Páginas vistas en total

lunes, 25 de junio de 2012

Chávez proteje a Evo con sus mejores expertos en seguridad. ganan en dólares y consumen wisky etiqueta azul. no hay nadie que pueda intervenir en las decisiones que asume esta Guardia Pretoriana que responde a Venezuela más que a Bolivia. H.V. nos ofrece imperdibles detalles

LARGO BRAZO DEL COMANDANTE CHAVEZ

Seguridad presidencial

En los espacios más íntimos del gobierno se sabe que cuando las papas queman, como en las horas más tensas de la rebelión policial, la seguridad del presidente Morales pasa a manos de los venezolanos.

Ningún desplazamiento del presidente puede cumplirse si no tiene el consentimiento de los oficiales venezolanos enviados por el presidente Hugo Chávez y que son muy bien pagados por el TGN boliviano.

En avión prestado: Por alguna razón, este equipo de seguridad presidencial no autorizó el viaje del presidente a Río de Janeiro en el avión presidencial.

El viaje del presidente a la reunión de Río-20 se hizo a bordo del avión del presidente de Irán, lo que vino a aumentar seguramente la seguridad, pero perjudicó la imagen del presidente Morales y del propio país entre los demás participantes de la reunión.

Los pilotos del avión de US$ 38,7MM son venezolanos y reciben un salario internacional, por milla, para envidia de los pilotos bolivianos, algunos de los cuales fueron a pasar clases para manejar esta nave.

“Periodistas” espías: Durante la asamblea de la OEA, en Tiquipaya, una cadena de Tv quiso hacer entrevistas entre los periodistas extranjeros que llegaron para cubrir el acontecimiento. Los tres primeros consultados se negaron a responder ¬–eran de nacionalidad venezolana– y explicaron que eran miembros de seguridad, aunque estaban sentados en los puestos de los periodistas, usando las máquinas ofrecidas por la Cancillería.

Dondequiera que esté el presidente Morales, las medidas de seguridad de los venezolanos son definidas desde Caracas, pasando por encima de todos los servicios policiales e incluso militares bolivianos.

Cuando estalló la crisis policial, ese aparato de seguridad adoptó las previsiones del grado más alto, el rojo, por el cual la custodia del presidente Morales queda en manos de los venezolanos, sin ninguna posibilidad de que nadie, ni siquiera él mismo, pueda cambiar lo dispuesto.

Costumbre del whisky: Se ha observado cómo en los cuarteles militares se ha creado recientemente la costumbre de consumir whisky escocés, incluso de etiqueta azul, que cuesta Bs 1.500 la botella. Como se sabe, Venezuela es el país sudamericano que más consume la famosa bebida escocesa y sus importaciones alcanzan a US$ 250MM por año según el diario británico The Herald. Antes de que llegara esta moda, los oficiales bolivianos consumían solamente singani cinteño o tarijeño y en tragos escoceses sólo llagaban a pedir los de etiqueta negra.

Los ingresos de los oficiales bolivianos de alto grado han crecido tanto que pueden darse lujos excesivos, lo que se ha hecho notorio incluso para los policías.

Unos, muy derrochadores: Los agentes venezolanos y cubanos están en todo el país. Pero hay una diferencia entre ellos. Los venezolanos tienen mucho dinero y hacen ostentación de ello, mientras que los cubanos parecen estar ahorrando, o remitiendo parte de sus ingresos a sus familias en la isla.

Los venezolanos tienen espacios exclusivos en cuarteles, sobre todo en el Chapare, en coordinación con los vuelos militares que llegan y salen sin control de las autoridades nacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario