Páginas vistas en total

miércoles, 15 de agosto de 2012

se trata de una banda de forajidos. armados de pies a cabeza, asaltaron buses y camiones, robaron y mataron. hoy están en la cárcel.


En los últimos cuatro atracos, en 2011 y 2012,  se empleó el mismo modo de operar.
La banda de atracadores de “el Araña”, el alias de Marco Q. C., de nacionalidad boliviana, operaba en tres puntos estratégicos de las provincias Franz Tamayo y Bautista Saavedra, del departamento de La Paz, de acuerdo con los reportes de inteligencia de la Policía Nacional.
Marco Q. C. era el hombre más temido por los pobladores de Pelechuco, Suches y Antaquilla, regiones donde desde enero de 2011 hasta julio de 2012 se involucró en cuatro hechos con armas de fuego. Se lo sindica de asesinar a tres personas. Empero, los efectivos policiales afirmaron que se investigan al menos 10 casos registrados en el sector.
De acuerdo con las investigaciones, “el Araña” hacía labores de inteligencia en los campos mineros de la región para definir cómo y cuándo dar sus golpes.
Los pobladores del cantón Suches, donde la fuerza anticrimen de El Alto dio un certero golpe, capturando al cabecilla del clan, el pasado 10 de agosto, afirmaron que el hombre de 27 años era hábil para los negocios y se refugiaba en la comunidad de Ajamani, ubicado a 100 metros de la frontera con Perú.
Desde ese punto, según la Policía,  planificaba sus operaciones junto a sus hermanos, quienes vigilaban la zona desde el alojamiento de la comunidad Suches, donde fueron capturados junto a cómplices de nacionalidad peruana.
Los atracos. De acuerdo con el informe de la Dirección Nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), “el Araña” comandó el atraco del 25 de mayo de 2011 en Pelechuco, en el que pasajeros de un bus resultaron heridos y sufrieron el robo de oro, dinero en efectivo y teléfonos celulares.
El segundo hecho se produjo en Chijipampa, el 30 de noviembre de 2011, cuando dos personas perdieron la vida y el clan se llevó alrededor de 100.000 bolivianos. Posteriormente, se lo involucra en el caso de Pumasani, donde dos buses de las empresas de transportes Lecos y Altiplano fueron interceptados a tiros y un agricultor fue asesinado.
Finalmente, es sospechoso de participar en el frustrado atraco a una camioneta de un campamento minero de Suches, el pasado 28 de julio.
En todos los casos, el modo de operar era el mismo, con armas y motocicletas, que la Policía halló en poder de la banda criminal.
7 motocicletas utilizaba la banda para los atracos.Cada una transportaba a dos personas armadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario