Páginas vistas en total

lunes, 21 de diciembre de 2015

Arturo Yánez drsde Correo del Sur trae a cuento la entrevista al Ministro de Gobierno por la CNN de la que salió mal parado, todo ello dice el periodista para cubrir con una cortina de humo el escandalote del robo perpetrado por pseudo dirigentes del agro, que al parecer no son más que ladrones que actúan en comandita y se apoderan de los recursos del Tesoro de la Nación y se niegan a devolverlos aún bajo la amenaza de prisión y chicotazos...les duele poco

Es como sostengo han quedado algunos altos cargos del gobierno luego de haber sido entrevistados por la cadena CNN; especialmente el Ministro de Gobierno con el periodista Fernando del Rincón. Más allá que se le haya ido un cero al periodista (por sí acaso tuvo la decencia y el profesionalismo de lamentarlo públicamente) está claro que las preguntas sobre el escándalo del FONDIOC arrinconaron al funcionario, alentando luego a sus compañeros del partido -por el papelón sufrido- hagan lo que mejor saben: victimizarse, presentándose –también en cadena, pues para eso también sirve el centralismo democrático- como acosados mediáticamente por el imperio, la derecha y demás vainas, ya bastantes pasaditas de moda…a esta altura del partido.

Esos afanes victimistas de funcionarios de gobierno han alcanzado –como no podía ser de otra manera- hasta al mismísimo Fiscal General que mandó una comedida cartita a la CNN y así sucesivamente varios de sus hermanos del partido, que han salido inmediatamente en defensa –dicen- del estado, aunque en realidad se trata de añoñar al compañero del partido arrinconado por las preguntas del periodista. Es que como decía la maestra del suspenso Agatha CHRISTIE: “Nada es más peligroso que una conversación para alguien que quiera esconder algo.

Así las cosas, tal parece que los altos cargos del gobierno se han mal acostumbrado a eludir sistemáticamente las preguntas incómodas, dar monólogos mal llamados “conferencias de prensa” o finalmente, conceder entrevistas con preguntones amaestrados que huyen tocar los temas urticantes y/o aceptan cualquier cosa como respuesta, salvo algunas excepciones que por si acaso, para bien aún aplican. Incluso, alguno preguntó más de la cuenta y terminó… despedido de su medio. Negocios son negocios.

Pues bien, sostengo que todo el show mediático armado luego de la entrevista al arrinconado ministro, es para distraer la atención del escándalo del FONDIOC, y que por muchos esfuerzos que la justicia lavandina está haciendo con su persecución selectiva orientada a evitar la “verdad material de los hechos” como suelen decir los colegas, esa estrategia está desbaratándose por los fusibles afectados que en un repentino arranque de memoria y conciencia, comenzaron a soltar la lengua y la trama criminal apunta cada vez MAS hacia arriba, lo que tiene bastante asustados a los jerarcas, peor cuando se han metido en una nueva campaña electoral que con los vientos de cambio que soplan en el continente, se está poniendo cada vez más cuesta arriba para la eternización en el poder y la impunidad asegurada por ese medio.

Por cierto que la prensa libre, me refiero a aquella que formula preguntas incómodas, cuestiona lo evidente y evita las reverencias a las jerarquías, está muy lejos de lo que hacen los medios paraestatales -diría yo para gubernamentales- y entonces, por esa mala costumbre, ante la crítica del poder (peor cuando es abusivo e ilimitado) se han prendido todas las alarmas del stablishment plurinacional. Bueno fuera considerar con CIPRIAN que: “la verdadera democracia, no la caricatura que tan acostumbrados nos tienen, se fortalece con el libre ejercicio de la crítica. Nadie contribuye al fortalecimiento de las instituciones, ya sean del orden público o del privado, que los cuestionamientos de sus deficiencias”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario