Páginas vistas en total

martes, 4 de junio de 2013

se agota el gas. 2016 el tope

humberto vacaflor

La angustia con que el gobierno está pidiendo a las petroleras que descubran nuevos yacimientos de gas es enternecedora, porque es una angustia que fue anunciada.
Y es triste ver que tanta soberbia, tanto orgullo, termina en lo de siempre, en una humillación.
En una anterior columna dije que las oficinas de las petroleras están alfombradas con pieles de tigres, de todos los tigres que alguna vez las desafiaron.
Ahora debo hacer una aclaración: algunos tigres demoran más que otros en convertirse en alfombras.
Sucede que los altos ingresos que produce el gas exportado se ha hecho una adicción para el gobierno actual, otra más.
No concibe la vida sin esos ingresos, del mismo modo que no entendió cómo surgieron las reservas que ahora se agotan.
Los tonos con que los gobernantes piden a las petroleras que inviertan para encontrar nuevas reservas varían desde los ruegos hasta las exigencias, pasando por ofrecimientos de cada vez mayores incentivos.
—¿Parques nacionales?
—Todos ellos están abiertos. Pueden hacer con ellos lo que quieran, pero por favor encuentren nuevos yacimientos, papitos lindos. Los originarios pueden patalear todo lo que quieran: lo importante es exportar gas. “La pachamama puede esperar” (Vacaflor.obolog.com).
La CBH acaba de elaborar un gráfico donde se puede ver que las reservas harán crisis en 2016.
¿Qué hacer con las multas previstas por los contratos de venta a Brasil y Argentina?
En el caso de Brasil, se debe pagar al contado el precio del gas que no se haya enviado. En el caso de Argentina es peor aún: hay que pagar el gas no enviado pero con una multa de 15%.
Del mercado interno no hay que preocuparse. Nadie reclama.
No hay siderurgia, no hay cemento, los tubos de la red domiciliaria siguen sin gas, pero lo urgente es exportar el gas. Eso sí que es importante. Los bolivianos pueden esperar. Siempre esperaron. No son problema.
En el comportamiento frente a las petroleras sí que hay un “proceso de cambio”. Se pasó muy rápido de ofenderlas, despreciarlas, a rogarles que, por favor, pidan lo que quieran, pero produzcan.
Lo malo es que el tiempo de acabó. Desde este momento hasta 2016 no podrá aumentar la producción en los volúmenes exigidos por los compromisos de exportación.
Enternecedor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario