Páginas vistas en total

martes, 14 de enero de 2014


de millones de dólares del Dakar,
del vitalicio Evo,
del cordón de zapatos del suicidado

se ocupa Paulovic de los temas titulados y otros en su siempre divertida columna Noticia de Perfil, que el renombrado humorista mantiene desde 50 años ha.

Desilusionada por no haber intervenido en el Dakar y asegurándome que habría ganado con mi Harley Davidson, vino ayer a mi casa mi pariente espiritual para cumplir su labor rutinaria y heroica de mantenerme informado de lo que sucede en el mundo y en nuestro país, advirtiendo  cierto desánimo al darse cuenta de que los ojos del mundo ya no estaban posados en ella, ni en sus ojos chaskañawis ni en sus hermosas polleras. Para levantar su ánimo le dije que sigo mirando y admirando sus atributos, además de sus tesoros financieros, y que también lo hacen mis amigos de todo el país que leen mi columna.
La cholita agradeció mis buenos sentimientos, manifestándome que el Dakar fue en esta ocasión para que gran parte del mundo admirase la figura y las virtudes de nuestro presidente vitalicio Evo Morales, pues para eso nuestro Estado gastó algo más de cuatro millones de dólares. Sin poner en duda la apreciación del caso, le abrí el espacio para que continuara explayándose, señalándome que la presidenta de Argentina no apareció al inicio de esa carrera, que partió de ese país rumbo a Bolivia para rematar en Chile. Macacha me dijo que nuestro mandatario estuvo en Uyuni con sus yatiris y con algunos ministros en un acto indígena de carácter religioso dedicado a la Pachamama, como si esta tuviera algo que ver con la marcha de los motorizados; naturalmente se hizo tomar algunas fotografías con pilotos bolivianos y extranjeros.

Felizmente -dijo la cholita- la famosa prueba ya concluye y ahora nos enfrentamos con hechos de sucesos corruptos, en los que en una repartición policial un ciudadano apareció ahorcado con las cuerdas de sus zapatos, mucho más si se hallaba acusado de haber dispuesto ‘festinatoriamente’ de mucho dinero del programa Bolivia cambia, Evo cumple. Un poco asqueada por las características de este hecho policial, la motociclista me pidió que la inscribiera en el próximo Dakar, para disputar con Evo y con otros campeones el protagonismo de la prueba. Para alegrar un poco a mi comadre, le entregué mi motocicleta y fuimos a pasear a El Palomar, hermosa propiedad de un amigo amauta

No hay comentarios:

Publicar un comentario