Páginas vistas en total

martes, 14 de abril de 2015

del último número de la publicación Siglo 21, de Humberto Vacaflor. oportuno y duro.

Siglo 21, lo presenta así:

Dos paraestatales se van al desempleo Chávez y Gómez


Wálter Chávez y Andrés Gómez, periodistas identificados con el gobierno, pasaron a engrosar las filas de los desocupados la semana pasada.
El vicepresidente desahució al primero de ellos diciendo que ya nada había que decir sobre él, mientras que ignoró rotundamente al segundo, para sugerir una supuesta prescindencia.
Chávez se fue con un portazo, presentándose en un programa que él mismo había armado en la red paraestatal ATB a cargo de una militante del MAS.
Allí dijo que el partido estaba aquejado de una grave crisis sistémica, y que necesitaba una terapia especial: una revolución en la revolución.
Aludió con sutileza al vicepresidente, cuando dijo que la culpa de la crisis era de “los que escriben libros”.

• Gómez se fue de Erbol sin mucho ruido aunque con amargura: no le renovaron la confianza, ni el contrato.
Quienes han aprendido a descifrar lo que pasa en las entrañas del MAS dicen que ambos periodistas cometieron el error de haber discrepado con el vice en la designación de algunos candidatos en elecciones “subnacionales”, en las de 2010 y en las de ahora.
Despedirlos fue decisión del vicepresidente como reacción ante la dolorosa derrota.
• Mientras tanto, el gobierno ajusta las tuercas de la presión que ejerce sobre los medios independientes.
Ha enviado instrucciones para que ningún medio apoye la idea de una devaluación de la moneda. Sabe el gobierno que en ello se le va la vida.
• Cuando hayan vuelto del exterior, el presidente y el vice se proponen ajustar cuentas con los responsables de la derrota, y por decisión unánime comenzarán por castigar a los medios.

No aceptan que, teniendo tantos medios bajo control estricto, las cosas hayan salido tan, pero tan mal.
Quizá no sea una revolución en la revolución, pero va a ser un remezón en el abrevadero de los paraestatales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario