Páginas vistas en total

sábado, 16 de julio de 2011

fundadores del "SSXXI" defeccionan. se van como señal de agotamiento del proyecto chavista. allí Heinz Dieterich, aquí Raúl Prada.

Sociólogos, cientistas políticos, analistas varios que contribuyeron a la instalación del socialismo del siglo XXI en Venezuela, Bolivia y Ecuador están defeccionando de las filas “bolivarianas”. El fenómeno es un síntoma claro del agotamiento de todo un proyecto político, y ya se sabe que “cuando el barco se hunde…”.
En nuestro país, el ideólogo del Estado Plurinacional y de la Constitución de La Calancha, Raúl “Chato” Prada -uno de los artífices del grupo Comuna, desde el cual se construyeron varios de los supuestos falaces sobre los que se asentó el asalto al poder del Movimiento Al Socialismo-, se ha convertido en uno de los más feroces críticos del “desvío del proceso de cambio”.
Otro tanto sucede en Venezuela, donde la enfermedad del teniente coronel Chávez parece estar generando cierto desbande en filas oficialistas. Esto se traduce también en el alejamiento de varios intelectuales orgánicos, para usar la terminología del teórico comunista italiano Antonio Gramsci.
Entre ellos nada menos que Heinz Dieterich (foto), antiguo funcionario de la RDA reciclado en pensador del chavismo, quien ahora afirma que la revolución cubana y la bolivariana “en su configuración histórica están estructuralmente agotadas, es decir, su ciclo de vida productiva ha terminado”.
Dieterich dice que “La castración de la clase política y la ineficiencia de la burocracia no son accidentes, sino propiedades inherentes a este sistema de conducción” y que “La ineficiencia se reveló una vez más en el torpe manejo de la información de la enfermedad del presidente, en el cual resultó más verídica la información del Nuevo Herald que la del Estado bolivariano”.
Por el mismo camino van las declaraciones de la socióloga Maryclen Stellin, directora del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (CELARG), quien considera que Chávez “ya no estará más hasta en la sopa" y que “la revolución ha sido de un solo hombre y no de un equipo”.
Nada de esto quiere decir que la salida del modelo neo-populista sea sencilla, ya que las capas burocráticas que se acostumbraron al ejercicio autoritario y prebendal del poder buscarán aferrarse con uñas y dientes a la maquinaria del Estado. Pero su capacidad de seducción o engaño se ha terminado…
notishots@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario