Páginas vistas en total

domingo, 27 de noviembre de 2016

El Deber en pocas líneas muestra la historia de Fidel, las referencias de Donald Trump Vladimir Putin sobre el dictador fallecido y su relación con la invasión a Bolivia por su enviado el Che aque terminó en su derrota total por el Ejército Boliviano. bien puesto un texto preciso.

De 90 años de edad, murió el viernes por la noche, a las 22:29, Fidel Castro Ruz, el líder cubano que incorporó a su isla el proyecto universal del socialismo y que, en el propósito, despertó admiración pero también críticas y condenas. La noticia repercutió en todo el mundo pocos minutos después de que Raúl Castro Ruz, ahora presidente de Cuba como herencia de su hermano, anunciara el deceso en un breve informe que leyó ante la televisión estatal de su país, la única que existe allí.
The New York Times dijo en su edición matutina: “Ha muerto Fidel Castro, quien desafió a Estados Unidos” y, en otra nota, sintetizó la gestión de este político diciendo: “Trajo la Guerra Fría a nuestro hemisferio”. Donald Trump, presidente electo de EEUU, afirmó: “Hoy el mundo marca el fallecimiento de un dictador brutal que oprimió a su propio pueblo durante casi seis décadas”. Vladimir Putín, presidente de Rusia, comentó que Castro había sido un hombre fuerte que mantuvo sus principios con valentía. Washington y Moscú habían estado a punto de un enfrentamiento bélico en 1963, en las aguas cubanas, durante la Guerra Fría.

Las fiestas que se organizaron, incluso en las calles de Miami, de cubanos que viven en el exilio, un exilio tan largo que tienen incluso descendientes, recordó al mundo que la “revolución” de Castro fue muy dolorosa para su pueblo. El régimen logró imponer un sistema policiaco en la isla, con comisarios políticos designados por el Partido Comunista en cada manzana de las ciudades, para que ningún detalle sea ignorado por los jerarcas.

En un balance económico, la experta Anabella  Abadi dijo que antes de la “revolución”, Cuba era la tercera economía más fuerte de América Latina, y que luego se ubicó en el puesto número doce, mientras las actividades económicas languidecían. Para Bolivia, muere el político cubano que envió a nuestro país, hace 50 años, a Ernesto Che Guevara para iniciar una guerrilla que tenía el propósito de instaurar el socialismo en toda Sudamérica, con “uno o varios Vietnams”.

Aquella invasión fue derrotada por el Ejército boliviano en el sudeste de nuestro territorio mucho antes de que el socialismo sucumbiera ante la corrupción de los jerarcas soviéticos y la inviabilidad del sistema. Castro pidió que sus restos sean cremados antes de recibir los honores de ocho días de duelo. Deja una Cuba con dificultades económicas enormes y sin libertades políticas, aunque el régimen parece estar en proceso de retroceder

No hay comentarios:

Publicar un comentario