Páginas vistas en total

jueves, 5 de septiembre de 2013

por primera vez en mucho tiempo García Linera "suavemente" se refiere a los nombramientos policiales, a raíz del escándalo Ormachea en Miami. habló de una "depuración interna" Grupo Fides

El Gobierno pide  a la policía boliviana elegir mejor a su personal que ocupa altos cargos dentro de la institución y una investigación interna,  para evitar incidentes como del ex mayor de la policía Mario Fabricio Ormachea, quien fue detenido  por agentes de la Oficina Federal de Investigación (FBI), en los Estados Unidos tratando de extorsionar al empresario y es dueño de le ex aerolinea Aerosur, Humberto Roca.

El  presidente a.i. del Estado, Álvaro García Linera, condeno el hecho cometido por el funcionario policial y  exhortó a la Fiscalía y el Ministerio Público, a iniciar las investigaciones de este caso lo más antes posible.

“Se comentó mucho en un libro de la policial, escrito por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, de este señor (Ormachea) como parte de un grupo de objeto de actos de corrupción, por lo tanto considero que la institución debe hacer una depuración interna”, señaló García,  en conferencia de prensa en Palacio Quemado.

Recalcó que  el Gobierno es respetuoso de las normas internas de la institución verde olivo, pero lamentó que antes estas denuncias de corrupción “antiguas y nuevas” que pesan sobre el ex oficial, este haya sido nombrado en un cargo superior.

“ Esta claro que (la policía) no lo hizo lo suficiente, porque si lo hubiesen hecho?, no  se hubiesen dado este tipo de antecedentes de una persona que tenía un historial previo  y que aparece en un puesto importante. Entonces es un llamado de atención, para que haya un esfuerzo en la institución policíal y otras instituciones”, agregó.

Michael Díaz, abogado en EEUU del expropietario de AeroSur Humberto Roca, informó de que el mayor de la Policía Mario Fabrizio Ormachea Aliaga, en agosto de este año, contactó en más de una oportunidad al empresario cruceño con el fin de pedirle dinero para, supuestamente, dar por terminado un proceso judicial.

El monto del dinero solicitado  por Ormachea fue de $us 30.000; sin embargo, el oficial de Policía no llegó a disponer del dinero, pues cuando contaba los $us 5.000 como parte de la primera entrega, fue aprehendido por agentes (FBI) de Estados Unidos, a quienes Roca puso en sobre aviso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario