Páginas vistas en total

sábado, 31 de mayo de 2014

teme Manfredo Kempff que Santa Cruz esté en vías de "miamizarse" siguiendo el ejemplo de lo que hicieron los cubanos de enviar a USA a los anticastristas, pero también a muchísimos delincuentes. interesante el paralelismo entre ambas ciudades Santa Cruz y Miami.

La población masista-andina que se ha trasladado en los últimos años a Santa Cruz nos hace recordar la Miami de fines de los 70 del siglo pasado, cuando la fuga de cubanos de la isla desafiaba hasta el hambre de los tiburones. La diferencia está en que los sobrevivientes del castrismo llegaban a buscarse la vida trabajando en EEUU, mientras que los que llegan por camionadas desde los reductos masistas cruceños o desde Chapare o Potosí vienen a votar por el MAS, en un verdadero trasplante de población, con ánimo de quedarse si consiguen avasallar alguna tierra que ya esté desmontada para producir.
Los cubanos que llegaron a Miami impusieron sus costumbres y hasta su idioma, pero a cambio de luchar mucho y de convertirse en verdaderos empresarios integrados totalmente a esa nueva patria. En el caso cruceño, durante el siglo pasado, llegaron collas que aportaron muchísimo al progreso de la actual Santa Cruz. Algunos vinieron con capitales y otros a ponerle el brazo musculoso a nuestro desarrollo. Todos dispuestos a convertirse en cruceños, sin dejar su cultura ni sus costumbres, lo que es perfectamente comprensible y lógico.
Lo malo es que ahora Santa Cruz se está ‘miamizando’ por el lado malo. El Gobierno ha decidido enviarnos, como Fidel a Miami, marielitos. ¿Recuerdan a los marielitos? No todos eran peligrosos, pero el régimen cubano, en su afán de hacerle daño al imperio, envió hasta Florida muchos delincuentes y locos, lo que produjo pavor. El MAS, en su desesperado afán de ganar Santa Cruz en las elecciones de octubre, está trabajando en el acarreo de personas desde los valles andinos, comprometidos a inscribirse y votar por S.E. en la ciudad y provincias cruceñas, como se hizo en Pando con gran éxito.
En este plan descarado, que no es sino parte del terrible fraude que asoma, no se está acarreando corderitos solamente, sino gente adoctrinada, personas violentas que vienen con un cometido determinado, asaltantes de tierras, gente de avería, a la que se le ha prometido la repartija de los campos que están en manos de los oligarcas separatistas cambas, si se gana.
Santa Cruz está ‘miamizada’, con la diferencia de que los cubanos en Miami trabajaron moliéndose el lomo para lograr la respetable posición que ostentan hoy, y los de Chapare, Yapacaní o San Julián vienen adoctrinados, a votar, cobrar e irse. O para tomar tierras y quedarse. El alcalde de San José de Chiquitos nos ha dado datos irrefutables sobre el tema. ¡Y los pandinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario