Páginas vistas en total

lunes, 5 de noviembre de 2012

no afectará a vecino, no al comerciante, no al transportista, no al gremialista dice Romero. Previus.


Previus. De ser así como asegura Romero entonces, si es una Ley que ha de beneficiar al Tesoro, porqué no explicarla, porqué no consensuarla, porqué no convencer de sus bondades a la ciudadanía en lugar de ir a la simple negación de que perjudicará a pichicateros, contrabandistas, a los que se enriquecen de la noche a la mañana a costillas del Estado?


El ministro de Gobierno, Carlos Romero, insistió ayer que el proyecto de Ley de Extinción de Dominio de Bienes en favor del Estado afecta a los "magnates" de la delincuencia organizada y no al pueblo.

"Esta ley no ha sido diseñada para afectar al vecino, para afectar al comerciante, para afectar al transportista, para afectar al gremialista. Esta ley ha sido estructurada para afectar a los que hemos denominado los magnates de la delincuencia organizada", dijo frente a la oposición de algunos gremios a la aprobación de ese proyecto en la Asamblea Legislativa.

La norma en debate determina la confiscación de bienes mal habidos e ilícitos producto del narcotráfico, el contrabando y la corrupción.

En una entrevista con medios estatales, Romero insistió también que hay una campaña anónima de distorsión del contenido del proyecto que ha generado una "psicosis colectiva", particularmente en los transportistas y gremiales, que han amenazado con movilizaciones y huelgas si la norma llega a aprobarse en el Legislativo.

Dejó en claro que el patrimonio familiar y sus instrumentos de trabajo son "inembargables" constitucionalmente.

Señaló que los magnates de la delincuencia son los contrabandistas y narcotraficantes, que pueden llegar a adquirir decenas de inmuebles y equipos logísticos para reproducir sus actividades delincuenciales. Asimismo, rechazó el discurso que advierte que esa norma afectará a los ciudadanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario