al empeñar su prestigio en manos  de personajes repudiados y escudarse en el ahora conocido gabinete de la vergüenza. El no haber tenido la valentía y el honor de enfrentar al país con la verdad,  será algo de lo nunca dejará de arrepentirse.
En total decadencia del Estado, el drama humano develado ha necesitado crear un espacio por el que circule algo de aire fresco. Y eso es la mediatización de la vergüenza ajena.   La gente común se expresa vía redes sociales para aliviar su mente.  Todo se convirtió en una telenovela de implicaciones morales con una audiencia ávida de verdad nunca antes vista. La situación que no debió traspasar el ámbito político y judicial, fue convertida en la más grotesca página de nuestra historia. Los amoríos, hijos naturales, infidelidades y otros escandaletes de alcoba, siempre han sido parte de la vida de los entornos palaciegos. Intrigas amorosas y pasiones muchas veces mortales, llenan millones de páginas en la historia de la humanidad. Pero por supuesto, otra cosa es que entreteja su maraña con el sentimiento popular  cuando toca tan de cerca. Y un niño en medio de este lodazal, es mucho más de lo que muchos pueden tolerar.
El "asqueroso" -según García L.- poder judicial, está aportando con los mejores resultados para el gobierno en términos de protección e impunidad. La actuación del Fiscal General,  ha sido el súmmum de lo denigrante tratando de encubrir lo inocultable.   Este caso ha tenido la virtud, si cabe, de liberar a la sociedad de ese silencio y ese ocultar su naturaleza, que es mucho más ética que la demostrada por los actores principales de esta vergüenza  mediáticamente globalizada.
Este caso,  sin querer, es como el corolario a decenas de temas anteriores al Fondioc.  El uso indebido de influencias,  aparentemente se suma como obituario para el Proceso de Cambio que ha sido nefasto en términos de respeto de derechos humanos  e inobservancia del estado de derecho, amén de la total desinstitucionalización de un Estado que por treinta años, había venido  luchando con luces y sombras, a ser parte de un mundo globalizado y moderno. El virus inoculado con los petrodólares de Chávez y la decrepitud de Castro  en algunos países del Sudamérica, están teniendo un final similar. Lo que finalmente está matando al socialismo del siglo XXI, es el abuso de poder y la descomunal corrupción.
Esta sociedad de socorros mutuos y uniforme estrategia de uso ilimitado del poder, hicieron del enriquecimiento personal su única ideología.  Todos ellos, adoptaron una posición confrontacional con sus sociedades. Todos ellos dividieron a sus países, en dos: entre los que están con nosotros y los otros. Es a esos otros que les aplicaron calificativos "como traidores o vende patria" y judicializaron el accionar político de la oposición también con la etiqueta de derechistas imperialistas  y golpistas sediciosos. No ha habido ninguno de ellos, que no haya recurrido a conveniencia,  al teatral recurso de "intento de magnicidio", normalmente, con el fin de no solo justificar persecución, sino para tapar alguno de sus turbios procederes.
Todos han venido usando a los indígenas y a los postergados como de su propiedad. Ellos son los salvadores del pueblo pobre, aunque no toquen a un indigente ni con un palo. Pasean sus millonarios  Rolex, por las zonas más pobre y deprimidas, dándoles la ilusión de progreso, como único resultado de sus triunfos electorales que comparten con ellos en el discurso. Porque en los hechos, el triunfo siempre es gracias a las dotes y bondades del caudillo y su corte, pero si pierden, es la injerencia extranjera con ayuda de los neoliberales capitalistas a los que hay que destrozar.
Las adjudicaciones de grandes contratos, han sido "charladas" entre ellos. Y cuando se destape la olla de Lula y las grandes constructoras brasileñas, tendremos la certificación. Es un hecho que se necesita mucho dinero para mantener ese nivel de prepotencia. En ese entorno, pululan los inescrupulosos que se conforman con las burbujas  del champán de sus jefes para archivar en lo más oscuro cualquier vestigio de decencia y moralidad.
En el Foro de Sao Paulo no todo es solo suspicacia. Sus frecuentes reuniones, no son de responsables presidentes de países con innumerables problemas,  es más un lucrativo club, como en algún momento fue el de Collor de Mello, Alan García,  Menem y un par más, pero ellos sobre todo, como principiantes, se ocuparon de pasarla bomba de verdad.
Deslumbrados y ebrios de libertad cuando las luces de Broadway se encienden y los hoteles de gran lujo los acogen,  postergan su amor por los indígenas y la madre tierra, tanto como su odio por el imperio y el capitalismo.  Ya se ensayan los acordes de múltiples réquiems. Y los patos de la boda ya tienen otros planes.