Páginas vistas en total

domingo, 15 de junio de 2014

Susana Seleme explaya en "la cumbre millonaria" no sabemos cuánto gastó Evo en pasajes, estadía y viáticos de invitados y funcionarios. feriados,cierre de calles avenidas. 80 millones para mejorar la sede. la declaración "un saludo a la bandera" "reeleccionismo mágico" este eternizarse de los regímenes en base a la mentira y el fraude...duras expresiones, aunque verdaderas.

Acontrapelo de la opinión de analistas y portavoces del régimen que preside Evo Morales, la Cumbre del G-77 + China fue un pretexto para gastar una millonada de dinero en propaganda política para su campaña electoral dentro y fuera del país, como anfitrión y presidente-candidato. Fiel a su talente autoritario que no rinde cuentas, no sabemos cuánto gastó en pasajes, estadía y viáticos de invitados y funcionarios, siempre a costa del erario. Ya podría el régimen haber atendido tan generosamente al inundado departamento de Beni.

Merced a ese talante, decretó dos días feriados, con cierre de calles y avenidas en la ciudad de Santa Cruz, sede de la cumbre. Sí se sabe que aquí se gastó $us 80,4 millones para dejarla algo mejorada. Son mejoras de poca trascendencia frente a vitales necesidades de desarrollo humano para dotar de adecuada infraestructura a hospitales y centros de salud, agua potable, alcantarillado y arreglo de calles en la pobre periferia urbana, que se inunda cada vez que llueve. Las mejoras en la capacidad hotelera citadina y otros arreglos, seguramente paliaron el desempleo y la informalidad, aunque con trabajos temporales y precarios.

La declaración de la cumbre no es vinculante y, por lo tanto, será una más, como otras tantas. Hoy se debe recordar que el actual G-77 tiene su origen en el Movimiento de Países No Alineados (Belgrado, septiembre de 1961), entonces equidistantes del capitalismo del libre mercado y del socialismo comunista, pero “impulsados por la Unión Soviética en el contexto de la Guerra Fría”, como explica el expresidente Jaime Paz Zamora (El Día,10.06.14). 

Lejos de esos tiempos y con una realidad multipolar y heterogénea, ¿a qué frente económico-ideológico responden los gobiernos populistas de Nicolás Maduro, en Venezuela; Daniel Ortega, en Nicaragua; Evo Morales, en Bolivia, y Rafael Correa, en Ecuador, entre otros presentes en la cumbre? Al ‘releccionismo mágico latinoamericano’, afines al socialismo del siglo XXI, o ‘unitario’ que le llaman ahora, pero todos capitalistas, que violan constituciones e instituciones, como el Poder Judicial y los órganos electorales, y convocan elecciones para su reproducción en el poder indefinido o de larga duración.

Las elecciones les sirven para tener un imprescindible barniz democrático, aunque manipulan el voto con trampas en padrones y circunscripciones electorales, con ‘acarreos’ de gente de un lugar a otro, amén de excluir a más de 700 perseguidos y exiliados por razones políticas

No hay comentarios:

Publicar un comentario