Páginas vistas en total

martes, 17 de julio de 2012

Fides sintetiza lo ocurrido aquel 17 de julio, 32 años ha, cuando García Meza se tomó el poder, Arce Gómez dice que el golpe fue suyo que el otro se apoderó del mismo


Un día como hoy, hace 32 años, comenzó por la madrugada el hecho más cruento de la historia de nuestro país. Un feroz golpe de Estado contra la naciente democracia se generaba a consecuencia de un duro encuentro entre el sector más conservador de la sociedad boliviana y las organizaciones pioneras que propugnaban de manera ferviente, la defensa de los intereses de la clase obrera y popular.
García Meza le reclama a Arce Gómez el colchón que le prestó
 Hoy 17 de julio recordamos que pasaron más de tres décadas  desde que un grupo de paramilitares de la dictadura de Luis García Mesa,  asaltaba la sede de la Central Obrera Boliviana (COB), en El Prado, casi al frente del cine Monje Campero del departamento de La Paz, en el hecho asesinan al  líder del Partido Socialista (PS-1), Marcelo Quiroga Santa Cruz junto a otros líderes sindicales.
 En esta fecha, los activistas de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDDHH) exigen esclarecer el hecho y la desclasificación de los archivos secretos de las Fuerzas Armadas (FF AA) para que se revele el sitio donde se enterraron los restos del líder sindical, asimismo denuncian la existencia de un pacto de silencio entre el Gobierno de Evo Morales y las FFAA y le recuerdan a los mandatarios que tienen una deuda con la democracia nacional.
 “Si son 32 años de la desaparición forzada y el asesinato de Marcelo, hay una deuda con la democracia por parte del proceso de cambio, (…)”, expresó Edwin Claros activista de la (APDDHH).
 “Pareciera existir un pacto de silencio entre el gobierno y los militares por que hasta el momento no se ha hecho la desclasificación de los archivos secretos”, argumentó Claros resignándose a continuar el homenaje aún desconociendo el paradero de los restos de Quiroga Santa Cruz, “(…) bueno los bolivianos y los socialistas tenemos que seguir rindiendo homenaje por que al parecer ese pacto de silencio estaría obligando a esta situación, (…)”.

La Historia

En la madrugada del 17 de julio de 1980, se informa a la presidenta Lidia Gueiler sobre un alzamiento de una parte del Ejército, en la ciudad de Trinidad, de inmediato Juan Lechín Oquendo, secretario ejecutivo de la COB, convoca a una reunión de emergencia del Comité de Defensa de la Democracia (Conade).
 Un comunicado de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Mártires por la Liberación Nacional (Asofamd), relata que al promediar las 11.30 de ese día, se apoderan de la ciudad, los sonidos de las sirenas de las ambulancias y los disparos de armas de fuego.
 “Otro grupo de paramilitares dirigido por un teniente irrumpe a gritos en las oficinas de la COB y hace fuego contra la humanidad de Marcelo Quiroga Santa Cruz, quién cae ensangrentado, las otras balas dan contra la humanidad de Carlos Flores Bedregal, quien muere en el acto. En el lugar también es asesinado el dirigente Gualberto Vega Yapura”.
 “Marcelo Quiroga Santa Cruz aún con vida es arrastrado por los paramilitares e introducido en una ambulancia, los otros, Juan Lechín, Simón Reyes, Wálter Vásquez Michel y Noel Vásquez, con las manos en la nuca, fueron subidos en dos ambulancias bien custodiadas y conducidos al Estado Mayor General de Miraflores, donde son torturados, excepto Lechín, quien es conducido a otras oficinas por órdenes de Luis Arce Gómez, ministro del Interior”.
Asofamd refiere que durante el régimen de García Meza se registraron 26 asesinatos y existen 94 denuncias de desaparecidos.
Por otro lado, la intervención a medios de comunicación fue otra de las arremetidas  de este violento acontecimiento. Radio FIDES fue victima de los paramilitares quienes destruyeron las instalaciones de la emisora y miembros de la misma fueron detenidos de forma violenta, José Marco, Salvador Sanchiz, Claudio Pou y Eduardo Pérez entre ellos.
 Asimismo, se repitieron las acciones en contra de otros centros de información como las radios “San Gabriel”, “Panamericana” y “Cristal”, además del periódico “Presencia”
 A la fecha, el ex dictador García Meza y su ex Ministro del Interior, Arce Gómez, se hallan  sentenciados a 30 años de cárcel, sin derecho a indulto y están recluidos en la cárcel de máxima seguridad del país, Chonchocoro.

Por Mabel Pericon con material de Edwin Conde/Grupo FIDES

No hay comentarios:

Publicar un comentario