Páginas vistas en total

domingo, 4 de diciembre de 2016

en un sólo títuilo Caros Valverde lanza dos adjetivos duros. Compulsivo y Mentiroso refiriéndose a Evo Morales, Jefe del Estado Pluri. o sea lo acusa de ser un "mentiroso compulsivo" de esos que tienen mal genio, que evaden la mira, son impulsivos y dilatan e incumplen sus compromisos. lo de LaMia, rebasa la copa...sin respetar la vida de tantas personas...

¿Era necesario que el presidente Evo Morales acuda a una ‘disculpa-mentira’ para referirse a la aerolínea LaMia? ¿Era necesario que le diga al país “me ha sorprendido que tenía una habilitación, pero… no sabía nada, no sabía que había (tenía) una autorización, no sabía que era una empresa con matrícula boliviana”?

¿Por qué la disculpa? ¿Cuál es la razón de la misma? ¿Qué oculta el presidente Morales? ¿Por qué esa necesidad de ‘desligarse’ de cualquier cosa o hecho que lo vincule a LaMia?
¿En la mentira-disculpa tiene que ver el hecho de que el avión sea de un ex parlamentario venezolano chavista y vinculado, además, al presidente Maduro, llamado Ricardo Albacete Vidal, ligado y acusado de testaferro de un ‘empresario’ chino Sam Pa, detenido en octubre de 2015 por las autoridades de Beijing por “delitos monetarios y traición al Partido Comunista Chino”?

¿Busca la mentira-disculpa del presidente Evo Morales desligarse del hecho de que la empresa LaMia hizo su primer vuelo en mayo de 2015 y su permiso o autorización para trabajar era del 31 de julio del mismo año? ¿Es decir, se abre la posibilidad de que ‘la muñeca’ haya actuado en ese caso?

La mentira-disculpa del presidente tiene relación con el hecho de que LaMia ofició de ‘aerolínea oficial’ en la inauguración de la pista de Rurrenabaque, ocasión en la que el avión se llenó de militantes de su partido y, probablemente, ese vuelo tuvo ‘carácter gratuito’. Y si no fue así, habría que preguntarse si la Gobernación de Beni fue la que pagó el ‘chárter’.

Si tan solo por una vez el presidente Evo Morales Ayma (para que no quede duda de a quién me refiero) hubiese tenido la delicadeza de respetar el dolor de tanta gente en el continente americano y el mundo, y aseguraba que investigará a LaMia, cómo llegó al país, cuál es el tipo de contrato que se tiene con el propietario; si hay o no relación entre los poseedores de la licencia y el ‘empresario venezolano’, si aseguraba que era el primer interesado en saber cómo obtuvo LaMia su licencia indefinida, seguramente en este momento no estaría en boca y ojos del país mostrándose como ‘mentiroso compulsivo’ (no es su primera vez de “no sé”, “no conozco”, “no sabíamos”) y generando dudas, absolutamente justificadas, sobre su comportamiento personal, sobre su honestidad, en este caso, aumentando los niveles de desconfianza que ya se ponen de manifiesto por una ciudadanía cada vez más molesta.

(Nota del estribo: las características de los mentirosos compulsivos son: evasión de la mirada al hablar, mal genio, impulsividad, dilación e incumplimiento de los compromisos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario