Páginas vistas en total

lunes, 17 de agosto de 2015

Francisco ha puesto una fecha de oración y reflexión, el martes uno de septiembre, el Dia Mundial del Medio Ambiente para fijar las tareas de cada uno en defensa de la naturaleza y en contra del deterioro del planeta y del cambio climático que está acelerando la destrucción y el hambre y la traslación de millones de seres humanos. El Deber compara el TIPNIS como uno de los territorios en conflicto evidente.

El papa Francisco, en su reciente visita, exhortó a los bolivianos a tomar en cuenta un concepto nuevo: la ecología integral. Y explicó que ese concepto significa no solamente proteger la tierra, sino también los pueblos que la habitan. Convendría considerar esa recomendación, sobre todo ahora que en el país existe la urgente necesidad de acelerar los trabajos de exploración del territorio en busca de nuevas reservas de hidrocarburos que vengan a reemplazar a las que están en explotación y que se están agotando a un ritmo preocupante.

El presidente Evo Morales dijo, a propósito de esa necesidad de impulsar la exploración petrolera, que la consulta previa a los pueblos originarios que habitan las regiones susceptibles de ser exploradas “es una pérdida de tiempo”. Lo dijo antes de que llegara el santo padre, y es probable, dada la buena química que hay entre los dos, que el presidente haya meditado sobre el tema y esté ahora de acuerdo en que, a pesar de todas las urgencias, es preciso pensar en la ‘ecología integral’. Lo de la consulta previa es una modalidad adoptada como respuesta a las exigencias de fuerzas políticas que alegaban la necesidad de proteger el medioambiente y a los pueblos que lo habitan, de prácticas que podrían ser dañinas por parte de empresas dedicadas a la extracción de riquezas naturales. Dicha modalidad concede seis meses de plazo para que las partes involucradas se pongan de acuerdo.
Los guaraníes denunciaron en los últimos días que la empresa Total violó los compromisos que tenía de proteger el medioambiente y, en un caso específico, de cuidar los lugares que ese pueblo considera sagrados, como un cementerio antiguo. Han anunciado que si no se los atiende, ellos llegarán a bloquear la planta separadora de Río Grande. Además, quieren que el Gobierno retroceda en su intención de autorizar el ingreso de empresas petroleras a siete de las 22 áreas protegidas que existen en el país.

Eso es exactamente lo que había dicho Francisco: hay que aplicar el criterio de la ecología integral a fin de preservar los parques nacionales y respetar a los pueblos que los habitan. Quizá sea un buen criterio para aplicarlo en el conflictivo tema de la carretera por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), pues allí se conjuga un territorio de ecología muy sensible y pueblos originarios que lo habitan y que piden a las autoridades no atentar contra la fuente de agua cuya influencia abarca más de dos departamentos. Francisco ha dejado buenas enseñanzas

No hay comentarios:

Publicar un comentario