Páginas vistas en total

miércoles, 15 de mayo de 2013

El Deber se ocupa de Huanuni, como una bomba de tiempo. los problemas allí los creó el MAS. Evo Morales que subieron las planillas de pago, que no vengan ahora con la historia que no sabían que dirigentes de la nacionalizada "ganan más que el Presidente" que ingresaron miles de trabajadores por demagogia "por quedar bien" ahora la papa está calinte


Cientos de mineros de Huanuni están protestando en la ciudad de La Paz, dando dramatismo –y mucho ruido– a la campaña que la COB ha lanzado para exigir al Gobierno la reforma del sistema de pensiones. La decisión de los 4.700 trabajadores de esa mina de sumarse a la huelga convocada por el ente matriz del sindicalismo boliviano convirtió al paro general en una verdadera amenaza para el Gobierno.

A partir de ese momento, desde el presidente Evo Morales hasta el ministro de Minería, Mario Virreira, pasando por diputados y senadores del MAS, lanzaron críticas a los huelguistas de Huanuni. El presidente Morales llegó a decir que esta protesta lo desalienta para seguir haciendo nacionalizaciones de empresas privadas, porque él esperaba que los trabajadores se propusieran mantener alta la tasa de productividad de la mina.

 Fue el ministro Virreira quien se esmeró en ‘denunciar’ los altos salarios que perciben los trabajadores de Huanuni. Extraña denuncia, pues se trata de esquemas y niveles salariales que el propio Gobierno puso en práctica en Huanuni desde 2006, después de la masacre que acabó con la vida de 18 trabajadores.  Para disminuir los efectos de esa crisis, el Gobierno elevó la planilla de trabajadores de Huanuni de 700 a 4.700. De esa manera complació a los 4.000 cooperativistas que se habían propuesto apoderarse de la mina, provocando el sangriento enfrentamiento. No existe una investigación sobre esos hechos y, menos todavía, se ha identificado a los responsables de las muertes.

En las últimas horas, el Gobierno ha estado sugiriendo la posibilidad de aplicar cambios drásticos en la mina, porque con los nuevos precios del estaño se habría vuelto antieconómica, y peor todavía con la huelga. Se podría decir que Huanuni es uno de los casos de un conflicto creado por el propio Gobierno, que ahora no sabe cómo resolver. Elevar la planilla de trabajadores en siete veces de la noche a la mañana no es una decisión empresarial sabia, como se puede observar ahora. Y aplicar esquemas salariales irracionales, que permiten que algunos trabajadores hayan recibido ingresos superiores a Bs 50.000 en marzo pasado.

Desde 1940, la mina Huanuni es la explotación subterránea de estaño más grande del mundo, después de haber desplazado de ese puesto a la mina Catavi. Fue descubierta y explotada por la Colonia, como casi todas las minas del país, perteneció a Vicente Orlandini y luego a Simón I. Patiño. Es el yacimiento donde hay mayor presencia de ladrones de mineral que en todo el país
Consejo Editorial: Pedro F. Rivero Jordán, Juan Carlos Rivero Jordán, Tuffí Aré Vázquez, Lupe Cajías, Agustín Saavedra Weise y Percy Áñez Rivero

No hay comentarios:

Publicar un comentario