Páginas vistas en total

lunes, 28 de febrero de 2011

De nuevo citamos a Hoy Bolivia que publica la crónica de AP relacionada con el primer contacto del superpolicía Sanabria acusado en EEUU de ilícitos.


El jefe de Inteligencia del gobierno de Evo Morales y ex jefe de la lucha antidrogas que enfrenta acusaciones de narcotráfico en Estados Unidos pidió respeten su derecho a mantenerse en silencio y que todo contacto con él se haga a través de su abogado. El Gral. René Sanabria, detenido en Panamá y extraditado a Estados Unidos, "invoca sus derechos de permanecer en silencio y de reservarse la opinión en todos los interrogatorios", informó un documento presentado el lunes en los tribunales por la defensora pública del acusado, Christy O'Connor que publica la agencia The Associated Press (AP) y que reproduce la ABI. La nota de AP enfatiza que el documento judicial dice que Sanabria tiene el derecho de no formular declaraciones, sin importar el motivo por el que pueda pedirse su opinión, si está relacionado con su arresto, confiscaciones, fianza, evidencias, o cualquier otro asunto que pueda ser relevante. Sanabria, un general retirado de la Policía que hasta su detención se desempeñaba como el jefe de un órgano de inteligencia antidroga de Bolivia, enfrenta acusaciones de narcotráfico junto a otros cuatro cómplices. De acuerdo con los documentos presentados por la fiscalía, entre agosto de 2010 y noviembre de ese año, Sanabria, Milton Sánchez Pantoja, Marcelo Foronda y Jorge Sánchez Pantoja, se asociaron entre ellos y con otras personas para llevar drogas a Estados Unidos desde un país no identificado. Los fiscales estatales indican que entre las drogas, habrían importado cocaína. En La Paz, el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, aseguró el fin de semana que Sanabria envió a Estados Unidos un primer embarque de 144 kilos de cocaína en septiembre del año pasado vía Panamá y que preparaba un nuevo envío. Sanabria hizo su primera aparición en un tribunal federal de Miami el viernes pasado. El juez determinó entonces que debía permanecer detenido y fijó para el próximo miércoles una nueva audiencia. Allí, el acusado podría declararse culpable o inocente, y el juez podría determinar si Sanabria permanecerá detenido o puede beneficiarse con la libertad bajo fianza. De acuerdo con las acusaciones, Sanabria y sus cómplices tendrían propiedades que serían confiscadas, entre ellas varias cuentas bancarias por un total de medio millón de dólares, así como 560.000 dólares en efectivo que habrían obtenido a través de operaciones ilícitas. De ser encontrados culpables, Sanabria y su grupo enfrentan una posible condena a prisión perpetua.Sanabria se desempeñó como jefe de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcótico hasta 2008. Tras su retiro, fue designado jefe del Centro de Inteligencia y Generación de Información (CEGEIN) del ministerio de Gobierno de Bolivia, cargo que mantuvo hasta el momento de ser detenido. Las autoridades bolivianas dijeron que Sanabria habría sido detenido en Panamá junto a Marcelo Foronda Acero con antecedentes de narcotráfico en su país. No fue posible confirmar esta información en Estados Unidos. La portavoz de la fiscalía federal no respondió los mensajes de correo electrónicos enviados por The Associated Press y el portavoz de la agencia antinarcóticos DEA no respondió los llamados telefónicos de AP. Milton Sánchez Pantoja -que fue detenido en Bolivia-, Marcelo Foronda y Jorge Sánchez Pantoja aparecen como prófugos de la justicia estadounidense en los documentos judiciales. En Bolivia, mientras tanto, las autoridades seguían buscando más policías implicados en la presunta red de narcotraficantes encabezada por Sanabria. Además del coronel Milton Sánchez Pantoja, en Bolivia fueron detenidos el mayor Edwin Raúl Oña Moncada y el capitán Franz Hernando Siles Ríos, quienes fueron enviados por un juez el lunes a un penal en La Paz a la espera de un juicio. De los tres, Llorentí dijo que eran "estrechos colaboradores de Sanabria". Sánchez fue jefe de la policía antidroga en Cochabamba, centro de Bolivia y en la actualidad comandaba un cuartel policial en La Paz. El abogado del Ministerio de Gobierno, Denis Rodas, dijo el lunes en La Paz que Sanabria se valió de su cargo para eludir controles en su país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario