Páginas vistas en total

martes, 20 de mayo de 2014

por el respeto a sus DDHH reclaman policías, que se encuentran incómodos en campos deportivos y escuelas, falto de baños, de buena comida, de alguna comodidad. son los policías que llegaron por cientos de La Paz y Cochabamba con motivo de la CumbreG77 a Santa Cruz.

No pasaron ni 24 horas desde que los cerca de 400 policías que llegaron de La Paz y Cochabamba, para reforzar los operativos previos y durante la cumbre del G-77 + China, se quejaran de las pésimas condiciones en las que los tienen en un coliseo del Plan Tres Mil. El subcomandante nacional de la Policía, general Rosalio Álvarez, tuvo que trasladarse hasta el coliseo para hablar con los uniformados y calmar los ánimos.
Luego de conversar con los subalternos, sin la presencia de los medios de comunicación porque, según dijo, se trataban temas ‘operativos’, Álvarez indicó que no había problemas con los subalternos, que estaban bien, que tenían tres comidas diarias y que la falta de agua fue una situación momentánea.


El subcomandante restó importancia a las quejas que hicieron el domingo varios policías recién llegados a la ciudad, aunque reconoció que hubo un problema en la entrega de los viáticos, pero aseguró que esto será resuelto inmediatamente.
“Son condiciones cuartelarias, son normales, los policías estamos acostumbrados a esta situación, vivimos así, vivimos sobre el piso en las unidades operativas”, manifestó el general Álvarez, al referirse a la vida que desde hace dos semanas llevan los efectivos instalados en el coliseo Las Orquídeas.
Ayer por la mañana, un camión de limpieza de pozos sépticos llegó hasta el lugar para solucionar el problema con los baños, pues, al parecer, el sistema sanitario del espacio deportivo ya estaba saturado.
Los llamó “maricones”
Pero en la visita de Álvarez al coliseo, algunos medios de comunicación fueron testigos de un incidente. Ante los gritos de reclamo de sus subordinados, el subcomandante los llamó “maricones”, calificativo que luego él aclaró que utiliza de una forma coloquial cuando habla con la tropa, a la que llamó su familia.
El subcomandante dijo que no ve problemas en que la tropa no tenga una mesa para comer y aseveró que este tipo de cuestionamientos no correspondían.
Las mejoras
El comandante departamental de la Policía, Johnny Requena, dijo que conversó con los subalternos y reconoció que efectivamente las condiciones del personal no eran las mejores, pero aseveró que se están haciendo las correcciones correspondientes. “Se está dividiendo el presupuesto para la alimentación que estaba siendo centralizado en este lugar, por lo que se ha dispuesto que se envíe el dinero para cada una de las unidades donde dependen del tema operativo los policías, de esta forma se mejorará el tema de la alimentación.
En cuanto a la habitabilidad, se sacará una parte del contingente a otras unidades para descongestionar y dar mejores condiciones”, explicó Requena y agregó que nada de lo ocurrido es una acción premeditada por parte de la superioridad policial.
Finalmente, el jefe policial cruceño pidió a los medios de comunicación no hacer escarnio de una debilidad que se presenta en la Policía y pidió apoyo de la prensa en sus tareas.
“Si hubo alguna falla, no ha sido una situación premeditada o en forma mala de parte de la superioridad, estamos tratando de mejorar, las condiciones no son las mejores pero no hagamos escarnio y veamos la parte humana. Son camaradas, son respetados, son queridos en todo momento dentro de la familia policial y la misión mayor que todos tenemos es mejorar la situación de la inseguridad ciudadana”, apuntó Requena.
Luego de la visita de los jefes policiales, los efectivos que ayer se animaron a contar la molestia que sentían no hablaron más.
Por la noche se supo que por instructiva superior se les dotó de un televisor para que la tropa se distraiga en sus momentos libres.
Sin condiciones
Luego de que los jefes policiales visitaran a los subalternos, al lugar también llegaron los representantes de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol) y el representante departamental de la Defensoría del Pueblo, Hernán Cabrera.
Miriam López, una de las representantes de Anssclapol, señaló que sus camaradas han venido en pésimas condiciones para su estadía y apuntó que la mayor cantidad de reclamos tenían que ver con la comida.
“No hay las condiciones que quisiéramos”, apuntó López y dijo que analizará la posición que se asumirá para gestionar mejoras para sus camaradas.
Por su parte, Cabrera hizo público un documento a través de las redes sociales en el que indica que los efectivos no tienen las condiciones adecuadas ni óptimas en el coliseo del Plan.
En el informe del representante defensorial se afirma que la mayoría de los testimonios recogidos señalan que se encontraban bien en el lugar, aunque hacían hincapié en que existen problemas con el servicio de los baños, el agua y la alimentación.
A criterio de Cabrera, se deben mejorar las condiciones para los uniformados y las autoridades deben entender que el plan de seguridad ciudadana tiene que ser integral, ya que además de realizar patrullajes en la urbe “se tiene que cumplir con los derechos humanos de los policías, quienes para hacer un buen trabajo deben contar con todos los elementos necesarios para cumplir tan delicada labor”.
Finalmente, Cabrera hizo conocer que se ha solicitado al Servicio Departamental de Salud de la Gobernación (Sedes) y a la Secretaría de Desarrollo Humano de la comuna, enviar brigadas médicas para verificar la situación de los efectivos, además de provisionarlos de vacunas y medicamentos
por 

No hay comentarios:

Publicar un comentario