Páginas vistas en total

jueves, 11 de octubre de 2012

por tercer dia consecutivo Challapata tomada por tropas del Ejército. "se quedarán hasta que sea necesario" declaró el responsable. Ver nuestro Previus


Previus. Si de veras quiere el Gobierno liquidar el tema de los "chutos" no queda otra gran solución, dolorosa aunque definitiva "quemar los chutos" o alternativamente convertirlos en "chatarra". si las FFAA no tienen equipo para convertir en chatarra vehículos y maquinaria inservible, pedir prestado a Brasil o Argentina. Será la gran fogata o el martillo pilón, una solución definitiva. De lo contrario, meses más meses menos "los chutos" serán nacionalizados y el problema empezará de nuevo. No olvidar que los chutos son fruto del trueque con cocaína o simplemente acción del contrabando en la seguridad de sacarle al Gobierno Masista, otro decretito de amnistía. Además el Gobierno debe dar señales claras y enérgicas de lo que quiere, es menos dramático y menos sangriento que buscar muertos y heridos, a veces de población civil que no es contrabandista ni culpable.

La localidad orureña de Challapata continuaba este jueves por tercer día consecutivo bajo control militar, provocando que aumente el temor de los civiles, reportó el presidente del Concejo Municipal, Pánfilo Condori.
“Los militares están patrullando las calles de Challapata. La gente tiene miedo porque hay muchos militares”, dijo.
Agregó que las autoridades civiles optaron por viajar a La Paz para reunirse con autoridades gubernamentales para analizar lo ocurrido el martes en Challapata, localidad a 115 kilómetros al sur de Oruro, y 345 kilómetros de la ciudad de La Paz.
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseveró el miércoles que los militares se mantendrán en Challapata hasta que se recobre normalidad y se tenga control de los contrabandistas de vehículos traídos desde Chile.
En Challapata está acantonado el regimiento Ranger Méndez Arcos, y fue reforzado con soldados llegados desde Patacamaya y Oruro.
El fiscal de distrito de Oruro, Gonzalo Martínez, anticipó a los periodistas de Oruro que prosiguen las investigaciones sobre la muerte de dos hombres el martes en Challapata, uno de ellos por disparo de arma de fuergo.
El “Operativo Pijchay (limpieza en quechua” también provocó al menos cinco heridos, y seis personas fueron aprehendidas, dos ellos eran ciudadanos peruanos.
El operativo militar fue dirigido en Challapata por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, el comandante de las Fuerzas Armadas, general Tito Gandarillas y la presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia, Marlene Ardaya.
"Tenemos que cortar las redes de la organización del crimen en Bolivia, vinculado al contrabando, a la internación ilegal de vehículos, al narcotráfico, a la falsificación de dinero", destacó el ministro Quintana.
La acción militar permitió ingresar a cuatro garajes donde se halló 40 vehículos, y los sobrevuelos que se hizo en Challapata constató la existencia de decenas de motorizados, todos sin papeles.
//crm//

No hay comentarios:

Publicar un comentario