Páginas vistas en total

sábado, 5 de enero de 2013

cuándo será que Evo diga una sóla palabra a favor del equilibrio del poder, de la división de fuerzas en nuestra Comunidad, de la independencia del poder judicial y el respeto que nos merece? porqué le dejan hablar en un acto destinado únicamente al inicio del Año Judicial?


Guido Nayar:  Suxo es la reina del circo, del prorroguismo, del miedo. jamás renunciará


El tiempo con sus misterios y sus inapelables sentencias, era el único que al parecer podía develar el entramado y terrible mal, que hoy se ha “apoderado del gobierno” en nuestro país. Solo el absoluto poder puede crear las condiciones donde el dinero es el fin y la injusticia el medio. Cometiendo el peor de los crímenes, delinquiendo a nombre de los débiles, instrumentando a fiscales, jueces y asesores; todos con ilegales leyes, aprobadas por su impune mayoría parlamentaria, desobedeciendo al pueblo y persiguiendo a la democracia.
Durante los últimos siete años, la supuesta “revolución democrática y cultural” se ha dado la tarea de implementar el libreto bolivariano, con puntos y comas; los mismos directores de orquesta y todo a cuenta de una deuda que crece y que solo la fatalidad de Chávez nos permitirá conocer los montos y sus condiciones.
Lo que hoy tiene a los bolivianos azorados, encabronados y desilusionados a sus simpatizantes, es el destape de la olla de la extorsión. Pues todo está perfectamente concatenado, las pruebas abundan y son irrefutables. Se suman por cientos los denunciantes, es verdaderamente millonario el botín, no hay ni la menor duda que todo lo digitaron las más altas esferas del Poder Ejecutivo; que solo están presos algunos operadores, con el fin que no hablen. La impunidad siempre ha sido el sello indeleble del MAS.
Suxo es la reina de este circo romano, donde el crimen se encargó de dar el mayor espectáculo; con abusos, dolor y muertes. El delito es el medio y el prorroguismo el fin; crucificando sueños, despedazando familias y descuartizando derechos. Toda la brutalidad y la saña inimaginable se han vertido contra las reivindicaciones, refrendadas con la voluntad mayoritaria de votantes, que han dejado impresas las páginas de la historia.
Había que imponer el miedo, pues el libreto bolivariano así lo exigía, con sacrificios y más crímenes. Venezolanos y cubanos siempre fueron los ejecutores de esta barbarie, entrenados y bien pagados, uno a uno fueron desarrollando sus macabros asaltos a la democracia regional y municipal. Donde primero policías y después militares bolivianos, se fueron subiendo al tren del horror y la traición.
Hoy intentan justificar su deslealtad con la Patria y su constitución, politizando sus instituciones, sometiéndose al dinero y al poder de turno; todo a cambio de comandancias y cargos públicos después del paso a la reserva.
Sí, tenía que ser una mujer para apelar al sentimiento de los bolivianos y luchar contra la mayor lacra de la política boliviana, la corrupción. Solo que una vez más se usaba la eterna promesa incumplida, para hacer justamente al revés de lo que los bolivianos creyeron por un tiempo. Utilizando el discurso anticorrupción, se montó el más siniestro plan para robar, encarcelar, perseguir y en algunos casos matar. Todo a nombre de la destrucción del mal; campañas publicitarias, leyes ilegales y un ejército de colaboradores de una verdadera mafia estatal.
Nardi una vez entronizada, se dio la tarea de cumplir el encargo de su padrino, nada menos que Evo, quien en más de una oportunidad ha salido a defenderla. Claro, después de ser denunciada y develado el delito. Su alteza de la extorsión, no solo ha liberado a su ex marido de la cárcel -después de robarse varios millones- le consiguió trabajo en la vice presidencia, mandó a su hija -niñera y todo- a Alemania, siempre pagado por el Estado, el delito es de amplio conocimiento. Se convirtió en la verdugo de la oposición y Luzbel de sus compañeros caídos en desgracia.
Su corte, compuesta por un verdadero ejército de delincuentes avezados, fueron sutil y efectivamente colocados en los cargos públicos claves, para manipular los operadores de justicia, con poder y padrinazgos exclusivos. Mimetizada por la protección política, conformó roscas impermeables a la prensa y tejió telarañas de chantajes y extorsiones. Hoy continúa con su repetida estratagema, de victimizarse cuando es descubierta y acusar a los que denunció, de atentar contra su persona y sus familiares, a los que ha encumbrado y protegido en todo momento.
Amenazó muchas veces con renunciar, pero nunca lo ha hecho, demostrando que cada vez que lo hace solo busca una ratificación más contundente por su padrino. Somos varios los que la que la han denunciado, el Senador Pinto con pruebas en mano por una vez, demostró sus delitos, hoy refugiado en la embajada del Brasil. Diputados de oposición y parlamentarios oficialistas, años que piden su renuncia y últimamente con mayor vehemencia. Lo curioso fue lo que presentó el periódico la Estrella del Oriente, que su majestad había sido peruana de nacimiento y que años después la habían vuelto boliviana, con todas la irregularidades y delitos de falsificación que se deben investigar. Por si eso fuera poco, su ex colega Chávez, la acusa de proteger a los principales operadores de la mayoría de extorsionadores, convertida en protectora.
Tantos indicios y pruebas en su contra, llevaron al senador de su partido Félix Martínez, pedir públicamente su cambio, cuyo pedido ha tenido amplio apoyo en las organizaciones sociales y cocaleras. La investigación continúa y el circo también, el padrino se vuelve a pronunciar a su favor y comete el delito de apología, señalando que es una de las mejores ministras. Otra evada más, confundiendo los intereses oscuros y extorsionadores del gobierno de Evo, con los sagrados principios de la Patria.
Lo que permite el surgimiento de esta descarada hipocresía, es la pura debilidad moral de aquellos que han transado con el poder, abandonando la democracia y la cobardía de los intereses económicos, que hoy demandan cupos y no exigen sus derechos. Mientras esto siga siendo la prioridad y no el cumplimiento de la ley, existirán personas como su majestad de la extorsión, que seguirán engañando al pueblo, robándole sus derechos y haciendas. Usando toda clase de tongos, desde supuestas renuncias, amenazas, promesas familiares, para recaer en que es Evo el único que puede destituir a sus ministros y liberarlos de pena y culpa. El reinado de la extorsión como política de gobierno, esta ratificada por Evo, el padrino de todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario